domingo septiembre 19 de 2021

El Museo Colonial será una herramienta para la paz y para el posconflicto

03 agosto, 2017 Arte

El Presidente Santos encabezó la reapertura del Museo Colonial en Bogotá y afirmó que este renovado centro cultural será una herramienta para la consolidación de la paz y para el posconflicto.

El Mandatario resaltó que este centro cultural es uno de los 48 proyectos de restauración y rehabilitación que ha realizado el Gobierno, entre ellos el Teatro Colón. El Museo Colonial reabrió sus puertas luego de tres años de trabajos en los que se invirtieron más de 9 mil millones de pesos.

El Presidente Juan Manuel Santos encabezó este jueves la reapertura del Museo Colonial y afirmó que este renovado centro cultural será una herramienta para la consolidación de la paz y para el posconflicto.

El Jefe del Estado señaló que el Museo Colonial es uno de 48 proyectos de restauración y rehabilitación que ha realizado el Gobierno, incluido el Teatro Colón. La sede de arte colonial reabrió sus puertas luego de tres años de trabajo y de inversiones superiores a los 9 mil millones de pesos por parte del Ministerio de Cultura.

“Este museo es pasado y es presente, y será una herramienta para la consolidación de la paz y para el posconflicto; para seguir encontrándonos y conociéndonos desde la inmensa riqueza de nuestra diversidad cultural y regional”, expresó el Presidente.

Al acto de reapertura, que coincide con los 75 años de su creación de la sede, asistieron la ministra de Cultura, Mariana Garcés; y la directora del Museo, Constanza Toquica.

El edificio ubicado en la carrera 6ª con calle 10, en el centro de Bogotá, y es vecino del Palacio de San Carlos, la Iglesia de San Ignacio, el Colegio de San Bartolomé, el Capitolio y la Catedral, entre otras sedes históricas.

El Jefe del Estado recordó que la edificación que alberga al Museo, conocida como la Casa de las Aulas, se construyó en 1604, fue diseñada por el jesuita Juan Bautista Coluccini y su primer destino fue el de colegio máximo de la Compañía de Jesús.

Allí inauguró Simón Bolívar el llamado Congreso Admirable en enero de 1830 “que fue el último e infructuoso intento por evitar la disolución de la Gran Colombia”, comentó.

También en esa casona se fundó la Academia Javeriana, antecedente de la Universidad Javeriana; se posesionó Antonio Nariño como presidente de Cundinamarca; Santander abrió el Museo de Historia Natural, funcionó un cuartel militar, se juzgó al general Tomás Cipriano de Mosquera por sus actos dictatoriales y a los asesinos de Rafael Uribe Uribe.

Además en ese lugar capitalino Miguel Antonio Caro proclamó la Constitución de 1886 y se escuchó por primera vez el Himno Nacional.

“Y para mí es particularmente satisfactorio poder decir que un antepasado mío –mi tío-abuelo Eduardo Santos– fue quien decidió recuperar la vocación histórica de esta casa y fundar acá, hace 75 años, el Museo Colonial” manifestó el Jefe del Estado.

Agregó que en esa tarea el entonces gobernante tuvo dos aliados fundamentales, su ministro de Educación, Germán Arciniegas, y su esposa, Lorencita Villegas de Santos.

El Mandatario destacó que “hoy el Museo Colonial es monumento nacional y guarda la colección de obras de arte más completa y numerosa de la época de la Colonia en Colombia”.

Resaltó también que la colección del Museo incluye la más importante muestra de la obra del pintor neogranadino Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos, además de esculturas, orfebrería, platería y cerámica.

Allí se encuentra también el Mono de la Pila, la fuente pública de agua ubicada en la actual Plaza de Bolívar desde fines del siglo 16 hasta mediados del siglo 19 y que dio origen a la bogotanísima frase: ‘A quejarse al Mono de la Pila’.

El Presidente de la República definió el Museo Colonial como una cápsula de la historia, un túnel del tiempo y un maravilloso legado cultural que el Gobierno les deja a Bogotá y a Colombia.

El Museo

El Museo Colonial fue fundado el 6 de agosto de 1942.

Se formó a partir de diferentes colecciones de pintura, escultura, mobiliario y platería provenientes del Museo Nacional, de diferentes órdenes religiosas y familias de la élite bogotana de la época.

Actualmente posee un total de 1.605 piezas.

Dentro de estas se encuentran pinturas, esculturas, mobiliario, platería, textiles, artes decorativas, monedas, libros antiguos y algunos documentos del periodo colonial. Gracias a esto el Museo se destaca como el custodio de la colección de patrimonio colonial abierta al público más grande en el país.

De igual forma el Museo Colonial guarda la mayor colección de pinturas atribuidas a Gregorio Vásquez de Arce y Ceballos (1638–1711), reconocido como el máximo exponente de la pintura colonial en Colombia.

Las obras de renovación

En noviembre del año 2013 cerró temporalmente sus puertas para la restauración del inmueble que le sirve como sede.

La intervención, que tuvo un costo de alrededor de 6 mil millones de pesos, se centró en fortalecer la estructura de tal forma que cumpliera con todas las normas vigentes de sismo resistencia.

Adicionalmente se cambiaron cubiertas y pisos, así como buena parte de las redes hidráulicas y eléctricas de la casa. El proceso, que duró dos años aproximadamente, concluyó en enero de 2016, dando como resultado la entrega de 797 m2 de espacio de exposición que no solamente garantizará la preservación del patrimonio custodiado, sino la comodidad del público.

El visitante verá un museo totalmente renovado, porque paralelamente a la restauración de su sede, el Claustro de las Aulas, se planeó la renovación total del guion curatorial.

Aunque desde el año 2002, se realizaron cambios en las propuestas curatoriales, a partir de algunas exposiciones temporales, no se había planeado aún la transformación de su línea narrativa general.

Sin embargo, su cierre en el año 2013 permitió empezar a construir los contenidos que fueron dando forma a la historia que se desarrolla en las salas de exposición, mediante un discurso renovado y homogéneo.

Este proyecto, incluyendo el diseño y producción del mobiliario museográfico, la iluminación y los apoyos tecnológicos, tuvo un costo de 1.200 millones de pesos.

Ahora las salas del Museo contarán con apoyos en audio y video, así como plataformas interactivas que permitirán al visitante entrar profundizar con los temas de cada sección.

Así mismo, los visitantes podrán descargar guías digitales que los visitantes podrán descargar en sus celulares, tales como imágenes, audio y gifs animados que permiten recorrer el Museo.

Share Button