sábado febrero 4 de 2023

Con 500 familias se activó en terreno el programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos

11 mayo, 2017 Generales, Política

Con el acto de arrancar una mata de coca y remplazarla por una de plátano, el Presidente Santos, el Alto Consejero Rafael Pardo y el Embajador estadounidense Kevin Whitaker iniciaron en Uribe (Meta) el programa de sustitución en Colombia. 

Uribe, Meta, 11 de mayo_ RAM_ Acompañado por el Embajador de Estados Unidos, Kevin Whitaker, y el Alto Consejero para el Posconflicto, Rafael Pardo –entre otros–, el Presidente Juan Manuel Santos dio inicio este jueves, en el municipio de Uribe (Meta), al más ambicioso programa de sustitución voluntaria de cultivos de coca, cuyo propósito final es contribuir a la solución definitiva del problema de las drogas ilícitas en Colombia.

En el primer año beneficiará a más de 100.000 familias con proyectos productivos, que ayudarán a erradicar más de 50.000 hectáreas de Coca.

El presidente Juan Manuel Santos, llegó a La Uribe, Meta, con el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, y los ministros para el Posconflicto, Rafael Pardo y de Defensa, Luis Carlos Villegas, para activar oficialmente el programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos.

De esta manera, se inició en firme el cumplimiento del punto 4 del acuerdo de paz, cuyo fin es contribuir a la solución definitiva del problema de las drogas ilícitas en Colombia.

En la zona, 500 familias de este municipio del Meta, firmaron voluntariamente el convenio para acceder al programa del Gobierno.

Al erradicar de forma voluntaria la primera mata de Coca, para sustituirla por un cultivo de plátano, el jefe de Estado habló de lo que significa para Colombia y para el mundo está iniciativa.

El mandatario manifestó, «hoy comenzamos con un plan integral porque la paz nos lo va a permitir para que esa sustitución sea duradera, le dé a los campesinos una vida digna y una vida libre de violencia y en paz».

«El mundo lleva 40 años luchando contra las drogas, una guerra que no se ha ganado porque a los campesinos no les hemos dado la alternativa que los sostenga y los estimule a hacer este cambio», manifestó el presidente Santos.

El ministro Pardo, explicó que se les brindará a las familias que accedan a la sustitución voluntaria un salario de un millón de pesos mensuales por un año.

Además tendrán un millón 800 mil pesos, por una vez, para proyectos de seguridad alimentaria o de auto-sostenimiento.

Un adicional de $9 millones, por una vez, para proyectos de ciclo corto, como piscicultura y avicultura y desde el segundo año, inversión hasta por $10 millones de pesos por familia, para consolidar proyectos productivos.

La meta de este programa es la de sustituir alrededor de 50 mil hectáreas de sembradíos ilegales durante el primer año de su implementación, en más de 40 municipios de los departamentos más afectados por el conflicto.

A la fecha el programa inicia a nivel Nacional con 83.790 familias vinculadas, en 67.193 hectáreas de 13 departamentos de Colombia. La meta es vincular a 100 mil familias en todo el país.

El Presidente Santos felicitó a las 500 familias de Uribe (Meta) que ingresaron al programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos, por lo cual recibirán incentivos para su ingreso a la economía formal.

Incentivos para beneficiarios

En cumplimiento del Punto 4 del Acuerdo de Paz, las Farc tendrán la responsabilidad de acompañar y promover de manera directa la llegada del programa a los territorios más afectados, con el fin de socializar y afianzar su compromiso con la solución definitiva al problema de las drogas ilícitas.

Por su parte, el compromiso de los campesinos es erradicar, sustituir y No resembrar cultivos ilícitos. Mientras que el Gobierno ofrecerá a los campesinos los siguientes incentivos:

  • Un millón de pesos mensuales, durante un año, para invertir en sus nuevos cultivos.
  • Un millón 800 mil pesos, por una vez, para proyectos de seguridad alimentaria o de auto-sostenimiento.
  • 9 millones, por una vez, para proyectos de ciclo corto, como piscicultura y avicultura.
  • Desde el segundo año, inversión hasta de 10 millones de pesos por familia para consolidar proyectos productivos.
  • Asistencia técnica durante todo el proceso.
  • Líneas especiales de crédito.

‘Los campesinos cocaleros quieren salirse de ese negocio’

El Presidente Juan Manuel Santos recorre un cultivo de plátano en Uribe, Meta, donde 500 familias se comprometieron a sustituir sus cultivos ilícitos.

“Hoy que damos este paso tan importante para ustedes aquí en Uribe, para el departamento del Meta, para Colombia y para el mundo, ese paso inicial tenemos que volverlo una maratón, tenemos que volverlo exitoso, porque así todos ganamos”, afirmó el Presidente Santos durante el arranque formal del programa en el municipio de Uribe.

