lunes octubre 26 de 2020

Los dramas en el campo

Por Jorge Enrique Giraldo Acevedo

Íquira, Huila, 10 de mayo_ RAM_ En la época de la pandemia del coronavirus los campesinos colombianos también tienen sus motivos para un mensaje de urgencia ante el drama que viven y que los está afectando, como a todos los habitantes del planeta, la industria, el comercio, los servicios y el trabajo de millones de personas.

En la presente época muchos campesinos han sido víctimas de la inseguridad que se presenta en las carreteras colombianas; por la acción de delincuentes se han presentado robos y saqueos de mercancías que se transportan en camiones por las diferentes vías del país.

Y, como si lo anterior fuera poco, resultaron irrisorios los programas de crédito y ayudas aprobadas recientemente por el Gobierno nacional para el sector de los pequeños y medianos productores campesinos.

En los últimos días nos enteramos de las penalidades que existen por parte de muchos campesinos cuya producción no pueden trasladarla a los sitios de comercialización;  han perdido las cosechas y en  el caso de los productores de leche su precio bajó a lo  más ínfimo;  a manera de ejemplo, algunos productores de papa en Boyacá  mostraron su cosecha almacenada ante la falta de medios para transportarla.  Con otros productos del campo la situación es la misma. es decir, todo aparece como una copia o una imagen en un espejo.

En el caso de los productores de café ahora la cosecha está amenazada por la falta de personal para la recolección. En muchas regiones del país hemos visto publicidad en procura de conseguir personal para la recolección de café.

Casualmente la publicación «Contexto Ganadero», recientemente se ocupó sobre el drama de los campesinos y sobre el particular afirmó que «pese a cuarentena, en los departamentos de Cesar y La Guajira no cesa la inseguridad».

Durante el tiempo que el país lleva bajo la medida de aislamiento preventivo obligatorio, los dos departamentos de la Costa Caribe son los más afectados por carneo, abigeato y atraco en las fincas.

Desde el inicio de la cuarentena, que empezó el pasado 24 de marzo en todo el país, los productores creían que la seguridad iba a estar controlada, ya que la restricción para salir y moverse en horas de la noche está prohibida.

Pese a esas restricciones, los delincuentes sin escrúpulos siguen afectando el patrimonio de los ganaderos a través de delitos como el abigeato, carneo e incluso los atracos en las fincas.

De acuerdo con una información recopilada por la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, durante el tiempo que lleva el aislamiento preventivo obligatorio, los dos departamentos más afectados en el país por la inseguridad son La Guajira y Cesar.

En conclusión, el robo de ganado también sigue siendo uno de los dolores de cabeza de los ganaderos colombianos y  del campesino colombiano.

[email protected]

Share Button