sábado diciembre 7 de 2019

“Hagamos el metro, pero hagámoslo bien”: Carlos Fernando Galán

28 octubre, 2014 Bogotá, Política

GALAN 10

La Construcción y puesta en operación del Metro es una necesidad en la que la capital del país no puede dar marcha atrás, pero tampoco puede caer en el afán de ejecutar la obra y dejar de lado las demás obras de infraestructura para mejorar la movilidad y competitividad de la ciudad.

La afirmación fue hecha por el Senador y Director Nacional de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, durante el debate de control político realizado en la plenaria de Senado a la construcción del proyecto Metro, al considerar que después de 72 años de estar hablando de metro para Bogotá, es hora de entregarles una verdadera solución al servicio de transporte masivo para los habitantes del Distrito Capital, por lo que aseguró “hagamos el metro, pero hagámoslo bien”.

Al respecto Galán afirma que el metro no debe ser visto como la única solución a los problemas de movilidad del Distrito Capital, sino como el eje articulador de un sistema integrado de transporte público que mejore la calidad de vida de los ciudadanos, “debemos tener en cuenta que con la primera línea del metro se estima se realizarían 834 mil viajes día, cuando la estadística nos muestra que la demanda hoy supera los 10 millones de viajes día, por eso el metro es una parte y no la solución total”.

Ante el costo de 15 billones anunciado recientemente, Galán cree necesario hacer viable la construcción y puesta en funcionamiento de la mega obra buscando alternativas que reduzcan los costos y / o aumenten las fuentes de financiación., pues considera que ese valor hace casi imposible su ejecución.

“Es el momento de hacer realidad un viejo anhelo de los bogotanos, no nos podemos echar para atrás, pero es necesario buscar mecanismos que garanticen la ejecución total de la obra y su puesta en funcionamiento, hacerla viable, de lo contrario estaríamos gestando una nueva frustración capitalina, estaríamos corriendo el riesgo de meternos en el elefante blanco más grande de la historia del país”, explicó.

Al margen de su respaldo, Galán considera primordial para la capital del país no dejar de lado los demás proyectos para mejorar la movilidad de la ciudad, y se pregunta qué significado le dan al verbo priorizar tanto el alcalde como el Director de Planeación.

“Si priorizar significa dedicarse a construir un proyecto y aplazar los demás cinco, seis o más años sería un grave error porque las soluciones son integrales y en ese sentido dedicarse a un componente que responde solo al 9 por ciento de la demanda hará que la ciudad colapse antes de que entre en funcionamiento la primera línea del metro, pero si priorizar es dar inicio a una obra y paulatinamente arrancar las demás, es una buena opción”.

 

El Director Nacional de Cambio Radical ve necesario que el Metro se convierta en un proyecto de Nación, por lo que planteó la posibilidad de reducir costos evaluando la combinación de trazados, es decir, mirar los beneficios de hacer la obra en superficie, elevado y subterráneo, además de evaluar los diferentes mecanismos contractuales que permitan garantizar la construcción efectiva de la mega obra, además de su operación eficaz.

“Todos sabemos y estamos convencidos que el Metro es una necesidad de Bogotá, pero debemos actuar con responsabilidad buscando no solo  que se inicie la ejecución de las obras, es fundamental garantizar que se culminará y no se convertirá en otra frustración de las tantas que han vivido los bogotanos desde 1942, por eso no podemos descartar de tajo que el trazado sea mixto, es decir, en unos tramos subterráneos, en otros elevados y por qué no a nivel usando los actuales corredores férreos”.

Carlos Fernando Galán, tras reiterar su convencimiento de que el Metro es necesario y su construcción no puede sufrir más aplazamientos, invitó a los gobiernos Nacional y Distrital, a la Unidad Nacional y al Congreso en general, a apostarle a la mega obra de infraestructura más importante del país, pues más que ser un servicio exclusivo para los bogotanos, “el Metro de Bogotá es un impulso significativo a la competitividad de Colombia como Nación”.

Pensando en la reducción de costos el Senador Galán presentó varios ejemplos de metros elevados como el de París, La Haya y Las Vegas, que además de solucionar problemas de transporte masivo, se han convertido en atracción turística, se han integrado al paisaje urbano y han generado importantes ingresos para las ciudades.

Share Button