jueves diciembre 12 de 2019

Se enciende la polémica por la ‘bacrimpolítica’ en Congreso

23 octubre, 2014 Judiciales, Política

Claudia  Lopez

Este jueves se encendió la polémica de la llamada ‘bacrimpolítica’ en el Congreso de la República, cuando los dos legisladores acusados salieron en su defensa, y atribuyeron los graves señalamientos a diferencias políticas con la senadora Claudia López.

La polémica inició el miércoles luego de que fuera capturado en Brasil el capo de la delincuencia y narcotráfico alias Marquitos Figueroa, y la senadora de la Alianza Verde Claudia López señalara que el detenido ha logrado extender sus tentáculos al Congreso con el senador de La U José Alfredo Gnecco y el representante a la Cámara por La Guajira Antenor Durán.

La senadora indicó que ahora viene para las autoridades seguir combatiendo todo el clan que formó ‘Marquitos Figueroa’ con su socio Francisco Gómez, exgobernador de La Guajira y detenido en la actualidad por algunos asesinatos.

“Esto lo sabe el país, él (Figueroa) tiene al gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo; al de La Guajira, José María Ballesteros; al representante a la Cámara, Antenor Durán y al senador José Alfredo Gnecco, solo por mencionarle algunos, porque también hay alcaldes”, sostuvo.

El primero en defenderse fue Antenor Durán, quien en un comunicado de prensa, negó cualquier vínculo con el capo capturado, pero además señaló que son denuncias falsas de sus enemigos políticos.

“La senadora Claudia López deberá probar ante la justicia sus infamias. No conozco y jamás he tenido relación con el señor Marcos Figueroa. Estas calumnias parecen asociarse con los enemigos políticos que democráticamente hemos derrotado en las urnas, y constituyen otra estigmatización contra los habitantes de mi departamento”, sostuvo el congresista.

Indica también que “mi conducta política ha sido transparente. El país debe saber que llevo más de 33 años en la vida pública y jamás he tenido relación ni con la corrupción, ni con el delito”.

Por su parte, Gnecco expidió un extenso comunicado, donde deja claro que entre él y la senadora López hay una disputa política de vieja data.

El comunicado de Gnecco:

La senadora CLAUDIA LÓPEZ H., colega perteneciente al PARTIDO VERDE, mantiene una vieja disputa política y personal con el movimiento político que en el departamento de La Guajira lideró el exgobernador JUAN FRANCISCO GÓMEZ CERCHAR.

  1. Como fruto de ese encono, ha tratado de mostrar al país que existe una vinculación entre esa organización política y mi campaña al Senado de la República. Para ello, ha afirmado que existen un parentesco y una comunidad de intereses económicos ilícitos.
  2. En aras de procurar una cordial y respetuosa convivencia, he sido prudente y entendí que esas primeras declaraciones fueron el fruto de una desinformación, seguramente de mala fe y propias de la calentura electoral.
  3. En el día de ayer, 22 de octubre, fue capturado en el país vecino de Brasil, el ciudadano MARCOS DE JESÚS FIGUEROA GARCÍA, quien cuenta con un prontuario y es requerido por las autoridades judiciales, según informaciones de los medios de comunicación.
  4. Ante este hecho, la mencionada Senadora inmediatamente salió ante los medios de comunicación y las redes sociales a afirmar que: “… el senador de la U José Alfredo Gnecco hace parte de la estructura política del capo del narcotráfico de La Guajira alias ‘Marquitos’ Figueroa…”.
  5. Esas afirmaciones me obligan a puntualizar lo siguiente:
  6. No he tenido trato directo ni indirecto, de carácter personal, político, social ni económico con el señor MARCO DE JESÚS FIGUEROA GARCÍA.
  7. No soy familiar por vía de consanguinidad ni afinidad del señor JUAN FRANCISCO GÓMEZ CERCHAR.
  8. No participé en la campaña política que permitió la elección del Sr. GÓMEZ a la Gobernación del departamento de La Guajira.
  9. Éste (Juan Francisco Gómez Cerchar) NO participó en mi aspiración al Senado de la República, toda vez que para esa campaña ya se encontraba privado de la libertad.
  10. NO poseo mayores activos económicos o empresariales de los que se pueda deducir asociación con dineros de origen espurios o ilícitos.
  11. En virtud de las garantías constitucionales emprendí una campaña en varios departamentos de la Costa Norte y en el departamento de La Guajira, dada la crisis de los movimientos y partidos políticos en ese ente territorial, que inclusive no les alcanzó para inscribir un candidato al Senado de la República oriundo de esa sección del país, planteé la necesidad de ejercer un control político sobre el olvido institucional a que han sido sometidos esos pueblos y ello generó una simpatía política, quizás por la proximidad de mi departamento de origen, el Cesar, que se reflejó con una importante votación, aun cuando no la mayoritaria.
  12. Todo el país conoce que mi familia hace más de 30 años viene trabajando incansablemente en la actividad política, al punto que bajo nuestro auspicio político hemos logrado elegir varios gobernadores, congresistas, alcaldes y un importante números de diputados y concejales. Fruto de la entrega y el servicio permanente a la comunidad y al arraigo y sencillez de nuestros líderes, familiares y coalicionados, esto se reiteró en las pasadas elecciones del 9 de marzo del presente, en las cuales alcancé el importante respaldo de más de 65.000 sufragios en el departamento del Cesar, comprometiendo e incrementando mi gratitud personal, familiar y política con los cesarenses.
  13. Ante esta sistemática agresión u hostilidad de la que he sido víctima, junto con algunos parientes como el Gobernador actual del departamento del Cesar, expreso mi más contundente y enérgico rechazo y por tanto he resuelto en el día de hoy formular DENUNCIA PENAL contra la mencionada senadora CLAUDIA LOPEZ HERNANDEZ, ante la SALA PENAL de la H. CORTE SUPREMA DE JUSTICIA, por sus difamatorias y deshonrosas afirmaciones, puesto que es necesario que esa Alta Superioridad Judicial claramente establezca si son ciertas o no sus afirmaciones o simplemente se trata de su modus político mediante el cual cobra actualidad y vigencia enlodando y maltratando a todo aquel que bajo los parámetros de la transparencia, moralidad e institucionalidad no comparte sus convicciones u orientaciones políticas, pero que respetamos esas diferencias como una expresión legítima en un ESTADO SOCIAL DE DERECHO y por supuesto lo expondré ante la plenaria del Senado de la República, para que éste exprese su posición con respecto a este nuevo marketing político.

Ante éste último embate no voy a desfallecer; por el contrario, me anima para continuar cumpliéndole a mis electores, a mi partido, al País y, de paso, aprovecharé para exponer mi trasegar político y personal para que éste sea auscultado minuciosamente por quien así lo considere, dada mi condición de hombre público.

Share Button