martes noviembre 24 de 2020

¿El deportista nace o se hace? Nueva luz sobre el viejo debate de talento vs. esfuerzo

10 julio, 2014 Libros

El gen deportivo

Bajo el sello de Indicios, se presenta el libro El gen deportivo, best seller No. 1 del New York Times, de David Epstein, especializado en temas de ciencia, deporte y periodismo.

En esta obra, el autor brinda una nueva luz sobre el viejo debate de talento versus esfuerzo. El debate es tan viejo como el deporte competitivo. Estrellas como Usain Bolt, Michael Phelps y otros ¿son engendros de la naturaleza nacidos para triunfar o simplemente son personas que han ido más allá de sus límites biológicos a través de entrenamiento y determinación? La verdad es mucho más complicada que la simple dicotomía entre naturaleza y crianza. En la década posterior a la codificación del genoma humano, diversos investigadores han estudiado la relación existente entre los componentes biológicos de un ser humano y el ambiente competitivo en el cual se desarrolla. La ciencia del deporte ha entrado en una nueva era.

La preparación de este libro, dice Epstein, lo llevó hasta más abajo del ecuador y por encima del Círculo Polar Ártico, lo puso en contacto con campeones olímpicos y mundiales y con animales y humanos con mutaciones genéticas poco frecuentes o rasgos físicos extraños que influyen espectacularmente en su práctica deportiva. También aprendió que algunas características que suponía totalmente voluntarias, como el deseo de entrenar de un deportista, podrían tener de hecho un importante componente genético, y que otras que imaginaba eran en buena medida innatas, como las reacciones vertiginosas de un bateador de béisbol o cricket, podrían no serlo.

En El gen deportivo Epstein hace un detallado recorrido sobre los estudios científicos de la fisiología humana, genética y rendimiento deportivo. Describe la historia de dos saltadores de altura, la visión de las grandes ligas y la mayor prueba de los deportistas infantiles de la historia, el talento para mejorar el rendimiento por el entrenamiento, la raza y la diversidad genética; muerte, lesión y dolor en el terreno de juego, el deportista perfecto, entre otros temas.

Este libro, de 382 páginas, ha merecido críticas como el de Mark Cuban, dueño de los Dallas Mavericks: “El gen deportivo va más allá de los clichés e investiga la ciencia que todo equipo y deportista debe incorporar a su forma de pensar”. Por su parte, George Dohrmann, ganador del premio Pulitzer, afirma: “David Epstein ha creado un libro que deben leer todos los entrenadores, deportistas y padres que quieran saber qué se necesita para ser mejores”.

El gen deportivo intenta rastrear hasta dónde ha llegado la ciencia en su intento de discernir qué peso tienen la herencia genética y la educación respectivamente en las cualidades de los deportistas de élite.

Share Button