viernes octubre 23 de 2020

El Ojo del Halkón El verdadero pico de la pandemia

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez 

Bogotá, 12 de julio_ RAM_ Es importante en estos momentos de pandemia ver los errores que han cometido los gobiernos y entre ellos el de Iván Duque, cuando han pensado en la economía y de verdad han sido egoístas en no pensar en la salud de los colombianos.

Bogotá se alista a partir de este 13 de julio a iniciar una nueva cuarentena, porque las autoridades sanitarias anuncian que se inicia un periodo bastante fuerte, por asuntos del pico de la pandemia, qué es lo que se ha esperado, para saber sí estamos en condiciones o no de derrotarla.

Todas las tardes recibimos informes del Instituto Nacional de Salud en donde dicen cómo va en cifras la pandemia en Colombia y sin querer demeritar nos damos cuenta qué esas cifras no están interesando mucho, porque interesa más lo que está sucediendo en los otros países y estamos comparando olvidándonos de aquello que nos enseñaron, que era que las comparaciones eran odiosas y debía detenerse únicamente en cuenta lo que uno tenía.

El presidente Duque dice que las cosas andan muy bien, que hay que tener cuidado ,qué hay que cuidarse y en especial cuidar a los niños y a las personas mayores de 70 años ,quienes se han visto discriminados estos últimos y han pedido qué se le den libertades de salir a la calle y hacer sus actividades al mismo tiempo sus ejercicios, para evitar que su propio cuerpo se envejezca cada día más y las enfermedades los ataquen más fuertemente; pero con papel en mano y conceptos científicos se  ha hablado que las personas mayores son las más propensas de contraer el virus y qué el número de mortalidad de las personas de este rango es bastante alto, hay discusiones al respecto, yo diría, cómo aprendí en una oportunidad “doctores tiene la Santa Madre Iglesia”.

Hemos mirado mucho la pandemia y principalmente lo que ha pasado con el COVID-19, que es una enfermedad nueva para la humanidad y más para nosotros que somos más folclóricos y que no le ponemos cuidado muchas veces a lo que está sucediendo. Nos hemos olvidado que por ejemplo Colombia sufre cada día más de la pandemia del egoísmo, la deshonestidad y de los malos manejos políticos; porque sin lugar a dudas la corrupción nos está acabando y los dineros que ha ofrecido el Gobierno para ayudar a los más necesitados sí han ido a los bolsillos de unos cuantos deshonestos qué han hecho de la pandemia su agosto desde el mes de marzo.

Me parece absurdo, cuando tratamos de ponerle término a una situación natural, cuando ni los mismos científicos ,ni los gobernantes, ni ningún ser humano sabe decir cuándo va a desaparecer la pandemia y otros la han tomado más fácil y es simplemente recomendando que hay que aprender a vivir con la pandemia y simplemente tener los cuidados de los cuales tanto se ha hablado cómo son el lavado de manos, utilizar el tapabocas y estar lejos de las personas que son asintomáticas o que portan el virus .

Hay estudios y más estudios para conseguir una vacuna adecuada, diciendo que ya se sabe cuándo se va a conseguir cómo derrotar este epidemia, otros dicen que es en un año o mucho más y que simplemente la vida debe de seguir igual, reinventarse nuevamente y reactivar las actividades económicas, para ayudar a mitigar la pobreza y sacar al país adelante en el campo económico.

Comenzaron abriendo las puertas a un sector de la economía, lentamente lo fueron abriendo, hasta que todo se fue de las manos y ahora la economía informal funciona común y corriente y sin manera de pararla, porque la gente desesperada a la espera de la ayuda del Gobierno ha tenido que salir a las calles, como se dice popularmente a rebuscarse la vida.

No sé sí están siendo muy atrevidos y osados para abrir las puertas y dejar en responsabilidad de las personas el cuidarse para poder evitar que se propague más el virus, porque hemos visto los ejemplos de indisciplina que se han presentado en diferentes regiones del país y tenemos que darnos cuenta de algo; los jóvenes y las personas de mediana edad no son los más disciplinados, porque eso de creer que a cada ciudadano hay que colocarle un policía para que cuide su salud,  eso está fuera de sí y no debe de ser, pero recordemos que seguro mató a confianza y es mejor prevenir decían los abuelos qué tener que lamentar .

