lunes noviembre 30 de 2020

Abuelo con marcapasos

Jorge GiraldoPor: Jorge Giraldo Acevedo

Íquira (Huila) _En materia de salud, para quien escribe esta nota, lo que comenzó como un simple mareo después se agravó con otras manifestaciones. En efecto, a medida que transcurría el tiempo la situación empeoró debido a que además de los mareos, aparecieron frecuentes desvanecimientos y hasta pequeñas convulsiones que me obligaron a trasladarme de urgencias a la Clínica Mediláser de Neiva.

En la referida clínica, tras múltiples exámenes, pruebas y cuidados, me colocaron un marcapasos. Esta situación que me da las bases para agradecer a todo el personal de la Clínica Mediláser por la atención que me dispensaron durante los veinte días en que estuve internado allí como consecuencia de un episodio por arritmia cardíaca.

Fueron jornadas diarias de mucha preocupación, personal y familiar; afortunadamente ya todo está superado gracias a la ciencia, a las circunstancias generales de la vida y a la especial atención de todo el personal de urgencias, de la Unidad de Cuidados Intensivos, y el equipo del centro médico pero sobre todo, gracias a los profesionales internistas Gissella Insignares, Catalina Luna, Rodrigo Navarro y también al médico Eduardo Enrique Mercado Pernett, quien me implantó el marcapasos.

Por el tratamiento recibido puedo afirmar que efectivamente la Clínica Mediláser de la ciudad de Neiva hace justo honor a ser la pionera en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares en el Huila.El marcapasos es un pequeño pero grandioso dispositivo que mejora la calidad de vida e incluso la salva, y su principal función es que ayuda a mantener el corazón latiendo en forma regular y oportuna.

Fue inventado en la década de los años 50, y era muy grande, pero en la época actual es del tamaño de un reloj de bolsillo.Ahora solo falta que Famisanar-EPS, emita unas autorizaciones para finalizar el proceso del implante del marcapasos y me remita a una nueva I.P.S. en Neiva.Para reflexionar, se puede concluir que por los avances médicos, científicos y tecnológicos una persona puede prolongar su existencia en forma muy positiva, como en mi caso.Me considero un abuelo con 68 años de vida y con muchas más expectavivas que ayer gracias al marcapasos que me han implantado. A solo unos pocos días con el dispositivo en mi pecho, me siento muy bien y con excelente ánimo.

[email protected]

Share Button