lunes enero 18 de 2021

Patrullero salvó de la muerte a un perro en el humedal Juan Amarillo

09 febrero, 2015 Bogotá

Perrita que fue arrojada a humedal se encuentra sana y salva

 El día de ayer hacia las 09:15 pm horas mientras la comunidad descansaba la patrulla de vigilancia del sector, integrada por los patrulleros Johnny Cabuya, Emilio Romero y Calas Prada en su actividad de vigilancia alrededor del humedal Tibabuyes también conocido como Juan Amarillo al sector de Suba Rincón, en donde fueron alertados por el aullido y constante llorar de un canino.

Este sector conocido como “Juan Amarillo” ubicado en la localidad entre Suba Rincón y Engativá, después de caer el sol es comúnmente solo y silencioso de ahí que fuera extraño escuchar se quejara y latiera constantemente un animal; el ruido provenía de las aguas y alertó a otros integrantes del sector que acudieron en apoyo al darse cuenta específicamente que a la luz de la linterna un canino trataba de sobrevivir con sus patas amarradas por una cuerda; algo que descartó se fuera un hecho accidental.

Con algunos signos de hipotermia y asustado el canino al principio se oponía a la ayuda, sin embargo Jhonny el valiente héroe que se despojó de su uniforme para lanzarse al agua le proporcionó algo de calor y tranquilidad; después de un buen tiempo tratando de halarlo con cuerda sin causarle daño lograron salir con vida canino y policía; tiempo después en la Estación le fue proporcionado algo de primeros auxilios.

Sobre Jhonny Cabuya curiosamente hoy sus superiores y demás compañeros le reconocen, pues ya se ha dado a conocer entre ellos y la comunidad por tener el ítem más alto de operatividad ambiental, en su hoja de vida reposan muchas labores en beneficio del medio ambiente y siempre está atento para enseñarle a los infractores a respetar las normas ya sea mediante comparendo o depende el daño judicializando con capturas.

Tal vez, haber nacido en la capital le despierta mayor sentido de pertenencia por lo que le sucede al equilibrio ambiental de Bogotá; hoy relata que era la vida de un animal indefenso, maltratado por la crueldad de algunos hombres.

Con un final feliz terminó este agitado turno de policía y hoy con un nuevo hogar el perro de raza criolla “Juan Amarillo” como lo bautizado es acogido como el nuevo amigo guardián.

Un aplauso además a quienes intervinieron con vocación policial en este acto de amor incondicional Patrulleros Harold Salamanca, Jhon Alexander Rivas y Sonia Santiago.

De la misma manera el señor Director General de la Policía Nacional General Rodolfo Palomino López al igual que el señor Comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá reconocieron el heroísmo del joven Patrullero y felicitan a todos quienes desde su servicio engrandecen la actividad de servir a los demás por encima de sus propias vidas en cada rincón del territorio colombiano.

Share Button