viernes noviembre 27 de 2020

Historias cotidianas de los brasileros, en el ciclo de cine del mes de julio en el Centro Cultural Gabriel García Márquez

Ciclo de Cine Brasilero

 Todos los martes y viernes de julio, a las 4pm en el Auditorio Porfirio Barba Jacob del Centro Cultural Gabriel García Márquez.

  • Proyección de 9 películas. Con el apoyo de la embajada de Brasil en Colombia
  • Entrada libre

En el marco de la programación cultural y académica del Centro Cultural Gabriel García, de manera mensual se realizan Ciclos de cine, que contienen la mejor oferta cinematográfica de diferentes países. En el mes de julio, la oportunidad es para el cine brasilero, con una proyección de 9 largometrajes, que tendrán lugar en el Auditorio Porfirio Barba Jacob, del Centro Cultural Gabriel García Márquez, sede del Fondo de Cultura Económica, Filial Colombia. Todos los martes y viernes del mes, a partir de las 4pm.

La muestra inicia el viernes 3 de julio, con la proyección de Proibido proibir (Prohibido prohibir), dirigida por Jorge Durán (2006). Una historia centrada en el triángulo amoroso entre Leon, su novia Leticia y Paulo, amigos universitarios de Río de Janeiro. Los tres se ven enfrentados a la violencia de las favelas de Río, luego de que Rosalind, una paciente con leucemia que se encuentra ingresada en el hospital donde Paulo trabaja como interno, le pide que se ponga en contacto con sus hijos.

Cinema, aspirinas e urubus (Cine, aspirinas y buitres), del director Marcelo Gomes (2005),  se proyectará el martes 7 de julio. Para huir de la conflictiva Alemania de la Segunda Guerra Mundial, Johann emprende un viaje en su camioneta por los desérticos territorios del noreste brasilero de los años cuarenta. Su única posesión es una carga de aspirinas y películas que ofrece a cuanta persona se encuentra en el camino. En su viaje conoce a Ranulpho, quien, cansado de su pésima situación, abandona su casa en busca de mejores condiciones de vida en Río de Janeiro. Estos dos personajes deciden continuar el viaje juntos y acaban pasando por una serie de aventuras que sellarán sus propios destinos.

El viernes 10 de julio, estará la película Amarelo manga (Amarillo mango), del director Cláudio Assis. Este filme brasileño obtuvo numerosos galardones, entre ellos el premio a la Mejor Opera Prima dado en la 25 edición del Festival del Nuevo Cine Latinoamericano de la Habana.

Los destinos de los ciudadanos de Recife, en Brasil, son el tema principal de esta cinta que narra la crudeza de la vida diaria. Los protagonistas se ven inmersos en un universo de trampas, venganzas y sueños irrealizables. Un carnicero casado e infiel, pero que adora a su esposa; una mujer evangélica; un necrófilo que se enamora de una mesera, y el cocinero gay de un hotel, enamorado del carnicero, complementan el peculiar reparto del filme que se desarrolla alrededor de un bar y un hotel ubicados en las intrépidas calles de Brasil.

El martes 14 de julio, el turno es para U outro lado da rua (Al otro lado de la calle), dirigida por Marcos Bernstein (2004).

Regina es una mujer de 65 años que vive en Copacabana. En un intento por transformar su monótona existencia, se une como informante al grupo de la policía local. Una noche, mientras espía lo que ocurre en otras casas, descubre a un hombre que está a punto de asesinar a su esposa. Esta situación la involucra en una peligrosa escena de asesinato, donde el principal implicado es un reconocido juez, que hará todo lo posible por ocultar la verdad.

Mutum (Mutum), de la directora Sandra Kogut (2007), se podrá ver el viernes 17 de julio. Mutum es una película basada en una novela escrita por Joao Guimaraes Rosa. Cuenta la historia de Thiago, un niño que recibe un par de lentes que le permiten ver el mundo muy diferente al real, violento y hostil. A través de él se muestra la cotidianeidad de la violencia, la pobreza y las precarias condiciones de vida de la gente que vive en “Sertao”, de Minas Gerais, una difícil zona del Brasil.

Continuando con la muestra de cine brasilero, el martes 21 de julio se proyectará la película Crime delicado (Crimen delicado), dirigida por Beto Brant ( 2006).  Antonio, su protagonista, es un crítico teatral muy respetado, que ha desarrollado su carrera profesional con dedicación y seriedad, buscando poner en sus textos todo su conocimiento y también su personalidad, controlada por la razón. En un encuentro accidental en un bar conoce a Inés, una mujer desinhibida y atractiva que no encaja en el modelo racional que Antonio pregona para sí mismo. Junto a Inés, la musa de un reconocido pintor erótico, inicia un triángulo amoroso lleno de libertad y lujuria.

Zuzu angel (Zuzu ángel), del director Sergio Rezende (2006). Se proyectará el viernes 24 de julio.

Zuzu Angel es una reconocida diseñadora de modas, reina de todo Brasil y conquistadora del complejo mercado extranjero. Al mismo tiempo, Brasil pasa por sus años más oscuros. Durante la dictadura militar que inicia en 1964, Stuart Angel Jones, hijo de Zuzu, es arrastrado por la guerra; con ideas fuertemente socialistas se une a la guerrilla urbana denominada Movimiento Revolucionario 8 de Octubre. Preso en 1971, Stuart es torturado, asesinado y presentado como desaparecido político.

Finalizando la muestra de cine brasilero, la última semana de julio se proyectarán dos  películas, el martes 28 de julio Nina (Nina), dirigida por Heitor Dhalia (2004).

Nina es una chica moderna, inteligente y apasionada. Vive en una habitación alquilada en el centro de São Paulo. La casera, Eulalia, una anciana pesimista y amargada, inicia un juego de poder con su inquilina cuando esta comienza a atrasarse en el pago de la renta. El apartamento contiene dos mundos interiores: el espacio de Eulalia es común y rutinario, mientras que el de Nina está lleno de sueños y modernidad. En poco tiempo estos dos universos entrarán en colisión y se desatará un trágico final.

El viernes 28 de julio, tendrá lugar la proyección de Noel, poeta da villa (Noel, poeta del pueblo), del director Ricardo Van Steen (2006). Noel Rosa, a los 17 años, es estudiante de Medicina, integrante de un conjunto musical junto a otros amigos de su barrio. Noel disfruta de estar rodeada de obreros, personas humildes de las favelas y prostitutas, con quienes tiene gran afinidad. Un día recibe un especial desafío: el compositor Ismael Silva la desafía a componer una samba. Ella responde con una parodia del himno nacional, que se transforma en un éxito radial en Brasil. Desde entonces, Noel Rosa se sumerge en la samba y cambia la historia de la música popular brasilero.

Share Button