miércoles septiembre 22 de 2021

El sueño  otoñal de Maturana

 Por Esteban Jaramillo Osorio

Pacho Maturana es un romántico que lucha en un mundo en el que el resultado salvaje domina con sus tentáculos comerciales; donde pocos, como él, sobreviven. Es de la escuela de Marcelo Bielsa, Arrigo Sachi, Cesar Luis Menotti, Jorge Valdano, Ángel Cappa y Pep Guardiola, entre otros.

Su  soporte es la pelota y, con ella, la estética; el espectáculo ante todo, con el culto al toque y al  buen juego. Ese es su estilo.

Su diferencia básica esta en la autoridad que transmite  con el conocimiento. Sus vestuarios son  limpios,   con  formatos exigentes que le dan balance a sus nóminas. Pacho elige escrupulosamente a sus jugadores, sabe mezclarlos, para, con ellos, construir un equipo con ambiciones.

Sus detractores, que son muchos, porque a nadie deja indiferente, le dicen desactualizado. Hace rato no dirige.

Sin embargo, en contravía de estos conceptos,  forma parte del grupo de estudios de FIFA, es acatado conferencista y analista de tendencias que modernicen el juego con el auspicio de la Conmebol.

Maturana es presencia respetada y su imagen motiva, une y genera expectativas que nunca riñen con  el fútbol que deleita al pueblo.Su última experiencia fue en la federación Colombiana, como entrenador de desarrollo y en el Al Nassr de Arabia. Su palmarés es robusto como su experiencia.

Vaya usted a saber que bicho extraño le ha picado y que le invita,  en la etapa serena de su otoñal y plácida vida, a retornar a los banquillos cada vez mas calientes, mas eléctricos, mas inestables. Quizá el olor a gramilla, el sudor, el placer de estadio, el rumor del público, el sueño final de su vida asociada con la pelota, la adrenalina del día a día frenético y sin respiro. La pasión , la tensión. Así es el fútbol…Así es Pacho, a veces desconocido, por los agobiantes baches que tiene la memoria.

Con la perspectiva de firmar con el Once Caldas, aprobado su proyecto y en estudio final, pendiente de algunas consideraciones y de la firma, Pacho, con este u otro  equipo, quiere volver a las canchas, donde esta el máximo placer de su existencia.

Share Button