sábado septiembre 19 de 2020

Verdad y justicia, el clamor de las familias de las víctimas en acto de perdón en la Plaza de Bolívar de Bogotá

13 septiembre, 2020 Bogotá Europa Press

Secretario de gobierno de Bogota y la La alcaldesa Claudia Lopez con una familiar de las victimas de las protestas

 Europa Press

Bogotá, 13 de septiembre_ RAM_ Desde la Plaza de Bolívar, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, lideró una ceremonia ecuménica como símbolo de perdón y homenaje a la vida de las personas que fallecieron esta semana.

La  Alcaldesa  hizo  un  sentido  homenaje  a  todas las personas  que perdieron su vida en los hechos violentos en los últimos días. “Nuestras más profundas condolencias, son pérdidas irreparables que nunca debieron suceder y que nos deben doler a todos”.

“Reconocer la gravedad de lo ocurrido, admitir que esto no debía suceder, y honrar la memoria de las víctimas y el dolor de sus familias; es el primer paso para iniciar un proceso de paz y justicia que posibilite la reconciliación”, expresó López.

Los familiares de las víctimas pidieron a las autoridades que estos hechos no queden en la impunidad y que esto que están pasando no lo tengan que vivir más familias.

«A la familia de Jaider, la familia de Julieth, la familia de Freddy, la familia de Germán, la familia de Cristian, la familia de Angie Paola, la familia de Andrés Felipe, la familia de Julián Mauricio y a las familias de todos los que resultaron heridos de bala, les pedimos perdón», ha declarado la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

También han intervenido familiares de las víctimas, como Mayra Pérez, esposa del menor de 17 años Jaider Fonseca. «Hoy no sólo debería estar la alcaldesa, acá debería estar el presidente y la Policía Nacional pidiendo disculpas y reconociendo el acto que hicieron», ha afirmado.

En representación del Gobierno han asistido Miguel Ceballos, alto comisionado de Paz y Nancy Patricia Gutiérrez, consejera delegada para los Derechos Humanos.

El acto, de carácter ecuménico también ha contado con la participación del monseñor Jaime Alberto Mancera, del pastor Emiro Roa y del presidente de la Comisión de la Verdad, padre Francisco de Roux, quien pidió justicia por lo sucedido.

«Qué intenciones había detrás de eso, alguien les dio la orden porque lo que sabemos es que desde la alcaldía y desde la ciudad no se pidió eso, para que haya justicia se tiene que conocer toda la verdad», manifestó el padre Francisco de Roux.

Acto de perdón y reconciliación en Bogotá

La alcaldesa Claudia Lopez en acto de reconciliación y perdón

En un acto ecuménico celebrado en la Plaza de Bolívar, la alcaldesa de Bogotá, Claudia López pidió perdón por los hechos trágicos que se registraron en desarrollo de la protesta social por la muerte del abogado Javier Ordoñez y rindió homenaje a las víctimas.

«Hoy estamos aquí para pedir perdón y reconocer la gravedad de los hechos… Es función de las autoridades estatales evitar que estos hechos ocurran», declaró la mandataria.

«A la familia de Jaider, la familia de Julieth, la familia de Freddy, la familia de Germán, la familia de Cristian, la familia de Angie Paola, la familia de Andrés Felipe, la familia de Julián Mauricio y a las familias de todos los que resultaron heridos de bala, les pedimos perdón”, precisó.

Al acto asistieron el alto comisionado de paz Miguel Ceballos y la consejera presidencial para los derechos humanos, Patricia Gutiérrez, en representación del gobierno nacional, lo mismo que Monseñor Jaime Alberto Mancera, del Pastor Emiro Roa y del presidente de la Comisión de la Verdad, padre Francisco de Roux.

«Reconocer la gravedad de lo ocurrido y honrar la memoria de las víctimas, es el primer paso indispensable para construir un proceso de verdad y justicia que posibilite uno de reconciliación», afirmó

Claudia López proclamó que esta es una semana de luto para Bogotá y reiteró que lo ocurrido en la ciudad «es lo más grave desde la toma del Palacio de Justicia».

Y agregó: 10 ciudadanos han sido asesinados y por lo menos 75 ciudadanos fueron heridos por arma de fuego en Bogotá, injustificadamente.

«No hay palabras fáciles para este día. Lo que ocurrió no tendría por qué haber ocurrido, pero ocurrió», advirtió la alcaldesa, quien expresó sinceras condolencias a los familiares de las víctimas de los hechos ocurridos este 9 y 10 de septiembre.

«Estamos aquí para reiterarle a cada madre, padre, hija, hijo, hermano, hermana, familiar y amigo que Bogotá los acompañará en todo momento para que se garantice verdad, justicia y responsabilidad institucional en todos los casos», complementó.

Aseguró que «pedir perdón es el primer paso para la reconciliación de Bogotá. El primer paso para la reconciliación es el reconocimiento de la gravedad y pedir perdón».

Añadió que en esta jornada, «reconocemos la gravedad de lo ocurrido y admitimos que esto no debía suceder; honrar la memoria de las víctimas y el dolor de sus familias, es el primer paso indispensable para construir un proceso de verdad y justicia que posibilite uno de reconciliación».

«Nos aseguraremos de que todas las víctimas de estos lamentables hechos se recuperen de sus heridas. No están solas, nos comprometemos a brindarles asistencia psicosocial y judicial para que sus familiares no sean olvidados y los hechos no queden en la impunidad», complementó.

Share Button