domingo septiembre 19 de 2021

Rionegro Águilas y Once Caldas igualaron 2-2

13 agosto, 2017 Deportes, Fútbol, Fútbol Nacional

Rionegro, 13 de agosto_ RAM_ Rionegro Águilas y Once Caldas igualaron 2-2 en un partido que comenzó la tarde del sábado y terminó en la mañana de este domingo. Por problemas de luz en el estadio Alberto Grisales, el choque no se pudo completar ayer.

Por ende, se reanudó hoy con el segundo tiempo. Las ‘Águilas’ llevaban la ventaja en el marcador 1-0 gracias al gol del argentino Agustín Vuletich. Los antioqueños alargaron la ventaja con un tanto de penalti que fue anotado por Daniel Hernández.

Rionegro Águilas y Once Caldas protagonizaron el partido más curioso de la séptima fecha de la Liga II. El sábado, a las 5:30 de la tarde, comenzó el compromiso que terminaría 18 horas después, el domingo a las 12:10 del mediodía, con el marcador igualado a dos tantos.

En la primera parte del juego el clima frío acompañó a los más de mil presentes que asistieron al estadio Alberto Grisales de Rionegro. Estos presenciaron algunas opciones de media distancia de Jerry Ortiz, Dany Cure y Harrison Henao.

Aplaudieron, en el minuto 31, al único que pudo hacer daño en el arco rival, al volante de Rionegro, Dany Cure, quien con un remate fuerte hizo que el arquero José Fernando Cuadrado soltara la pelota, la ‘pescara’ después Daniel Hernández, quien rápidamente la centró al argentino Agustín Vuletich para que simplemente la metiera con el borde interno del guayo derecho.

En el segundo tiempo que se jugó el domingo, en cambio, arreciaba un sol que a las 11:15 ya le tenía la cabeza roja a más de un alopécico. Rionegro salió decidido a ampliar el marcador, fue a conseguir el segundo, Dany Cure a los diez segundos ya había puesto a volar al arquero Cuadrado.

No habían pasado seis minutos cuando en una jugada dentro del área de Once Caldas, Gilberto García derribó a Dany Cure, el árbitro Andrés Rojas no dudó en decretar pena máxima y Daniel Hernández, después de tomar siete pasos de impulso, tampoco titubeó en engañar al arquero cuadrado con su pierna izquierda y conseguir así el 2-0 a favor de Rionegro.

Once Caldas, que hasta ese momento estaba apacible, fue pellizcado por las indicaciones del técnico Maturana, quien tuvo que abandonar la tranquilidad de su silla para alentar a sus dirigidos.

El argentino Sergio López, entonces, dio el primer aviso pero desaprovechó esta aproximación al enviar su remate por encima del travesaño; aunque en el minuto 13, en una jugada de pelota quieta, le puso el balón justo a su compañero Marcos Acosta para que éste picara el balón con su cabeza y lograra así el descuento en el marcador.

Once Caldas, siete minutos después, pudo haber conseguido el empate pero el remate de Sergio López, frente a un arquero vencido, no tuvo potencia y fue rechazado por la defensa local.

El partido entró en un lapso en el que no hubo ataques, sólo se presentó un remate desviado de John Javier Restrepo. Fue en el tiempo de reposición cuando el equipo visitante logró la hazaña. El partido estaba en un punto en el que todos los hombres de Manizales subían a cabecear en un tiro de esquina, un tiro libre, y ya se habían dado casi por vencidos de que el empate estaba inalcanzable.

Pero, precisamente en una jugada de pelota quieta, se presentó dentro del área una jugada discutible que los de Rionegro todavía están reclamando, pues aparentemente Fernei Ibargüen derrumbó a Marcos Acosta, lo que el árbitro Rojas tradujo en otra pena máxima, y así fue cuando Edder Farías volvió al partido, pues había tenido pocas intervenciones antes, y de pierna derecha venció al arquero Valencia que se jugó hacia el otro lado por donde entró el balón.

El técnico interino de Rionegro, Juan Eugenio Jiménez, no creía lo que pasaba, gritaba, caminaba de un lado a otro y se tomaba la cabeza. En la tribuna, mientras tanto, el técnico oficial del club que fue confirmado un día antes, Edison Umaña, hablaba tranquilamente con sus acompañantes indicando con algunos gestos su descontento por una victoria que se le había acabado de escapar a su actual equipo.​

Con este resultado, el equipo antioqueño bajó al último lugar de la tabla, al ajustar tres puntos. Once Caldas, por su parte, salvó un punto que lo deja en la casilla 17 con seis unidades. En la próxima fecha, Rionegro Águilas visitará a Cortuluá, este martes a las 6:00 de la tarde; mientras que Once Caldas jugará de local frente a Deportes Tolima, el jueves a las 6:00 p.m.

Share Button