lunes octubre 26 de 2020

Por el Coronavirus Italia suspende el ciclismo hasta el 3 de abril

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, a la izquierda © Il Messaggero

Por Ciclo21

Roma, 04 de marzo_ RAM_ Las dos Strade Bianche (7 de marzo), Tirreno-Adriático (del 11 al 17 de marzo), Milán-San Remo (21 de marzo) -primer monumento de la historia suspendido en tiempos de paz-, GP Industria & Argianato Larciano (8 marzo), Popolarissima (15 marzo), Trofeo Alfredo Binda féminas (22 marzo), Semana Coppi e Bartali (25-29 marzo) y Giro Sicilia (1 a 4 abril) han sido suspendidas por el Gobierno de Italia por la política de reestricciones del gobierno transalpino por el temor a la propagación del coronavirus, como ha anunciado su primer ministro Giuseppe Conte en una rueda de prensa.

El ciclismo entra dentro del decreto gubernamental que no permite eventos deportivos durante ese tiempo a no ser que sean cubiertos y se celebren a puerta cerrada. Un texto que indica en parte que «los eventos deportivos y las competiciones de todos los tipos y disciplinas, que se celebran en todos los lugares, tanto públicos como privados, también están suspendidos; sin embargo, está permitido en municipios distintos de los enumerados en el Anexo 1 al decreto del Presidente del Consejo de Ministros del 1 de marzo de 2020 y las enmiendas posteriores, la realización de los eventos y competiciones antes mencionados, así como las sesiones de entrenamiento de atletas competitivos, dentro de instalaciones deportivas utilizadas a puerta cerrada o al aire libre sin la presencia del público; en todos estos casos, las asociaciones y clubes deportivos, por medio de su personal médico, deben realizar las verificaciones apropiadas para contener el riesgo de propagar el virus COVID-19 entre atletas, técnicos, directivos y todas las personas acompañantes que participen en él. Deportes básicos y actividades físicas en general, realizadas al aire libre o dentro de gimnasios, piscinas y centros deportivos o de cualquier tipo, se admiten solo con la condición de que sea posible permitir el cumplimiento de la recomendación.

De esta forma, Italia no tendrá ciclismo profesional -si no se renueva la prohibición- hasta el 20 de abril con el Tour de los Alpes.

Tras el anuncio gubernamental, RCS Sport, organizadora de Strade Bianche, Tirreno-Adriático y Milán-Sanremo ha hecho caso omiso y sigue manteniendo las carreras a pesar de que la prueba del sterrato con sede en Siena había de celebrarse este sábado con la baja ya de muchos equipos World Tour. La empresa sí que ha cancelado el gran fondo cicloturista del sábado, pero no así las dos pruebas profesionales y las siguientes. Esgrimen que «en los próximos días informarán de las actualizaciones después de reunirse con las autoridades competentes, empezando con una reunión con la Prefectura este jueves».

A última hora el Ineos británico ha anunciado -tras la muerte de su director Nicolas Portal– que no volverá a la competición hasta la Volta a Catalunya, perdiéndose así París-Niza -donde Egan Bernal iba a llevar el dorsal 1- y las pruebas belgas de Nokere y Bredene. «Estamos haciendo esto porque ante todo queremos cuidar a los miembros de nuestro equipo, sus familiares y amigos, que están afligidos por un compañero de equipo muy querido y cuyo funeral se llevará a cabo en los próximos días. Reconocemos también nuestro deber de atención médica para los corredores y el personal en lo que es una situación muy rápida y desafiante con coronavirus. Hemos tomado el mejor consejo médico y reconocemos que estos son tiempos excepcionales para todos, más allá del ciclismo. Reconocemos la naturaleza móvil única del ciclismo con su pelotón itinerante de ciclistas y personal en ciudades y regiones».

Sir Dave Brailsford, mánager del conjunto británico, dijo que «este es un momento singularmente triste para todos en el equipo. Hemos perdido a alguien que todos amamos mucho y todos estamos de duelo por Nico. Me gustaría agradecer a todos por sus mensajes después de las trágicas noticias de ayer. Realmente han significado mucho para todos nosotros mientras tratamos de aceptar esta terrible noticia. Nico significaba el mundo para nosotros como un equipo y es realmente conmovedor saber cuánto significaba para todos los demás en el deporte».

Sobre la crisis de la enfermedad generada en China, el técnico justificó la decisión. «Ponemos una pausa temporal en las carreras hoy debido a este conjunto único de circunstancias que enfrentamos. Es correcto para el equipo dado lo que ha sucedido, pero también creo que es lo mejor para el ciclismo y el deporte. El ciclismo es un deporte exclusivamente móvil. Tenemos el deber de cuidar tanto a nuestros corredores como a nuestro personal, pero también a las personas que viven en las áreas donde competimos. No queremos estar en una posición en la que nuestros corredores se infecten o se pongan en cuarentena potencialmente en la carrera como ya sucedió. Igualmente, somos muy conscientes de que estos son tiempos difíciles para todos los servicios de salud locales y no queremos ejercer ninguna presión o carga adicional sobre ellos cuando todo su enfoque debería centrarse correctamente en su propia población local. Los eventos recientes en el Tour de los EAU han ilustrado algunos de estos desafíos para el ciclismo como deporte».

Share Button