sábado septiembre 19 de 2020

El Ojo del Halkón Terquedad, indisciplina y mucho mas

Por: Rubén Darío Mejía Sánchez

BOGOTA, 26 de julio de 2020 RAM_ Decían los abuelos que del afán no queda sino el cansancio y entendemos al presidente Duque por las presiones que tiene de los gremios económicos, de los dirigentes deportivos, en especial los del fútbol, de los medios de comunicación y en especial de un sector de sus colaboradores más cercanos.

Los seres humanos nunca aprendemos y en especial los latinos, creemos que las cosas son jugando y que no son tan serias como son y eso precisamente es lo que está sucediendo en Colombia con el asunto de la pandemia, cuando el Gobierno está pidiendo que seamos responsables en seguir los protocolos que dicen las autoridades sanitarias para evitar que se siga propagando el COVID-19 y que haya más fallecimientos como en los últimos días.

Vemos por ejemplo en América Latina cómo en Brasil, Bolivia y México el virus está haciendo de las suyas y se está sintiendo más la pandemia, y en Colombia no nos quedamos atrás, cada tarde el Gobierno hace un reporte de lo que está sucediendo y nos quedamos tan tranquilos diciendo que sí que la cosa es delicada, pero que es necesario salir a la calle a buscar el sustento diario; estoy de acuerdo con ello, pero no estoy de acuerdo que las personas salgan a la calle a hacer nada y como decían mis abuelos a buscar lo que no se les ha perdido, porque se nos olvida que cuando una persona se contagia, contagia a los demás y así como están las cosas esto no va a parar si todos no ponemos de nuestra parte y es el colmo que sea necesario que haya un policía para cada ciudadano, para recordarle en cada momento que debe cuidar su propia vida. Eso de las fiestas en los barrios y en las familias no lo entiende nadie, sólo nos dejan claro que todo ha cambiado hasta el punto de que no les interesa su propia vida y salud.

La irresponsabilidad es grande, no se cumple con los protocolos de bioseguridad y se trata de hacer noticias falsas por medio de las redes sociales, quitándole importancia a lo que está sucediendo y lo peor del caso, tratando de decir que sólo con medicamentos caseros se puede llegar a contrarrestar este mal.

Hay terquedad por parte de los gobernantes que se enfrentan unos a otros, queriendo imponer sus opiniones y no sabiendo que en momentos tan difíciles como estos, lo más importante es escuchar y estar listos a trabajar unidos por un bien común.

El Gobierno Nacional dice que las cosas no andan tan mal y que todo depende de la responsabilidad de cada ciudadano, mientras los médicos dicen que hay que tomar decisiones más drásticas, se piensa más en ampliar la apertura económica, sabiendo que es muy difícil controlar a un grupo de personas que si las dejamos en la calle no van a estar listas a colaborar para que todas las cosas salgan bien y cada quien hace las cosas como quiere.

Sabemos que es necesaria la apertura económica, pero queremos abrir todo, sin pensar lo que nos puede llegar más adelante, cuando ya el asunto no tenga freno y no se pueda controlar, es mejor prevenir que tener que lamentar dice un adagio popular.

Esperemos que seamos responsables y que nos pongamos de acuerdo en que esto no es responsabilidad de uno sino de todos para sacar adelante el país y que todo se haga de manera equilibrada, porque si no hay salud no hay forma de trabajo y si no hay trabajo no hay cómo cuidar la salud y el bienestar de todos.

Precisamente en la noche del sábado, en el programa televisivo más largo de un Gobierno en Colombia, el presidente Iván Duque dijo que no va a ver cuarentena, que todo está controlado y sigue insistiendo que todo depende del ciudadano común y corriente. Mientras tanto el Ministro de Salud dijo que se estaba llegando a muchos hogares por medio de la telemedicina y puede ser cierto pero lo que hay que tener en cuenta es que falta mucho tecnología, porque no sé si en el resto del país, pero en Bogotá está fallando mucho el internet y eso que una de las bases terrestres más importante y satelitales que hay en Colombia lo tiene la capital.

También anuncié que iba a hablar de otras cosas y no se puede dejar por fuera las salidas en falso del presidente colombiano en el momento de instalar las sesiones ordinarias del Congreso 2020 2021, y sus resúmenes como siempre para decir que sí se está trabajando bien y se le olvidó a qué es que había ido y le tuvieron que recordar que debía de instalar las sesiones en ese momento.

No sabemos que pasa muchas veces con el Gobierno, porque no entendemos las declaraciones de algunos de los funcionarios, por ejemplo, la Vicepresidenta cuando se atreve a decir que los pobres no estaban prevenidos para la llegada de la pandemia, esto hablando en el campo económico y de verdad que está muy equivocada porque esto cogió de sorpresa tanto a los ricos como a los desposeídos, estos últimos que han sufrido las consecuencias lo mismo que la clase media.

Políticamente hay mucho para decir, me contaba una persona que es muy enterada en los asuntos del Congreso que uno de los de mayor ausencia a las sesiones del Congreso colombiano en especial del Senado es el doctor Arturo Char, quién en este momento es el Presidente del Poder Legislativo en Colombia, esperamos que vaya a las sesiones, que no delegue y que se escuche porque de eso se ha quejado mucha gente, qué es poco lo que se escucha.

A la intervención de la oposición luego del discurso del Presidente el 20 de julio, creo que le faltó fuerza, parecía un discurso veintejuliero, bueno era el 20 de julio, pero estos espacios fueron hechos como réplica al Presidente, luego de una intervención pública y en especial en un momento tan importante como ese de instalación del Congreso. La doctora Ayda se fue por las ramas, no toco varios temas, se olvidó que lo importante era responder a lo opinado por el Jefe del Estado. Se va aprendiendo y esperamos que se haga con mucho profesionalismo.

