jueves diciembre 3 de 2020

Carmina Burana, la primera producción de gran formato del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo

22 noviembre, 2013 Teatro

Con la participación de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, el Coro de la Ópera de Colombia, la Orquesta Infantil Batuta San Rafael, la Fundación Arte lírico, la Fundación L’Explose y los solistas Viviana Rojas (soprano), Santiago Bürgi (tenor) y Patricio Sabaté (barítono), se presenta Carmina Burana, producción del Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. Funciones viernes 22 de noviembre, 8:00 p.m. (gala privada del Grupo Energía de Bogotá), sábado 23 de noviembre, 8:00 p.m. y domingo 24 de noviembre, 11:00 a.m.

Aparte de consolidarse como un importante escenario de las artes escénicas, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo viene trabajando desde hace dos años en la creación de espectáculos. En 2012 realizó Comedia sin título y El público, obras de Federico Garcia Lorca, bajo la dirección de Pawel Nowicki; y en 2013 presentó Blackbird, del escocés David Harrower, dirigida por Nicolás Montero. Ambas producciones se presentaron en el Teatro Estudio, la sala no convencional del complejo de teatros.

En 2013 decidió hacer su primera producción de gran formato en el Teatro Mayor y qué mejor que montar una versión de Carmina Burana, uno de los clásicos de la música universal. Fue así como empezó el proceso de creación. La parte musical está a cargo del maestro chileno Rodolfo Fischer y en la dirección escénica está Tino Fernández, con dramaturgia de Juliana Reyes. El resultado es una impactante puesta en escena que combina música y danza.

Con el fin de democratizar la cultura, Canal Capital transmitirá la función del sábado 23 de noviembre. La transmisión inicia a las 7:15 p.m. con un detrás de  cámaras que muestra todo el proceso de creación de esta megaproducción. Posteriormente, a las 8:00 p.m., se transmitirá en directo la función.

Carmina Burana

Carmina Burana es el nombre de un códice del siglo XIII. El manuscrito, que fue descubierto en la abadía benedictina de Beuern en Alemania en 1803, es una de las fuentes más importantes de la música y la literatura profanas de los siglos XII y XIII. Hay en esta recopilación poemas sacros en latín secular y alemán medieval, así como dramas litúrgicos y una satírica Misa de los jugadores, muchos de los cuales tienen música en un particular tipo de notación.

Lo autores de estos cantos fueron llamados goliardos, y eran clérigos desertores que con el conocimiento adquirido en los monasterios crearon estos textos, bastante mundanos, que en un tono hedonista, hablan de temas tan diversos como la voluble fortuna, lo efímero de la vida, la alegría que trae la primavera, las dichas y desdichas del amor, los placeres y peligros de la gula, la bebida, el juego y la lujuria, y también satirizan al clero para denunciar sus abusos.

En el siglo XX, en 1936, el compositor alemán Carl Orff, escogió 24 poemas del códice, de los cuales tomó solo los textos, la mayoría en latín, algunos en alemán antiguo y en provenzal para los que compuso la música formando la cantata que hoy conocemos como Carmina Burana. La obra ha tenido un éxito rotundo que, para el público en general, ha opacado otros aspectos importantes de la vida y la obra de Orff.

Para esta cantata subtitulada ‘cantos profanos para solistas y coros, acompañados de instrumentos y de imágenes mágicas’, Orff organizó los 25 movimientos que la conforman en tres escenas dramáticas con una estructura basada en la idea medieval de la Rueda de la Fortuna. Por eso, la obra empieza y termina, completando un giro, con el canto a la Fortuna . La obra se estrenó el 8 de junio de 1937 en Frankfurt con un espectacular montaje escénico diseñado por Ludwig Sievert. Desde ese momento ganó popularidad a pesar de cierta incomodidad inicial que causaron algunos pasajes de explícita alusión sexual.

Share Button