sábado julio 24 de 2021

Maduro culpa a ‘guerra económica’ y burguesía de crisis en Venezuela

21 enero, 2015 Internacionales

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la Asamblea Nacional en la que rinde un balance de su gestión.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la Asamblea Nacional en la que rinde un balance de su gestión.En su discurso anual, el mandatario aún no ha anunciado medidas para enfrentar desabastecimiento.

El presidente venezolano Nicolás Maduro entrega la Asamblea Nacional el discurso anual de rendición de cuentas en el que prometió presentar las varias veces pospuestas medidas contra la crisis económica que vive el país petrolero.

El mandatario todavía no anuncia medidas concretas con el fin de hacer frente al desabastecimiento que viven los ciudadanos y ha dicho que la crisis que atraviesan se debe a “sabotaje económico”.

Además, aseguró que Venezuela ha ido instalado un modelo de distribución único y justo de la riqueza, y que “hay una minoría que anda jugando con la paciencia del pueblo venezolano”.

“Somos el país con el ingreso familiar más alto que haya tenido Venezuela en 100 años”, expresó Maduro durante su discurso, en el que agregó que el Gobierno ha roto récord en la disminución del desempleo.

En una Venezuela agobiada por la constante caída del precio del crudo y una escasez e inflación galopantes, el mandatario acude a esta cita anual tras su gira de casi dos semanas por siete países en busca de apoyo financiero y de una respuesta común para reflotar el precio del oro negro.

Pero el heredero político de Hugo Chávez también se enfrenta a su popularidad más baja en sus casi dos años de gobierno, cuando el oficialismo podría perder la mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas del último trimestre de 2015, según las encuestas.

En este escenario la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a recibir la alocución presidencial –prevista a partir de las 21h30 GMT– con «un sonoro cornetazo y un cacerolazo de protesta», que exprese el descontento por la difícil situación que enfrentan los venezolanos.

La escasez de un tercio de los productos básicos de alimentación e higiene (el sector farmacéutico habla de la falta de más de la mitad de las medicinas) es el problema más grave en el país según encuestas de diciembre pasado, superando incluso la criminalidad pese a que Venezuela tiene la segunda mayor tasa de homicidios del mundo.

En un año electoral que podría ser clave para su mandato, Maduro debe afrontar la caída de 61% en el precio del petróleo –que da 96% de las divisas al país– y un descontento social evidente, que incluso ha resquebrajado la cifra de seguidores del chavismo.

Share Button