El Mandatario consideró que los colombianos no hemos tenido éxito en la erradicación del narcotráfico, que es el combustible de buena parte de la violencia que ha padecido el país, a pesar de haber ensayado diferentes métodos, “porque necesitábamos la paz, necesitábamos que todas las comunidades estuvieran de acuerdo y que de forma mancomunada hiciéramos ese esfuerzo”.

De acuerdo con el Jefe de Estado, los campesinos cocaleros siempre han querido salirse de ese negocio, que solo atrae violencia, dolor y muerte, “pero si no les dábamos una alternativa eso no era posible”.

Reiteró que por eso con las Farc se acordó, en el Punto 4 del Acuerdo de Paz, “trabajar mancomunadamente con las comunidades también, para hacer un verdadero plan efectivo, estructural, definitivo, de sustitución de cultivos ilícitos por cultivos lícitos”.

A renglón seguido, el Jefe de Estado indicó que eso es “lo que hicimos hoy, hace unos minutos, al erradicar la mata de coca y sembrar el plátano, que es exactamente lo que queremos hacer con las miles y miles de hectáreas que están hoy sembradas de coca: darles a los campesinos una alternativa mejor y llevar desarrollo, carreteras, colegios, hospitales y oportunidades a zonas donde el Estado nunca había estado presente”.

Se necesita el apoyo de los campesinos, el Gobierno está comprometido en cumplir con los acuerdos

En su intervención, el Presidente Santos dijo que para que tenga éxito este Plan de Sustitución, sobre el que están puestos los ojos de la comunidad internacional, se requiere que el Gobierno, los campesinos y las Farc trabajen en forma articulada.

“Necesitamos el apoyo de las comunidades. Las comunidades tienen que ser partícipes de este plan, que les va a significar, no les quepa la menor duda, un cambio de vida, para dejarles a sus hijos, a esos niños que estamos viendo aquí, un futuro muchísimo mejor”, dijo.

Reiteró, así mismo, que el Gobierno “está absolutamente comprometido a cumplir hasta la última palabra de estos acuerdos”, que se han firmado con los campesinos, así como con el Acuerdo de Paz.

“Tenemos la gran oportunidad. Porque firmamos a la paz, porque tenemos unos acuerdos que vamos a cumplir. El Gobierno está absolutamente comprometido a cumplir hasta la última palabra de estos acuerdos”, reiteró el Presidente de la República.

Ojo avizor con bandas criminales que intenten sabotear sustitución de voluntaria de cultivos ilícitos

Estar con el ojo avizor para evitar que bandas criminales amedranten a las comunidades que sustituyan cultivos ilícitos por lícitos, ordenó hoy el Presidente Juan Manuel Santos a los generales del Ejército y de la Policía, en la vereda La Primavera, jurisdicción de Uribe.

El Mandatario quien este jueves, al que calificó como “histórico”, dio inicio al Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), advirtió que “tenemos que evitar a toda esa gente que está tratando de sabotear, por supuesto a los narcotraficantes en México no les gusta que su materia prima de pronto desaparezca y están en contra”.

Añadió que otro tanto ocurre con los “narcotraficantes colombianos que se quedan con buena parte de la plata, no se la pagan a los campesinos, se quedan ellos con la plata, tampoco están interesados en que esto prospere”.

En consecuencia, el Jefe del Estado les dijo a los generales de la Policía y del Ejército Nacional que “las bandas criminales que vengan a sabotear o a tratar de amedrentar a un solo campesino o a las comunidades para que este programa no tenga éxito, ustedes los capturan y los judicializamos”.

Subrayó que el programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos “tenemos que hacerlo funcionar” y “quiero que tengan ese ojo muy bien abierto”, les recalcó a los miembros de la Fuerza Pública.

Oportunidad única

Así mismo, el Presidente durante su intervención ante campesinos y agricultores de La Primavera explicó que las comunidades comprometidas en la sustitución voluntaria de cultivos ilícitos tendrán en sus zonas planes de desarrollo rural, proyectos de infraestructura, de salud, de educación y de vivienda.

Señaló que el PNIS es desarrollo del punto cuatro del Acuerdo Final suscrito entre el Gobierno Nacional y las Farc.

Puso de presente, ese orden de ideas, que los agricultores también recibirán estímulos para la producción agropecuaria y dispondrán de asesoría técnica para sacar el mejor provecho de sus tierras.

“Tenemos que ser exitosos, tenemos una oportunidad única, para ustedes, para Colombia, para nosotros, para todos”, afirmó el Mandatario.

Por último, el Presidente hizo hincapié en lo vital que resulta hacer funcionar el programa, porque “eso es la base de la paz” y reiteró que la paz “les pertenece a ustedes”.

Share Button