Esperamos que los Padres de la Patria trabajén en esta legislatura, hay muchas cosas para hacer pero no presentando proyectos tan fuera de tono como lo hizo uno de los miembros del Centro Democrático y fue la gran idea de cedular o mejor, darle identificación a las mascotas, si esto lo escuchara mi abuelo simplemente diría y de verdad que están más perdidos que el hijo de Lindberg.

El Congreso, hablo del Senado y Cámara es para presentar proyectos importantes y no simplemente para dar saludos a la bandera, cómo se dice despectivamente.

Y por fin, se fue Jorge Enrique Vélez de la Presidencia de la División Mayor del Fútbol Colombiano,  Dimayor y se fue por la puerta de atrás, luego de cobrar una indemnización, no importa si fue mucho o poco, pero creo que es un paso en falso y que abre la puerta para que los directivos cuando saben que no están cumpliendo se aferren al poder y luego cobren grandes sumas de dinero para salir, así no es doctor Vélez y uno se queda aterrado conociendo su talante.

Vuelvo repito ya se fue Vélez, ¿será que con él se va ese grupito de personas que son de verdad verdad enemigos de los medios de comunicación y principalmente de aquellos que no les soban la solapa? espero que sí.

Veinte años cumplió el partido político MIRA, un partido conformado por gente seria y trabajadora,  que tuvieron como presidente a quien fuera uno de los mejores concejales que ha tenido Bogotá en toda la historia y al llegar al Congreso demostró que como congresista las cosas se podían hacer bien con responsabilidad y seriedad qué es lo que a muchos les falta en el mundo político. Hablo del ex concejal, ex senador, ex viceministro de trabajo y ahora viceministro del interior, Carlos Alberto Baena López.

MIRA ha estado siempre lejos de los escándalos y muchas veces han trabajado hasta con bajo perfil, aunque recordemos que en la mayoría de los proyectos para el bien de Colombia han estado ahí dando a conocer sus ideas y trabajando para que sean aprobados. Ahora forman parte de los partidos que apoyan al Gobierno de Iván Duque y me atrevo a decir, que es el partido que no ha estado involucrado en los escándalos como el resto que forman parte del séquito del Jefe del Estado.

Llegaron al poder, es decir llegaron al Gobierno, primero Carlos Alberto Baena en el Ministerio de Trabajo, en donde hizo una excelente labor, luego pasó al Ministerio del Interior donde está actualmente y es uno de los personajes del Gobierno más respetado por todos los sectores, porque sabe de los temas que trata y además sabe escuchar y es muy conciliador.

MIRA se ha destacado por la participación de la mujer, tanto en las corporaciones públicas como en la dirección del Partido y también ha estado presente la gente joven que sigue la ruta trazada por quienes han emprendido esta gran labor de llegar a la mayoría de edad, se puede esperar mucho de ellos, porque las cosas buenas no se consiguen sino con trabajo.

Comenzó como un movimiento político y ahora lo vemos como partido, con senadores y representantes, diputados y concejales y todos, gente buena que trabajan por el bien de los ciudadanos.

Reformas, reformas y reformas son las que se necesita que apruebe el Congreso y espero no cansar, pero es necesaria la reforma política, la reforma a la justicia y dar más espacio al sector de la salud y de la educación, porque debemos prepararnos y aprender del momento que vivimos a causa de la pandemia, para evitar que siempre estemos improvisando y tengamos que buscar soluciones a las carreras en el último momento.

Colombia cuenta con el talento humano y los políticos muchas veces frenan ese buen trabajo y no hablo de todos los políticos, sino de los politiqueros que no trabajan, sino que bloquean lo que hacen los demás.

No sé hasta dónde va a ser tan favorable que se pida un cartón profesional para poder llegar al Congreso de la República, que quienes aspiran a estos grandes cargos estén preparados, pero recordemos algo, que no se debe impedir a los dirigentes de la comunidad y a muchos otros que están tan capacitados de llegar a estas dignidades a trabajar por el bien del pueblo.

Esperemos aprender mucho de este momento cuando salgamos de él y no simplemente sigamos haciendo lo mismo, porque las cosas no cambiarían y lo importante es buscar la unidad, esa unidad que debe buscarse desde el seno del hogar, luego en la Academia y en la sociedad y cuando logremos todo esto dejamos los egoísmos y tratamos de equilibrar que haya más ricos y no cada día más pobres.

Hay mucha decepción con las promesas del Gobierno que no se han cumplido en gran parte, unos justificables porque no se cuenta con los dineros y otros porque simplemente se hicieron las promesas a las carreras y veamos lo que está pasando con esa mano de decretos qué han sido los más numerosos en la historia de Colombia. La Corte ha declarado que varios no están conforme a la ley sino que deben de suspenderse o hacerse cambios estructurales.

Se acerca una época muy dura y es la época preelectoral en dónde irá a haber muchas promesas y donde esperamos ya estemos fuera de este momento tan difícil y que el coronavirus sea parte de la historia, de esa historia amarga de la humanidad y que en Colombia los vende promesas no aparezcan para llegar a las gobernaciones, al Senado, a la Cámara y a la Presidencia de la República sino que sea gente buena y trabajadora y principalmente responsable, porque repito que el talento humano es bastante grande y como han repetido una y otra vez en Colombia, la gente buena es más que la mala y por eso hay que derrotar la violencia, la pobreza y la desigualdad.

[email protected]

Share Button