miércoles octubre 21 de 2020

Bogotá ofrece recompensas por identificar a personas que atacaron estaciones de policía

16 septiembre, 2020 Bogotá, Económicas

Bogotá, 16 septiembre (Reuters) – Las autoridades de Bogotá ofrecieron el miércoles recompensas de hasta 815 dólares por información que permita identificar a 13 personas que participaron en los ataques contra estaciones de policía, en medio de una ola de protestas contra la brutalidad policial que dejó 10 muertos.

Las protestas de la semana pasada, en las que fueron destruidas 75 estaciones de policía, saqueados comercios e incendiados autobuses de servicio público, ocurrieron después de que dos policías sometieron violentamente con descargas eléctricas de una pistola paralizante al ciudadano Javier Ordóñez, pese a sus súplicas de «por favor, no más».

El incidente quedó grabado en un video difundido por las redes sociales que se hizo viral después de que Ordóñez fue trasladado a una estación policial, en donde según familiares y amigos fue sometido a más abusos, antes de morir en una clínica a donde fue llevado horas más tarde.

«Así como hemos puesto en conocimiento de las autoridades la información que ha recibido la alcaldía sobre presuntos abusos policiales, también queremos poner en conocimiento de la ciudadanía la información de personas que estuvieron involucrados en presuntos actos delictivos y vandálicos la semana pasada», dijo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

«Nosotros no vamos a permitir que nadie destruya a Bogotá, que nadie agreda impunemente ni a los ciudadanos ni a los policías», afirmó la funcionaria al revelar que existen registros fotográficos y de vídeo de las 13 personas que buscan identificar plenamente.

La alcaldesa, que el domingo pidió perdón a las familias de las víctimas fatales y de los de cientos de heridos de las protestas, dijo que también pagarán una recompensa de 815 dólares a quienes entreguen videos grabados con teléfonos celulares que muestren claramente los rostros de otras personas participando de los ataques y saqueos.

Las protestas de la semana pasada se extendieron a otras ciudades de Colombia, incluida la vecina Soacha, en donde también se reportó la muerte de tres personas.

López, en compañía del comandante encargado de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Carlos Rodríguez, dijo que pese a la destrucción de las estaciones policiales la seguridad en la ciudad no se reducirá y por el contrario se incrementará, respondiendo a críticas de empresarios y comerciantes que denunciaron que la capital estaba a merced de los delincuentes.

El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, que también pidió perdón por las violaciones y abusos cometidos en la muerte de Ordóñez, reconoció el miércoles en la noche en una sesión del Congreso que «unos policías mataron a un ciudadano colombiano».

Share Button