sábado diciembre 3 de 2022

Presidente del Banco de Desarrollo de América Latina renuncia en medio de denuncias de abuso de poder

El presidente del Banco de Desarrollo de América Latina, Luis Carranza, Foto : Banco de Desarrollo de América Latina – HANDOUT AGENCIA ANADOLU

Agencia ANADOLU

Caracas, Venezuela, 23 de marzo _ RAM_ Desde 2018 existe información sobre las quejas presentadas por funcionarios de la entidad, conocida como CAF, contra Luis Carranza por abuso de poder, acoso laboral y despidos masivos.

El presidente del Banco de Desarrollo de América Latina, Luis Carranza, renunció este martes 23 de marzo en medio de denuncias de abuso de poder, acoso laboral y despidos masivos.

“Esta decisión responde a mi juicio, en parte, a mi negativa a ceder el interés de algunos países de interferir políticamente en las atribuciones que el Convenio Constitutivo le otorga al Presidente Ejecutivo para designar a sus colaboradores inmediatos”, aseguró Carranza en la misiva.

En la carta, el exdirectivo continúa asegurando que durante su gestión ante la organización “se incorporaron claramente, en la normativa y en la práctica, principios de meritocracia y de integridad, ética y transparencia en las políticas y procesos de capital humano”.

Sin embargo, se rumora que su salida del organismo pudo deberse a otras circunstancias. Existe información desde 2018 sobre las quejas presentadas contra Carranza por funcionarios del banco, conocido como CAF por su antiguo nombre: Corporación Andina de Fomento.

De acuerdo con una carta firmada por Alejandra Claros, quien se desempeñó como coordinadora de Secretaría de la CAF, en la corporación ha habido por lo menos 100 personas despedidas o “invitadas a renunciar” desde 2017.

La carta fue enviada a los directores del banco “para representar ante ustedes los excesos, abusos, violencia y acoso laboral que la administración de CAF ha estado ejerciendo en contra de los funcionarios, lo que constituye un agravio que la comunidad internacional debería condenar enérgicamente”.

Otras seis cartas de empleados que llevaban más de una década en la organización aseguran que no solo hubo maltratos y acoso laboral bajo el liderazgo de Carranza, sino que también existía una cultura laboral de “chantaje y extorsión”.

Share Button