viernes agosto 12 de 2022

Con mayoría abrumadora, la Asamblea General de la ONU condena la guerra de Rusia en Ucrania

Asamblea de la ONU-Caso UCRANIA

 Michael Hernández  

Nueva York, Estados Unidos, 02 marzo de 2022_Agencia Anadolu_ La Asamblea General de la ONU rechazó rotundamente este miércoles 2 de marzo la guerra de Rusia en Ucrania mediante una resolución en la que pidió a Moscú que se retire «inmediata, completa e incondicionalmente» de su vecino de Europa del Este.

La Asamblea adoptó la medida con una mayoría aplastante de 141 votos a favor, cinco en contra y 35 abstenciones, a medida que la ofensiva rusa entra en su segunda semana.

La resolución «deplora en los términos más enérgicos» la «agresión» de Rusia y exige que el Krémlin «cese inmediatamente su uso de la fuerza contra Ucrania».

La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Linda Thomas-Greenfield, habló antes de la votación y atacó duramente a Rusia, al decir que su guerra ha «impulsado el hambre masiva y causado que muchos huyan de sus hogares”.

Aseguró, además, que Moscú ataca cada vez más la infraestructura esencial en Ucrania, incluidos «servicios vitales» que proporcionan a millones de personas agua potable para mantenerse con vida y gas para proteger a la gente de que muera congelada.

«Ahora parece que Rusia se está preparando para aumentar la brutalidad de su campaña contra Ucrania», dijo.

«Hemos visto videos de las fuerzas rusas moviendo armamento excepcionalmente letal hacia Ucrania, lo que no tiene cabida en el campo de batalla. Eso incluye municiones de racimo y bombas de vacío, que están prohibidas por la Convención de Ginebra».

Mediante un peculiar llamado directo, Thomas-Greenfield exigió que las fuerzas rusas en Ucrania «bajen sus armas y se vayan de Ucrania». En ese sentido les dijo que sus «líderes les están mintiendo».

El embajador ruso ante la OTAN, Vasily Nebenzya, acusó a Occidente de aplicar una «presión sin precedentes» sobre un «gran número de países» para que voten a favor de la resolución, y continuó acusando a los líderes de Ucrania de ser «radicales».

Rusia comenzó su ofensiva contra Ucrania el 24 de febrero, lo que ha resultado en al menos 136 muertes civiles, incluidos 13 niños y 400 heridos, incluidos 26 niños, según estimaciones de la ONU.

El ataque a nivel nacional ha forzado a cerca de 680.000 personas a huir de Ucrania hacia los países vecinos, según el organismo internacional.

Rusia intensificó su bombardeo aéreo y de artillería esta semana, particularmente en la capital, Kiev, y en la segunda ciudad más grande de Ucrania, Járkov, donde una explosión masiva sacudió la Plaza de la Libertad.

Járkov, cerca de la frontera con Rusia, alberga a 1,5 millones de personas, mientras que la población de Kiev es de casi 3 millones.

Sergiy Kyslytsya, embajador de Ucrania ante la ONU, aseguró que las fuerzas rusas «vinieron a privar a Ucrania del derecho mismo de existir».

“Los crímenes son tan salvajes que es difícil de comprender. Al enfrentarse a la resistencia total de la población ucraniana, el régimen de Putin ha procedido al uso generalizado de armas indiscriminadas, como lanzacohetes múltiples y bombas aéreas contra áreas residenciales”, enfatizó.

“Ya está claro que el objetivo de Rusia no es solo una ocupación. Es un genocidio”, agregó.

Share Button