sábado diciembre 3 de 2022

Inflación ya ‘devoró’ meta promedio del Banco de la República

08 marzo, 2022 Económicas

Sede del Banco de la República en Bogotá.Cortesía Comunicaciones BanRepublica

BOGOTA, 08 marzo de 2022_RAM_ Con una inflación que prácticamente en los dos primeros meses de 2022, con 3,33%, se ‘tragó’ la meta promedio del 3% prevista por el Banco de la República para este año, uno de los rubros que más ha incidido en esta escalada en el costo de vida es el de los alimentos.

Sin duda, los efectos de los altos costos de insumos a nivel internacional y la indexación a nivel local están jalonando los precios generales de las divisiones restantes. Un análisis de Juana Téllez, directora de investigaciones económicas del BBVA, señala que “durante febrero, los alimentos perecederos mantuvieron el protagonismo con altas variaciones mensuales en productos como papa (16,1%), cebolla (12,9%), tomate (12,4%), plátanos (10,1%) y yuca (9,2%), aunque menores que las registradas en enero, tendencia que también mostraron las carnes (1,1%)”.

Señala la analista que, “por otra parte, productos procesados como el arroz (4,3%) y las pastas alimenticias (3,9%) mostraron incrementos más pronunciados que el primer mes del año. Es así que los perecederos acumulan una variación anual de 35,5%, seguidos por las carnes con 27,8% y los procesados con 13,3%. Las alzas siguen estando explicadas por una dinámica de altos costos de agroinsumos y cuellos de botella, además de una disminución de la oferta de los productos, como es el caso de las carnes”.

Preocupaciones

Sin duda esta situación en el valor de los alimentos es una de las mayores preocupaciones de las familias colombianas, debido a su incidencia en el comportamiento general de la canasta esencial de cada hogar.

Hoy comprar comida resulta cada vez más costoso, no solo para preparar el desayuno, almuerzo o cena, sino también para las personas que deben comer afuera en restaurantes.

Como bien lo indicó el director del DANE, Juan Daniel Oviedo, “aproximadamente el 40% de la inflación que se generó en febrero, en su variación mensual, es aportada por los alimentos consumidos al interior del hogar”.

Pero, asimismo, en el rubro de restaurantes se presentó un aumento de los precios desde el incremento en el valor del ‘corrientazo’ o del almuerzo ejecutivo. Según la investigadora del BBVA, “la división de restaurantes y hoteles también registró un importante incremento en febrero, con una variación de 2,22% a causa de las presiones derivadas de los precios de alimentos y del incremento de costos relativos a la prestación del servicio, así como un posible efecto adicional producto de la normalización en el cobro de impuestos en el sector. Pero en la ponderación anual su aporte al costo de vida es de 9,43%”.

El alimento que más subió de precio fue, de nuevo, la papa, con un 140,16%, seguida por los aceites comestibles, con 48,52% y la yuca para consumo en el hogar, con 46,56%.

En la lista también se evidencia un aumento valor del plátano con 42,05%, la carne de res y derivados con 34,86% y las hortalizas y legumbres frescas con 20,61%.

La papa por las nubes

Tal vez uno de los productos que más ha afectado a las familias es la papa. En un año su valor pasó de $1.800 la libra a $3.200, debido a la disminución de los cultivos y, según los productores, al alto costo que deben pagar por los insumos.

El presidente de Fedepapa, Germán Palacio, dijo que ante el alto costo de los insumos agropecuarios en Colombia, que han afectado la cosecha de papa en el país, el alimento continuará al alza hasta junio de este año.

Según explicó Palacio, el alto costo de la papa ha estado directamente relacionado con precios de insumos como, por ejemplo, el “del fertilizante se duplicó”, lo que “ha hecho poco viable la producción de papa, que en este 2022 ha sido baja”.

El directivo aseguró que, aunque en el 2021 el sector comenzó “con mucho optimismo”, los bloqueos y los cierres viales causados durante las protestas del paro nacional afectaron las cosechas de papa, por lo que esta “no se pudo sacar y se perdió gran parte” de la misma.

