martes noviembre 24 de 2020

Bogotá espera segunda ola de COVID-19 entre noviembre y diciembre

02 octubre, 2020 Bogotá, Salud

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, vía REUTERS

Bogotá, 2 octubre (Reuters) – La capital de Colombia, Bogotá, tendrá un rebrote de los casos de coronavirus posiblemente entre noviembre y diciembre, pero se espera que sea menos fuerte que la primera ola de la pandemia que azotó a la cuidad de ocho millones de habitantes, dijo el viernes la alcaldesa Claudia López.

El país sudamericano de 50 millones de habitantes reporta a la fecha 841.531 casos y 26.397 muertos por COVID-19, mientras que en Bogotá se registran casi 272.000 contagios y 6.800 fallecimientos, según estadísticas del Instituto Nacional de Salud que revelan que en la capital colombiana alberga más de una tercera parte del total de infectados.

«Seguramente hacia finales del año, en noviembre o diciembre, podríamos tener una segunda ola mucho menor que la primera», aseguró López en un encuentro con corresponsales de prensa extranjera en la Alcaldía de Bogotá.

La funcionaria aseguró que se espera un menor impacto de una segunda ola de coronavirus debido a las medidas de seguridad que incluyen el uso obligatorio de tapabocas, el lavado frecuente de manos y el distanciamiento personal, a lo que suma una actividad permanente de rastreo de contagiados que se complementa con un aislamiento obligatorio.

López aseguró que un rebrote también sería menos fuerte por un mayor nivel de inmunidad colectiva en medio de la pandemia a lo que se suma una mejor capacidad hospitalaria para atender a los contagiados.

«Creemos que la segunda ola va a ser mucho menor que la primera, sobre todo frente al riesgo de que nos amenace el sistema hospitalario», dijo la alcaldesa al asegurar que es incierto pronosticar un aislamiento total o por sectores de la ciudad como se hizo para contener la propagación del primer brote, aunque espera que no sea necesario ningún cierre.

Bogotá levantó desde el 22 de septiembre la mayoría de las restricciones impuestas para contener la pandemia, como el ingreso a centros comerciales, supermercados y bancos dependiendo del último número del documento de identidad de las personas, aunque mantiene la prohibición de eventos masivos y el funcionamiento de bares y discotecas.

La ocupación de las unidades de cuidados intensivos de las clínicas y hospitales de la ciudad, que alcanzó más del 90% a finales de julio, está actualmente en un 62,7%, según estadísticas oficiales.

López sostuvo que los modelos epidemiológicos pronostican hasta una tercera ola de contagios para finales del primer trimestre de 2021, que también sería de menor intensidad.

Share Button