jueves diciembre 3 de 2020

Colombiano que se fugó del secuestro en México contó lo sucedido

22 noviembre, 2013 Generales

Guzmán Vásquez contó que tras escapar de sus captores en México un taxista lo llevó al Consulado colombiano, donde fue atendido y se le coordinó su repatriación a Colombia.

En una breve declaración Guzmán dijo que “después de la huida de mis captores, gracias a Dios un taxista me llevó al consulado y allá pedí mi repatriación”.

Y agregó: “A mis compatriotas, por mi experiencia, no les deseo eso. Traten de regresar a su pueblo natal y aquí nos defenderemos, y Dios nos dará de qué comer, de qué vivir, pero Dios nunca nos faltará con la comida”.

Su esposa, Luz Edith Sarmiento, tras reencontrarse con él, contó que los secuestradores de Guzmán le habían exigido no denunciar el plagio. “Me decían que no denunciara porque podía matar a mi esposo, que ponía en riesgo la vida de mis hijas y la mía”, contó Sarmiento.

Agregó que comenzaron exigiéndole una suma millonaria por la libertad de Guzmán, pero que luego la extorsión terminó en 40 millones.

“Yo no denuncié porque sentía en mi corazón que estaba vivo y me decía, no voy a denunciar, tengo fe. Yo denuncio el día en que escuche a mi esposo libre”, dijo Sarmiento. Y continuó: “Cuando me llamó estaba llorando, me decía estoy bien, me volé, me volé. Me decía: saque las niñas del colegio que las pueden matar”.

Álvaro Calderón, director de Asuntos Consulares de la Cancillería, dijo que las autoridades conocieron el 20 de septiembre el secuestro, pero fue el 23 de ese mes cuando confirmaron que se trataba de un colombiano de identidad Jhon Jairo Guzmán Vásquez.

Señaló que Guzmán está siendo atendido médicamente, pues tiene las marcas de las torturas que sufrió en el secuestro. “Llegó supremamente golpeado, con traumatismo físico”.

Guzmán llegó al Consulado en México el 19 de noviembre pasado, tras lograr de huir de sus secuestradores, que lo tenían cautivo desde el 20 de septiembre pasado.

Share Button