martes diciembre 1 de 2020

Millonarios y Nacional juegan este domingo con alta presión

03 mayo, 2015 Fútbol, Fútbol Nacional

BOGOTA, COLOMBIA – FEBRUARY 09: Roman Torres of Millonarios celebrates a scored goal against Atletico Nacional during a match between Millonarios and Atletico Nacional as part of the  Liga Postobon I 2004  at Nemesio Camacho  El Campin Stadium on February  09 , 2014 in Bogota, Colombia. (Photo by Felipe Caicedo/ LatinContent /Getty Images)

El duelo entre Millonarios y Nacional no es cualquier clásico; es, quizá, el más importante del fútbol colombiano. Un partido de esos que, más allá de la actualidad y las necesidades de ambos equipos, nadie lo quiere ni lo puede perder. Los puntos son urgentes y este domingo en El Campín van por el todo o nada: ambos están contra las cuerdas y buscan la clasificación.

El pasado reciente de este duelo fue tormentoso para Millos y muy alegre para Nacional. Los antioqueños golearon, humillaron y destrozaron a su rival, 5-0, en agosto del 2014. Semejante resultado pareció irreal, por tratarse de un encuentro que suele ser intenso, cerrado y equilibrado. Pues este domingo, nueve meses después –y justo cuando el mundo estaba paralizado con la pelea de anoche entre Mayweather y Pacquiao– los ‘embajadores’ y verdolagas se vuelven a encontrar, como dos pesos pesados que están contra las cuerdas.

El torneo está en una fase definitiva y Millonarios, con 27 puntos, está en la cuerda floja de la clasificación. Tiene por delante un calendario adverso, muy complicado, contra Nacional, Medellín y Santa Fe –todos en Bogotá–, y no se puede dar el lujo de ceder puntos. Este domingo, solo le sirve vencer a su encopetado e histórico rival, por la clasificación, por el orgullo, por el desquite.

“Tenemos mucha motivación por jugar contra Nacional. Necesitamos salir por esa victoria. Solo pensamos en ese objetivo. Ellos saldrán a asegurar su clasificación contra nosotros, así que será un partido difícil, muy complicado”, dijo el defensor central Gabriel Díaz, ansioso por hacer parte de semejante partido.

Aunque Millos logró dos empates seguidos de visitante, contra Jaguares y Envigado, el técnico Ricardo Lunari quedó con el sinsabor de no haber sumado más puntos en este par de salidas, que le permitieran paliar la presión de enfrentar a Nacional.

“Es hora de definir en nuestra cancha, donde nos sentimos mejor. Ojalá se nos den las cosas y, sobre todo, el gol”, dijo Lunari, quien no estuvo en aquella debacle de Millos en el Atanasio Girardot, pero que, como entrenador y exjugador azul, vive con intensidad los duelos con el verde.

Aunque enfrentar un partido contra Atlético Nacional es la mayor motivación para Millos, no deja de ser muy complicado, porque el cuadro paisa atraviesa una etapa muy irregular y no ha podido clasificarse, por lo que juega hoy con la misma necesidad de los azules.

“Para todos viene un calendario que implica varios partidos contra rivales directos. El punto de corte de la clasificación va a estar en 31 puntos. Nosotros, afortunadamente, tenemos una buena diferencia de goles. Creo que con 31 puntos y una buena diferencia, es muy difícil quedar afuera. Lo que tenemos que edificar son dos victorias para meternos”, aseguró el portero Nicolás Vikonis.

Millonarios ha sido un flojo visitante y un buen local. Esa fortaleza en casa la pondrá a prueba en estos tres partidos que le quedan, en los que no puede ceder nada.

Por la clasificación verde

Si para Millonarios se trata de una final, de una revancha, de un clásico y de un partido vital para acercarse a la clasificación, para Nacional las sensaciones previas no son menores. El equipo antioqueño, que se ha enredado en varios partidos de esta Liga y ha perdido juegos que no debió, llega a este duelo con 29 puntos y con el imperativo de ganar para asegurar, por fin, la clasificación.

“Es un partido importantísimo por lo que significa para nuestra hinchada; además, porque con un buen resultado podríamos asegurarnos. Pero, ante todo, esperamos hacer un buen juego y jugar con la debida concentración para poder sacar un buen resultado. Es un partido clásico para nuestra gente y es importante que nosotros lo veamos así”, dijo el defensor Francisco Nájera.

Nacional pudo haber llegado a este clásico con menos presión, de haber vencido a Equidad el pasado miércoles, en El Campín –en aplazado de la fecha 9–. Pero perdió 2-0 y se enredó. Además, tiene la mente en los octavos de final de la Copa Libertadores, y el próximo jueves deberá visitar al Emelec de Ecuador.

“Tenemos un equipo que está tratando de hacer las cosas bien en los dos torneos, con una nómina amplia, pero necesitamos estar todos en buen nivel para poder cumplir en las dos competencias. Frente a Millonarios hay que ser más efectivos, porque seguro no nos van a dar tantas libertades o posibilidad de llegadas”, agregó Nájera.

Millos tiene la herida abierta por la última goleada, pero hoy, más que revancha, deberá luchar por su clasificación, aunque el de enfrente sea otra vez Nacional, su acérrimo rival, con el que librará un duelo único y definitivo.

Share Button