domingo septiembre 25 de 2022

Maestros protestan en calle y en redes: piden ser escuchados antes del regreso a clases

04 junio, 2020 Bogotá, Educación

 Bogotá, 04 de junio_ RAM_ Los maestros agremiados en la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) realizaron este jueves jornadas de protesta de manera virtual a través de las redes sociales, pero también en las calles, en la que piden que el Gobierno nacional que escuche las propuestas que tienen los docentes para el regreso a clases, con alternancia.

En el transcurso del día se adelantaron plantones y mítines a las afueras del Ministerio de Educación y de la Fiduprevisora, en Bogotá, pero también se movió de manera virtual el numeral #DuqueEscucheALosMaestros.

Mientras tanto en el resto del país se citaron plantones a las afueras de las alcaldías y gobernaciones. Según Fecode, las manifestaciones se adelantaron sin más de 40 personas en cada uno de los puntos y se mantuvo el distanciamiento social.

«La propuesta que tenemos es que debemos ajustar el plan de estudios y las actividades pedagógicas y académicas con base en el entorno y de acuerdo a las circunstancias que hoy están viviendo los jóvenes y los niños en las instituciones educativas (…) El Gobierno Nacional hoy desconocen la realidad de nuestras entidades territoriales», señaló Nelson Alarcón, presidente de Fecode.

La federación, a través de un comunicado, indicó que «persiste la postura del Gobierno Nacional de no dialogar con Fecode, menos de retomar el proceso de negociación, incumpliendo con los acuerdos pactados y las conquistas ganadas; a pesar de la solicitud formal radicada para discutir institucionalmente temas álgidos y complejos en y después de la pandemia».

Y aseguran que «arrecian las orientaciones del Ministerio de Educación, desconociendo la autonomía escolar, la libertad de cátedra y las decisiones de los gobiernos escolares, impone orientaciones y normas que tensionan y desarmonizan los ambientes escolares».

En Bogotá, al menos 40 docentes de Fecode y de la Asociación Distrital de Educadores de Bogotá (ADE) se dieron cita en las instalaciones del Ministerio de Educación, en el occidente de la capital colombiana, para protestar.

Quienes llegaron hasta allí afirmaron que sus peticiones vienen desde hace meses e incluso antes de la pandemia, por lo que decidieron hacer un plantón con distancia social y medidas de bioseguridad para no se foco de infección de la COVID-19.

“Es preferible venir a arriesgarse aquí a defender el derecho a la vida de todos los trabajadores colombianos, por una reforma al Sistema General de Participación, para que haya más recursos para la educación pública. Exigimos una renta básica”, dijo una docente.

Asimismo, los profesores aprovecharon para criticar la propuesta del Gobierno Nacional del retorno a clases presenciales en colegios públicos y privados del país y afirmaron que las condiciones de bioseguridad no están dadas para que esto suceda.

“Hay muchos padres y madres de familia que están diciendo que no van a enviar a sus hijos. ¿Por qué no los envían? Porque primero está el derecho a la salud y a la vida. En las instituciones no tenemos las condiciones de bioseguridad para volver. ¿El Gobierno va a garantizar esto en cada uno de los estudiantes?”, cuestionó una docente.

Sin embargo, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, señaló que «en estos casi dos años que llevamos acompañándolos en la Cartera Educativa, han sido más de 300 espacios con los maestros y no solamente el número impacta por lo que es y significa, sino que yo diría que lo más importante ha sido la confianza y ha sido demostrar con resultados».

Indicó que «este año hemos seguido la agenda de reuniones que tenemos en diversos temas de calidad, de la prestación del servicio y claramente conversaciones alrededor de cómo implementar estos protocolos y cómo construir con la comunidad este regreso a la presencialidad y este trabajo en casa que ha acompañado todos estos meses».

La Secretaría Distrital de Gobierno hace llamado a las Organizaciones convocantes a que busquen otras formas de protestar que no impliquen aglomeraciones

La Secretaría Distrital de Gobierno, aunque no ha sido informada de manera oficial, tuvo conocimiento de la convocatoria para la realización de diferentes movilizaciones para los días 4 y 11 de junio por parte de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, FECODE, la Asociación Nacional de Trabajadores Hospitalarios ANTHOC y el Comité Nacional de Paro.

Por lo tanto, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, ha sido enfático en afirmar que “ningún decreto distrital o nacional puede prohibir un derecho constitucional como la protesta. Por eso, aunque protestar no está en ninguna de las 46 excepciones para salir a la calle decretadas por el Gobierno Nacional, no podemos prohibirlo. Hacemos un llamado vehemente a las Organizaciones convocantes a que busquen otras formas de protestar que no impliquen aglomeraciones, tales como los cacerolazos, actividad en las redes sociales, entre otras. Nuestra policía y gestores tienen la instrucción de acompañar cualquier acto de protesta, velando en todo momento por que se guarden distancias, se usen tapabocas y no se generen aglomeraciones de más de 50 personas”.

En caso de que los organizadores decidan en realizar la movilización, los gestores de Dialogo Social y de Convivencia del Distrito acompañarán la protesta para que se cumplan los protocolos de bioseguridad, el distanciamiento social, el uso obligatorio de tapabocas y trabajarán para evitar las aglomeraciones.

De acuerdo a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, en las concentraciones se deben cumplir las medidas de bioseguridad, atender a criterios de evaluación del riesgo tomando en cuenta densidad, tiempo del evento e interacciones esperadas entre participantes, sobre carga potencial al sistema de salud y la capacidad para mitigarlos. Informar a los asistentes de los riesgos en los que incurre para su salud al asistir a la manifestación. Preservar en todo momento el distanciamiento social, garantizar el uso obligatorio de tapabocas, procurar el lavado de manos antes y después de la manifestación y evitar las aglomeraciones.

El riesgo no solo sería para los maestros, que han jugado un papel trascendental en este tiempo para cumplir con sus labores de enseñanza a través de medios virtuales, o para los profesionales de la salud y los otros grupos de manifestantes, sino para sus familiares y demás ciudadanos que se encuentren en los posibles escenarios donde se llevarán a cabo los plantones.

Cada apartamento cuenta con tres habitaciones, zona de ropas, cocina, baño, sala comedor, hall de alcobas y un espacio disponible para que el dueño le dé la destinación que considere. Además, ya cuentan con todos los servicios públicos.

Share Button