sábado enero 16 de 2021

Mis apuntes sobre colapso del puente peatonal de la 103

02 febrero, 2015 Bogotá, Opinión

RGALAN PARA COLUMNASPor: Ricardo Galán.–

El colapso de un puente peatonal ocurrido en la tarde del domingo en el Norte de Bogotá desencadenó una fuerte controversia entre críticos y seguidores del alcalde Gustavo Petro. El eje de la discusión es si le cabe responsabilidad al gobierno distrital sobre lo ocurrido. Estos son mis apuntes:

Hacia las 5: 20 de la tarde del domingo el extremo occidental del puente peatonal se desplomó. Siete personas, 3 militares y 4 civiles sufrieron heridas de gravedad.

La Secretaría de Movilidad informó que la estructura está siendo sometida a la prueba de resistencia, pero que “no se había recibido solicitado un plan de manejo de tráfico”.

El puente estaba a cargo del Ejército que lo construyó con la plata que el Distrito Capital le entregó en compensación por ceder el espacio para la construcción de la carrera 11 entre calles 100 y 106.

Según eltiempo.com, “El general Duván Pineda, comandante de Ingenieros Militares, aseguró que el puente colapsó cuando la empresa a la que le fue adjudicada la obra en 2013 realizaba pruebas de resistencia. El Ejército recibiría la obra en los próximos días. “Estaban en las pruebas finales de carga hubo fallas en el diseño que causó su colapso”, explicó el general Pineda.

El contratista responsable del puente es la firma Constructec. La obra, que tiene hasta el momento un costo de $3.195 millones y presenta varios retrasos, no había sido entregada al Ejército. La entrega estaba prevista para el próximo martes.

Aunque el puente es para uso restringido, según Jorge Rojas Secretario de Integración Social de Bogotá, no puede haber sido construido sin autorización de la administración de Bogotá pues atraviesa sobre una avenida pública de alto tráfico tanto peatonal como vehicular. Detalles como la altura de la estructura, su ubicación, iluminación, señalización, uso y afectación de servicios públicos, entre otras especificaciones, debieron ser autorizados y supervisados por el Distrito.

Los 3.195 millones de pesos que cuesta el puente hasta el momento son dineros públicos del Distrito Capital entregados al Ejército para construir una obra pública en Bogotá.

El puente fue diseñado, construido y supervisado por ingenieros civiles y/o militares cuya incompetencia está a la vista de toda la ciudad.

El Gobierno de Bogotá no puede eludir su responsabilidad pues se trata de una obra pública, sobre una avenida de uso público y financiada con recursos públicos para beneficio, o perjuicio, de todos los bogotanos.

El problema del alcalde Gustavo Petro y sus seguidores es creer que nada de lo malo que pasa en la ciudad es su responsabilidad. Todo lo malo es culpa de los demás.

Fotos: @CdteTransitoBog

Share Button