martes mayo 24 de 2022

Muere príncipe Felipe de Gran Bretaña, esposo de reina Isabel II

La reina Isabel de Gran Bretaña espera leer el discurso de la reina a los legisladores en la Cámara de los Lores, junto al Príncipe Felipe, durante la Apertura del Parlamento en el centro de Londres. May 9, 2012. REUTERS/Oli Scarff/POOL/File Photo

La reina Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo, en el Museo Marítimo, Londres, Gran Bretaña, 1 mayo 1990.
REUTERS/Mike Parsson/

Por Michael Holden, William James y Andy Bruce 

LONDRES, 9 abr (Reuters) – El príncipe Felipe, el esposo de la reina Isabel II y una figura relevante en la familia real británica durante casi siete décadas, murió a los 99 años, dijo el viernes el Palacio de Buckingham.

El Duque de Edimburgo, como era conocido oficialmente, estuvo al lado de su esposa durante los 69 años de su reinado, el más largo en la historia británica, durante el cual se ganó una reputación de ser una persona dura, con una actitud sensata y una propensión a los deslices ocasionales.

«Es con profundo pesar que Su Majestad la Reina anuncia la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo», informó el palacio en un comunicado.

«Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor. Se harán más anuncios a su debido tiempo. La Familia Real se une a personas de todo el mundo para lamentar su pérdida».

Las banderas del Palacio de Buckingham y de los edificios del gobierno de todo Gran Bretaña estaban izadas a media asta y una hora después del anuncio ciudadanos comenzaron a depositar flores fuera del Castillo de Windsor y el Palacio de Buckingham.

La página web de la familia real también estaba cerrada y mostraba una foto de Felipe junto al anuncio de su muerte.

Felipe no tendrá un funeral de estado ni yacerá en la capilla ardiente para que el público lo despida antes del funeral, dijo el Colegio de Armas, que aclaró que los arreglos cumplirán con las restricciones por COVID-19.

«El funeral no será un funeral de estado y no será precedido por una capilla ardiente. El cuerpo de Su Alteza Real descansará en el Castillo de Windsor antes del funeral en la Capilla de St George. Esto está en línea con la costumbre y con los deseos de Su Alteza Real», indicó el viernes el Colegio de Armas.

«Los arreglos del funeral fueron revisados en vista de las circunstancias imperantes derivadas de la pandemia de COVID-19 y se solicita que el público no intente asistir o participar en ninguno de los eventos que conforman el funeral», agregó.

Felipe, quien era un príncipe griego, se casó con Isabel en 1947 y jugó un papel clave en la modernización de la monarquía en el período posterior a la Segunda Guerra Mundial. Detrás de las paredes del Palacio de Buckingham, fue la persona a la que la reina acudía y en quien confiaba.

«Él fue, simplemente, mi fortaleza y apoyo durante todos estos años», declaró Isabel en un tributo inusualmente personal a Felipe en un discurso por el 50 aniversario de bodas en 1997.

Felipe pasó cuatro semanas en el hospital a principios de este año para tratar una infección para un procedimiento cardíaco, pero regresó a Windsor a principios de marzo.

Su encanto y poca disposición a tolerar a quienes lo veían como un tonto y obsecuente le valió una posición de respeto entre algunos británicos. Pero para otros, su comportamiento les parecía grosero, frío y terreno fértil para los editores de diarios, ávidos por detectar cualquier comentario fuera de lugar en los eventos oficiales.

El exoficial de la Marina reconoció que le resultó difícil abandonar una carrera militar que amaba y asumir el papel de consorte de la monarca, por el cual no tenía ningún rol constitucional claro.

Jefe de la familia

El duque de Edimburgo junto a miembros de la familia real británica van servicio navideño en Sandringham, Gran Bretaña, 25 diciembre 2017.
REUTERS/Hannah McKay

En privado, era visto como el indiscutido jefe de su familia, pero el protocolo obligaba al hombre apodado «el segundo apretón de manos» a pasar su vida pública literalmente un paso detrás de su esposa.

«No tenía precedentes. Si le preguntaba a alguien ‘¿qué esperas que haga?’, todos se quedaban en blanco, no tenían idea, nadie tenía mucha idea», recordó Felipe en una entrevista al cumplir 90 años.

El primer ministro británico, Boris Johnson, le rindió tributo al príncipe Felipe al decir que el país estará de luto junto a la familia real y la reina Isabel, quien ha perdido a su «fortaleza y apoyo de más de 70 años».

«Recordamos al duque (…) sobre todo por su firme apoyo a Su Majestad la Reina, no solo como su consorte, a su lado, cada día de su reinado, sino como su marido, su fortaleza y apoyo de más de 70 años», sostuvo Johnson.

Después de completar más de 22.000 presentaciones solo, Felipe se retiró de la vida pública en agosto de 2017, aunque apareció ocasionalmente en compromisos oficiales luego de ese momento.

Su última aparición fue en julio pasado en una ceremonia militar en el Castillo de Windsor, el palacio real al oeste de Londres donde él y la monarca han residido durante las restricciones por COVID-19.

La reina, que tiene 94 años, llegó al trono en 1952 y la pareja, que eran primos terceros, se casó en la Abadía de Westminster el 20 de noviembre de 1947. Tuvieron cuatro hijos: el príncipe Carlos, heredero al trono, la princesa Ana y los príncipes Andrés y Eduardo.

La muerte del esposo y confidente más cercano de la reina generará preguntas sobre si Isabel podría considerar abdicar, pero analistas de la realeza dicen que casi no hay posibilidades de que eso suceda.

Principe Felipe en Imágenes

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo, en carruaje rumbo al Castillo de Windsor, Gran Bretaña, 18 junio 2001.
REUTERS/

El príncipe Felipe, esposo de la reina británica Isabel II, en el Palacio de Buckingham Palace, Londres, Gran Bretaña, 2 agosto 2017.
REUTERS/Hannah McKay/

El príncipe Felipe, esposo de la reina británica Isabel II, en el Palacio de Buckingham Palace, Londres, Gran Bretaña, 2 agosto 2017.
REUTERS/Hannah McKay/

El príncipe Felipe, duque de Edimburgo, en ceremonia en La Valeta, Malta, 27 noviembre 2015.
REUTERS/Toby Melville

 

Share Button