Palacio sostuvo que, de los cerca de un total de 100 mil productores de papa en el país, entre el 10% y 15% se trasladaron para emprender otras actividades productivas como la ganadería, lo que impactó las cosechas de papa en Colombia.

“Otro elemento es que en muchas regiones productoras del tubérculo, como Nariño y Cundinamarca, varios cultivos se han afectado por el aumento de las lluvias, lo que ha dificultado no solo la recolección sino el transporte desde los cultivos hacia los centros de abastecimiento”, indicó el directivo gremial.

De acuerdo con estadísticas de Corabastos y remitidos a este diario, los precios de referencia de venta de papa en sus bodegas son de: $220.000 el bulto de 45 kilogramos de papa criolla limpia, mientras que el bulto de 50 kilogramos de papa criolla sucia cuesta $190.000, y el bulto de 50 kilogramos de papa parda pastusa está en $150.000 pesos.

Otros tipos de papa como la r-12 negra se cotiza en $140.000 el bulto de 50 kilogramos; el bulto de 50 kilogramos de papa sabanera en $160.000; el bulto 50 kilogramos de papa superior está en $145.000, mientras que el bulto de papa única por 50 kilogramos está en $140.000.

Teniendo en cuenta ese panorama, y de continuar este incremento de precios, en pocos días el valor de una libra de papa podría llegar entre 6.000 y 7.000 pesos. En ese sentido, con base en las estadísticas de Corabastos, desde ese lugar los comerciantes recomiendan a los hogares adquirir productos que, aunque han subido también de precio, no resultan tan costosos como la papa.

Las carnes

Asimismo, y porque hay buena oferta de pescado, en el comercio se recomiendan pescado de mar, río y cultivo, que son los más ofertados, aunque su precio puede tener un incremento debido a la cercanía de la Semana Santa, temporada en que los colombianos más consumen este tipo de carne.

Referente a los precios de la carne, la de pechuga de pollo pasó de $11.000 A $14.000; las alas de pollo aumentaron de $9.000 a $10.400, las chatas de $22.000 a $40.000, mientras que el valor del lomo de cerdo pasó de $44.000 a $56.000.

En este mismo sentido, el precio de la cadera aumentó en $1.000 su valor, pasando de $24.000 a $25.000, al igual que la costilla de $16.000 a $17.000. Por su parte, la carne de pierna o bola presentó un aumento de $22.000 a $24.000 por kilo.

Las verduras y frutas

Entre las verduras que mantuvieron su valor durante febrero están la acelga, el calabacín y la calabaza, así como la cebolla cabezona, el pimentón y el repollo.

Pero la ahuyama, la lechuga, el rábano, la remolacha y la coliflor mostraron una reducción en su precio.

Entre los vegetales que más aumentaron su precio están la alcachofa que pasó de $6.000 a $8.000 por kilo, el brócoli que aumentó el doble, pasando de valer $2.500 en diciembre de 2021 a $5.000 en febrero de 2022.

También el kilo de mazorca pasó de $1.600 a $2.200, mientras el tomate chonto que estaba en $1.900 ahora se compra a $2.700; entre tanto, la zanahoria pasó de $1.600 a $2.200.

Entre las frutas que mantienen su precio estable figuran el banano criollo, la breva, la curuba boyacense, la fresa, la guanábana, el mango, la guayaba, la papaya y la uva, que han mantenido su precio, lo mismo que el aguacate, el durazno importado, el melón, la pitahaya y la mandarina.

En cuanto a los plátanos, el colicero mantuvo su precio, mientras que el plátano hartón en canastilla pasó de $2.818 a $3.636 y el plátano hartón con presentación en bolsa pasó de $2.750 a $3.250 por kilo.

Respecto a los granos, el arroz corriente cambió su valor en $100, mientras que el frijol nima calima y el frijol radical aumentaron mil pesos, pasando de $5.000 a $6.000 cada uno.

El maíz porva, en cambio, solo varió $500, pasando de $4.000 a $4.500 por kilo. Mientras tanto, la panela presentó la mayor disminución de precio, pasando de $3.500 a $1.625.

Share Button