viernes marzo 5 de 2021

Mucho por hacer…

Esteban Jaramillo Osorio

 Por Esteban Jaramillo Osorio.

Aquel lanzamiento fallido de Messi, desde el punto de penalti, en copa América, fue un detonante. El asunto no venía bien. El fútbol argentino, sumido en profunda crisis de poder, con peligrosas intromisiones gubernamentales y un cancerígeno casting para elegir director técnico, en el que se apunta, cuanto entrenador desocupado hay. Produce vergüenza ajena el ir y venir de candidatos al cargo y las soluciones descabelladas que se aportan.

Guarda relación lo que padece un país futbolero por tradición, con el decaimiento del   balompié suramericano a nivel de clubes, Brasil y Uruguay incluidos, en contraste con el crecimiento colombiano. Campeón de la suramericana es Santa fe y de la libertadores Nacional, sin sombras de duda sobre la autoridad exhibida, con estadísticas elocuentes y espectáculo garantizado.

Goza nuestra selección de cabal salud, es tercera en el mundo, con estabilidad en el comando técnico y un rendimiento acorde con las aspiraciones de ir al mundial. La dirigencia ha salido incólume de los terremotos investigativos, originados en Estados Unidos, que en jaque ha tenido los estamentos de mando y grietas profundas ha producido en las estructuras del fútbol tanto en Europa como en América.

Se incrementa la valoración de nuestros futbolistas que marcan topes en su cotización, tan llamativas, que impulsan a los clubes al trabajo de las bases, conscientes de que el negocio es transferir talentos en vez de importar.

Varios futbolistas se han marchado, tomando la ruta de quienes asumieron riesgos para garantizar estabilidad económica y deportiva, sin los tradicionales problemas de adaptación que afectaron en el pasado. James , Cuadrado, Bacca y otros tantos, son las inspiración.

Queda pendiente una reingeniería interior. Es palpable la necesidad de mejorar condiciones de la competencia local, con  alternativas atractivas, que seduzcan al aficionado desde el juego propuesto, dotándolo de comodidades, con mejoría arbitral y lealtad competitiva.

En el medio hay mucho por hacer. El futbol se fe boyante, pero son varios los clubes abocados a delicadas  crisis financieras con dificultades para subsistir.

Share Button