Se está dejando que los deportistas entrenen de manera independiente, se ha pedido cumplimiento de protocolos por parte de los equipos de fútbol, unos han cumplido otro no ,los que no han cumplido en su mayoría es porque no cuentan con los recursos y el dinero suficiente para hacer las pruebas de coronavirus, que exigen los protocolos.

Esperemos, que no nos emocionemos y abramos las puertas de los estadios y que luego tengamos que lamentarnos y que si no tenemos la oportunidad de cumplir con todos los cuidados recomendados y seguimos abriendo la economía cómo va ,nos vamos a ver enfocados a un encierro un poco más grande y de fatídicos resultados.

Se ha hecho mucha política alrededor de la pandemia. El Gobierno Central tiene su propio programa de televisión todos los días en las horas de la tarde y habla y explica a los ciudadanos,  programa que tenía una gran sintonía al comienzo y que ahora le pasa como a la emisora del pueblo que solo la escuchan los técnicos y quienes trabajan en el canal.

Dice el jefe de comunicaciones de Casa de Nariño que esto es necesario y no estamos diciendo que no, pero muchas veces la pedagogía hay que hacerla de manera tal que no canse y que la gente aprenda, porque nos hemos dado cuenta como los noticieros han perdido sintonía, por qué solo se habla del COVID-19, y temas qué tienen que ver con el Gobierno, cuando a ellos solo les interesa solucionar sus problemas económicos y sacar a sus familias adelante .

Hay que ser inteligentes, cuidadosos y trabajar pensando en el bien de todos, evitando solo agradar a ciertos sectores, mientras sacrificamos a otros tantos.

La salud en el país anda regular, la educación va por el mismo camino y la economía se siente resquebrada y lo peor de todo es que se espera una solución inmediata, porque son frentes obligatorios para la vida normal de cualquiera sociedad.

Qué decimos, todo eso es incierto, no se sabe cuándo para y mucho menos para donde vamos, pero se espera tener dirigentes inteligentes y capaces de manejar la situación, porque creemos que sin la colaboración del Gobierno, del sector económico y de las propias personas no vamos a llegar a ninguna parte y lo que nos espera es un futuro bastante gris, que no nos va a llevar a ninguna parte .

Que pena que haya llegado la época de las noticias falsas, noticias falsas que no salen solo de los portales de internet, sino de los propios medios de comunicación, que se vuelven voceros de ciertos sectores políticos que solo hablan por hablar y destilan odio en cada una de sus declaraciones.

Ahora se habla como de una gran hazaña que los Padres de la Patria van a regresar al recinto del Senado y de la Cámara para la instalación del nuevo periodo legislativo ,como si fuera algo bastante novedoso y no obligatorio, porque están cobrando los dineros sin hacer nada, y nos damos cuenta de algo que da vergüenza y es que las sesiones que se hacen de manera virtual, muchos no aparecen o son tan frescos que no se cuidan de ser vistos porque los ven cuando están haciendo otras labores o simplemente durmiendo .

Hay que tener responsabilidad civil y principalmente con quienes los han elegido y no perder el tiempo haciendo leyes de tercera o cuarta categoría, cuando el tiempo es valioso y se deben aprobar proyectos de ley que el país necesita lo antes posible.

Sé que de esta vamos a salir, pero vamos a salir con la ayuda de todos, con la responsabilidad de todos y con verdadera sinceridad, sin hacer de esta la ocasión campañas políticas y jugadas que solo benefician a unos sectores.

Es necesario que se haga una reforma política y una reforma judicial, esta última en el que se termine aquello qué ha sido el pan de cada día, que “la justicia es para los de ruana” y los de cuello blanco teniendo casa por cárcel o simplemente no son llevados a los estrados judiciales.

[email protected]

Share Button