sábado diciembre 3 de 2022

Rusia debe responder por las consecuencias humanitarias y jurídicas: Colombia

01 marzo, 2022 Internacionales, Política

Vicepresidente y Canciller Marta Lucia Ramirez Vicepresidente y Canciller Marta Lucia Ramirez intervino en la sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas // Vicepresidencía

Nueva York, 01 marzo de 2022_RAM_ La vicepresidente y canciller Marta Lucía Ramírez intervino en la sesión extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas para abordar los ataques y amenazas de Rusia en contra de Ucrania y de la Unión Europea.

En su intervención Ramírez rechazó las violaciones a los derechos humanos que está cometiendo el Gobierno de Vladimir Putin y advirtió que «causa un sufrimiento humano como no veíamos desde la Segunda Guerra Mundial».

“Esta situación ha ocasionado pánico económico en el mundo entero, que durante los últimos días sufre el aumento desproporcionado del precio de los productos básicos energéticos y de alimentos en el mercado internacional. Los sucesos contra Ucrania han impulsado la inflación mundial y asestado un nuevo golpe al abastecimiento y a la recuperación económica que necesitan todas las naciones”, señaló Ramírez.

Según la canciller las acciones violentas en Ucrania producirán un éxodo masivo que conllevará a una nueva crisis migratoria, poniendo en serio riesgo la estabilidad y la paz de Europa y del mundo.

“Son cientos de miles de personas, entre ellos, 293 ciudadanos colombianos, quienes se encuentran hoy, a esta hora, sufriendo la inclemencia del invierno para huir de Ucrania luego de seis largas noches, abandonando una parte de sus familias y seres queridos, así como sus ahorros y sus proyectos para proteger sus vidas ante el ataque inmisericorde de las fuerzas rusas”, advirtió.

En nombre del Gobierno Colombiano la vicepresidenta también dijo que estamos ante una violación del Derecho Internacional, que es totalmente inaceptable y absolutamente injustificada.“Rusia debe responder internacionalmente por las consecuencias humanitarias, económicas, jurídicas y de toda índole, del hecho ilícito internacional en el que ha incurrido. Su ofensiva atenta contra normas internacionales imperativas quebrantando el principio de que ningún Estado debe ser objeto de amenazas o uso de la fuerza que atente contra su soberanía, su independencia política o su integridad territorial”.

Share Button