sábado diciembre 3 de 2022

Ucrania denuncia bombardeo ruso a hospital infantil y se abren corredores

09 marzo, 2022 Internacionales

Soldados rusos, en una imagen de archivo.EFE

Redacción Internacional, 9 mar (EFE).- Cuando están a punto de cumplirse dos semanas del inicio de la ofensiva rusa en Ucrania, Kiev acusó hoy a Rusia de haber bombardeado un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol mientras estaban abiertos varios corredores humanitarios acordados entre las partes para evacuar a la población civil.

Bombardeo a un hospital infantil

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, denunció este ataque aéreo ruso y pidió de nuevo el cierre del espacio aéreo ucraniano.

«Ataque directo de las tropas rusas al hospital infantil. Hay personas, niños bajo los escombros. ¡Atrocidad! ¿Cuánto tiempo más será el mundo cómplice ignorando este terror? Cierren el espacio aéreo ya», escribió Zelenski en Twitter.

Por su parte, el jefe de la administración militar regional, Pavlo Kyrylenko, publicó un vídeo en Facebook que muestra la magnitud de los daños causados.

El ataque, que causó al menos 17 heridos según las autoridades ucranianas, tuvo lugar mientras estaban abiertos seis corredores humanitarios para la evacuación de civiles de las ciudades, en medio de acusaciones mutuas de incumplimiento de las treguas.

Corredores humanitarios

Según el jefe de la facción parlamentaria del partido gobernante ucraniano Servidor del Pueblo, David Arajamia, durante el último día fueron evacuados más de 40.000 civiles de localidades de todo el país donde se desarrollan las hostilidades.

«En un día de toda Ucrania se ha podido evacuar a más de 40.000 mujeres y niños», escribió Arajamia en Facebook. «Seguimos trabajando, los puntos más problemáticos son Mariúpol, Jarkov y la región de Kiev», agregó, sin especificar de qué ciudades fueron evacuados los civiles y qué rutas emplearon.

Antes, el jefe del centro de coordinación humanitaria del Ministerio de Defensa ruso, general Mijail Mizintsev, dijo que habían propuesto oficialmente a Kiev abrir diez corredores humanitarios este miércoles y llevar a cabo la evacuación de civiles y ciudadanos extranjeros de Kiev, Chernihiv, Sumy, Jarkov y Mariupol, y que las fuerzas rusas cesaron el fuego desde las 10 de la mañana hora local.

Pero señaló que la parte ucraniana propuso tres más: desde la ciudad de Energodar a Zaporiyia, desde Volnovaja a Pokrovsk y desde la ciudad de Izyum en la ciudad de Lozovaya, y que Rusia estuvo de acuerdo con esas rutas adicionales.

El Ministerio de Defensa ruso informó, por otra parte, de que las fuerzas de la autoproclamada República Popular de Lugansk (en el Donbás) tomaron el miércoles el control de otras tres localidades, Zatyshne, Pischanka y Surovtsivka, durante el día de hoy.

Mientras, el Gobierno ruso reconoció hoy oficialmente que ha enviado a algunos reclutas a la llamada «operación militar especial», como denomina a la invasión de Ucrania, y dijo que está tomando medidas para que todos ellos regresen a Rusia.

“Lamentablemente, se han revelado algunos casos en los que había reclutas en las unidades de las Fuerzas Armadas rusas que participan en la operación militar especial en Ucrania. Casi todos esos miembros del servicio han sido traídos a Rusia”, dijo Konashenko.

Una de esas unidades, «que tenía asignadas tareas de apoyo al servicio de combate, fue atacada por un grupo de sabotaje de un batallón” ucraniano y que «algunos militares, incluidos reclutas, fueron capturados», dijo el portavoz del Ministerio de Defensa, Ígor Konashenkov, según informan las agencias rusas.

Hasta ahora los responsables militares rusos, y el propio presidente Vladímir Putin, habían negado insistentemente que se hubiera enviado a reclutas a la ofensiva contra Ucrania.

La central de Chernóbil sin electricidad

Esta mañana, la Compañía Nacional de Energía Ukrenergo informó de que la planta nuclear de Chernóbil se había quedado sin electricidad debido a los ataques de las tropas rusas.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmitró Kuleba, alertó de que los generadores de electricidad que abastecen a la central tienen una capacidad de reserva de unas 48 horas y, transcurrido ese tiempo, sus sistemas de enfriamiento se pararán.

