martes agosto 4 de 2020

El humor está de luto murió Óscar Meléndez

18 mayo, 2015 Cine, Farándula, Variedades

Oscar Melendez

El humorista Óscar Meléndez, uno de los fundadores del programa de la televisión colombiana Sábados Felices, falleció este lunes en la capital de la república, según confirmaron sus compañeros y amigos a través de las redes sociales.

Óscar Meléndez, fallecido en la noche del domingo, a los 82 años, llegó a la televisión por llamado de Alfonso Lizarazo. Era 1972, Caracol había hecho la licitación para un espacio de humor los sábados que llevaría el nombre de Campeones de la Risa.

Con Lizarazo al frente, quien se convertiría en su presentador, se buscó un elenco de humoristas, pensando en hacer un semillero, así como lo había hecho en experiencias anteriores con talentos musicales.

«Busqué gente que me resultara simpática, sin importar de dónde provenían o qué hacían -recordó Lizarazo en entrevista con la revista Don Juan-. El Mocho Sánchez, por ejemplo, embolaba zapatos frente a Caracol, el Flaco Agudelo manejaba una fotocopiadora en el Fondo Nacional del Ahorro, Óscar Meléndez era aprendiz de torero, Hugo Patiño iba de casa en casa vendiendo abrasivos».

Con ellos y muchos otros personajes, algunos que venían de otro espacio de televisión anterior llamado Operación Ja Ja, integró la primera e inolvidable formación de Sábados Felices. Muchas generaciones crecieron con este programa que convirtió en íconos a personajes como el maestro Salustiano Tapias, encarnado por Humberto Martínez Salcedo.

Meléndez, aunque hizo varios personajes, se destacó por uno en especial: Rabiol Pedreros, un cascarrabias que en cada escena iba elevando el tono de sus molestias hasta terminar con la paradójica frase: «Es que con gente de mal genio no se puede tratar».

Dicen sus compañeros que, pese a haberse hecho famoso como el malgeniado del elenco, Meléndez era todo lo contrario.

Sábados Felices

«Fue uno de los íconos del programa -resalta el conocido humorista Don Jediondo-. Se distinguía por su humor fino, su repentismo. Aunque cuando estaba en mi pueblo, mucho antes de ser humorista, no me perdía el programa, que era una cita de encuentro familiar, vine a conocer a don Óscar en 1994, cuando empecé a contar chistes ahí. Él y Carlos ‘El Mocho’ Sánchez me daban algunos consejos sobre repentismo e improvisación. Entonces sentí que había mucha solidaridad de parte del elenco con los que comenzábamos. De pronto compartimos escenarios unas dos veces y se retiró del programa para dedicarse a negocios particulares».

Meléndez, como otros grandes humoristas nacionales, comenzó en el programa “Campeones de la Risa”, iniciado por Alfonso Lizarazo a principios de los años 70, que luego se convirtió en sábados Felices.

De padres teatreros, por su influencia, Oscar Meléndez tuvo sus inicios precisamente en las tablas. Y en este ambiente fue uno de los fundadores del Teatro Sucre, en el cual montó varias obras. Sin embargo, Meléndez alternó el teatro con la fiesta de los toros.

Según lo registran sus conocidos, a la pantalla chica llegó como consecuencia de una apuesta con un grupo de amigos. “Me dijeron que no era capaz de ir a contar un chiste en televisión y por no dejarme achantar decidí aceptar la apuesta”.

En su historial humorístico, Meléndez interpreto varios personajes, pero tal vez el de mayor recordación fue el de “Rabiol Pedreros”.

 

Share Button