martes abril 20 de 2021

ONU advirtió la urgencia de frenar la violencia contra excombatientes y líderes sociales en Colombia

Manifestación contra el asesinato de activistas sociales en Bogotá. REUTERS/Luisa González

 Agencia ANADOLU

Bogotá, 07 de abril _ RAM_ La Organización de Naciones Unidas exhortó al Gobierno colombiano a redoblar esfuerzos para contener el escalamiento de la violencia en los territorios del país.

En el más reciente informe sobre la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, que abarca el período del 28 de diciembre de 2020 al 26 de marzo de 2021, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, urgió a frenar la violencia contra excombatientes, comunidades afectadas por el conflicto, líderes sociales y defensores y de los derechos humanos.

El secretario general indicó que, durante este periodo, 14 excombatientes fueron asesinados, lo que eleva la cifra a 262 desde la firma del Acuerdo de Paz entre el Gobierno colombiano y las Farc-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo).

“Durante este periodo, la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos recibió información sobre 24 homicidios (incluidos los de cuatro mujeres y siete líderes indígenas) y documentó 10 masacres en las que murió un gran número de civiles (otras 12 se encuentran en verificación)”, agrega el informe.

Según Guterres, desde la firma del Acuerdo Final (2016), esta violencia se ha concentrado principalmente en 25 municipios de los Departamentos de Cauca, Nariño, Antioquia, Caquetá, Meta, Putumayo, Valle del Cauca, Norte de Santander y Guaviare.

El informe sostiene que la concentración de la violencia en algunas regiones se debe a la escasa presencia del Estado, la pobreza y la proliferación de actores armados ilegales que se disputan las economías ilícitas

“Por ello, el despliegue de la fuerza pública en las zonas más críticas, de la mano de entidades civiles del Estado, debe traducirse progresivamente en mayor control del territorio y en una mejor protección de las comunidades”, se menciona en el documento.

El informe incluye avances y desafíos en la implementación de las cinco prioridades propuestas por el Secretario General para profundizar la implementación del Acuerdo en 2021: asegurar la protección y seguridad de excombatientes, comunidades y líderes y lideresas sociales y defensores y defensoras de derechos humanos; garantizar la sostenibilidad del proceso de reincorporación; consolidar la presencia integral del Estado en las zonas afectadas por el conflicto; fortalecer el diálogo constructivo entre las partes; y fortalecer las condiciones para la reconciliación.

El Secretario General advirtió la importancia de consolidar los avances del Acuerdo de Paz durante este quinto año de implementación e hizo un llamado para que se apruebe la política pública de desmantelamiento de grupos armados ilegales, y se fortalezca la Unidad Especial de Investigación, como una oportunidad para desactivar las amenazas, responder a la violencia y combatir la impunidad.

Guterres también destacó la importancia del 2021 para el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición, y los avances de sus entidades para satisfacer los derechos de las víctimas y esclarecer capítulos dolorosos del conflicto armado.

“La resiliencia demostrada por los colombianos y las colombianas de zonas afectadas por el conflicto, que aún esperan que se haga realidad la promesa de la paz, es una inspiración y un llamado a la acción, y cada esfuerzo que se haga en 2021 será determinante para que el país avance”, agregó.

El informe sobre la Misión de Verificación de la ONU en Colombia será presentado ante el Consejo de Seguridad de la ONU el próximo 21 de abril.

Share Button