lunes septiembre 26 de 2022

Las 3 del tintero de Gardeazábal

Por Gustavo Álvarez Gardeazábal

Federico, obsesivo y compulsivo, logró el objetivo

El alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez es lo que los sicólogos llamarían un obseso compulsivo con el tema de Pablo Escobar. Camiseta que vea en el pecho de un cantante con la fotografía de Escobar, se alborota. Remando contra la historia que ya consignó al narcotraficante, Federico pretende que se respete la memoria de Medellín y se le haga saber a las nuevas generaciones el daño que Pablo le hizo a la capital paisa. Pero a veces se exagera. Como esta semana ,cuando en vez de conseguir su aparente objetivo de defender el buen nombre de Medellín estigmatizó a un par de cantantes bastante desconocidos y los catapultó a la fama. Obviamente el show mediático le permitió que los titulares se olvidaran de las noches de bala y terror, de las huelgas de buses, de las deserciones empanicadas de los estudiantes y del clima absurdo de extorsión que ha llevado a verdaderas batallas en las comunas de su amado Medellín. Ese era su verdadero objetivo y de verdad que lo logró. Todos supimos de Farruko y nos olvidamos del barrio Aures o de La Mano de Dios.

La peste llegó a los colegios de Cali

La terrible y mortal gripa AH1N1 llegó a Cali hace unos días y agarró como semillero a algunos colegios de la ciudad, capaces de desperdigarla por los cuatro costados. Así lo hizo saber la Secretaría de Salud Municipal cuando el jueves admitió que ya llevaban 14 casos en colegios. Como probablemente ni para el secretario de salud de Cali (que quiere ser el sucesor de Armitage) ni para la gobernadora del Valle, que es médica, ni para su funcionaria de salud pública, esos casos son motivo de alarma y, mucho menos, generadores de una campaña de socialización para que caleños y vallecaucanos reconozcan la enfermedad ,alerten sobre sus síntomas y sigan un protocolo que los salve de la muerte.  Hasta ahora la peste ha matado dos ancianos, pero las víctimas pueden ser más porque esa gripa es una verdadera peste medioeval en pleno 2018.

Hidroituango aguas abajo

Lo que ha estado sucediendo en Hidroituango, cuando el túnel de desvío se derrumbó una y otra vez y ocasionó un represamiento del rio, nos hace preguntar no solamente sobre las medidas que han tomado aguas abajo, sino sobre lo que siempre se oculta en Colombia: quién construyó el túnel, quién hizo los diseños y los estudios de suelos. No puede ser que en este país se caigan los edificios, se derrumben los puentes, se construya carreteras al borde de los ríos correntosos o del mar enfurecido y se desmoronen los túneles, pero los ingenieros  e interventores responsables ni aparezcan. Tanto ejemplo y tan seguido debe hacer pensar a ingenieros y universidades si la falla reside en sus aulas o hace parte del vomitivo nacional del avispado que ha inundado, con su afán de ganancias irredentas, muchas obras públicas y privadas del país.

Publicadas en las2orillas.co.

Mayo 6 2018

https://www.spreaker.com/user/8676384/2018-05-05-09-50-46-computer-record

Share Button