«Los generadores de reserva por diésel tienen una capacidad de 48 horas para alimentar la central nuclear de Chernobil. Después de eso, los sistemas de enfriamiento de la instalación de almacenamiento de combustible nuclear se detendrán, lo que hará que las fugas de radiación sean inminentes», advirtió Kuleba en un mensaje en la red Twitter.

Pero después el Ministerio de Defensa ruso acusó a las fuerzas ucranianas de haber atacado la red eléctrica que abastece a la central nuclear y aseguró que fueron expertos rusos quienes actuaron inmediatamente para cambiar a los generadores diésel de reserva.

“Debo señalar con gran pesar que los nacionalistas ucranianos cometieron otra provocación, una provocación extremadamente peligrosa. Atacaron la subestación y las líneas eléctricas que alimentan la planta de energía nuclear de Chernóbil. Los expertos rusos tomaron medidas inmediatas para cambiar a fuentes de energía del generador diesel de respaldo «, dijo el viceministro de Defensa de Rusia, Nikolai Pankóv.

Por su parte, el viceministro de Energía ruso, Pavel Sorókin, afirmó que, «en este momento, la parte bielorrusa ha resuelto el problema de restaurar el suministro de energía de forma permanente desde el sistema energético bielorruso». EFE

Rusia reconoce que envió reclutas a Ucrania y dice destruyó defensa antiaérea

Madrid, 9 mar (EFE).- El Gobierno ruso reconoció hoy oficialmente que ha enviado a algunos reclutas a la llamada «operación militar especial», como denomina a la invasión de Ucrania, y dijo que está tomando medidas para que todos ellos regresen a Rusia.

“Lamentablemente, se han revelado algunos casos en los que había reclutas en las unidades de las Fuerzas Armadas rusas que participan en la operación militar especial en Ucrania. Casi todos esos miembros del servicio han sido traídos a Rusia”, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa, Ígor Konashenkov, según informan las agencias rusas.

Konashenko afirmó que una de esas unidades, «que tenía asignadas tareas de apoyo al servicio de combate, fue atacada por un grupo de sabotaje de un batallón” ucraniano y que «algunos militares, incluidos reclutas, fueron capturados».

El portavoz aseguró que «se están tomando medidas exhaustivas para que los reclutas no puedan ser enviados a las áreas de combate y para que los militares capturados sean puestos en libertad”.

Hasta ahora, los responsables militares rusos, y el propio presidente Vladímir Putin, habían negado insistentemente que se hubiera enviado a reclutas a la ofensiva contra Ucrania.

En la misma rueda de prensa, el portavoz militar dijo que las fuerzas rusas han destruido casi la totalidad de la defensa antiaérea de Ucrania, desde la invasión el pasado de 24 de febrero con el pretexto de proteger a las regiones separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk.

«En el curso de la operación han sido destruidos en total 2.786 instalaciones de la infraestructura militar de Ucrania. (…) Para el día de hoy han sido inutilizados el 90 % de los aeródromos militares en los que se basaba el grueso de la aviación militar», señaló.

Además, las tropas rusas han inutilizado más del 90 % de los sistemas de defensa antiaérea de largo y mediano alcance, así como 81 puestos de radiolocalización de la fuerza aérea enemiga, por lo que Ucrania «ha perdido prácticamente el mando militar de la aviación militar y de la defensa antiaérea».

Precisó que antes de la «operación militar especial», como califica Rusia su ofensiva en Ucrania, ese país disponía de «hasta 250 aviones y helicópteros de guerra», pero que el ejército ruso ha destruido ya 89 aviones y 57 helicópteros, teniendo en cuenta que aún antes de la invasión parte del parque aéreo militar ucraniano se refugió en Rumanía y no participa en los combates.

Agregó que en el ejército ucraniano «prácticamente, no han quedado pilotos de primera y segunda clase» y que actualmente se registran «contados» intentos de vuelo de la aviación de guerra de ese país.

Según Konashenkov, a falta de datos propios, el ejército de Ucrania intenta obtener información sobre la situación aérea del centro de mando de aviones E-A3 del sistema AWACS-OTAN instalado en la ciudad ucraniana de Vínnitsa, que patrullan las 24 horas del días los cielos de la vecina Polonia.

También dio cuenta de que en el curso de la operación bélica contra el país vecino el ejército ruso destruyó asimismo 953 tanques y carros blindados ucranianos, 101 sistemas de lanzamiento de misiles múltiples a reacción, 351 cañones y morteros, 93 drones y 718 camiones y otros vehículos militares. EFE

Share Button