lunes noviembre 23 de 2020

El Jodario LAS 3 DEL TINTERO

HIDROITUANGO HUNDIÉNDOSE Y LA DIRIGENCIA ANTIOQUEÑA AGARRADA DE LAS MECHAS

Por Gustavo Álvarez Gardeazábal

Los miembros de la Junta Directiva de EPM, encabezada por el alcalde Federico Gutiérrez y los grandes cacaos Manuel Santiago Mejía ( el dueño de Alkosto y gran accionista del GEA) y Carlos Raúl Yepes ( antiguo presidente de Bancolombia) dieron por fin la cara y, en un comunicado firmado por todos sus 9 miembros,  resolvieron minimizar las acusaciones que  en un programa de televisión les hiciera el gobernador de Antioquia Luis Pérez, sobre la manera imperial, distante y presuntuosa como el staff directivo de EPM ha administrado la crisis de Hidroituango. Ni una sola palabra para constituir un equipo que estudie la crisis, asuma las responsabilidades futuras y le anuncie al país la verdad de un problema que no resultó ser geológico sino fruto de decisiones empresariales, como lo  dijeron en el comunicado # 20 donde afirman que el desastre que se avecina fue causa de situaciones”  antrópicas” ( causadas por la mano del  hombre)

EL PAIS A LAS PUERTAS DE UNA DICTADURA  DE DERECHA

La manera vertiginosa como avanzan las adhesiones al candidato del expresidente Uribe hace pensar seriamente en que con una mayoría congresional del 75 %, y unas ideas tan férreamente predicadas lo que vamos a tener, si ganan el 17 de junio, es una dictadura de derecha. Con un Congreso arrollando resulta fácil intuir que  suspenderán la dosis mínima, dejarán una sola Corte, nos impondrán el embeleco de la economía naranja, nos llevarán a repetir los programas desarrollistas fracasados de Raúl Prebisch y la Cepal en la década del 60, (que tras las cortinas ha abanderado Luigui Echeverry el gerente de la campaña) ,que  impondrán  la tarjeta de periodista y de locutor  y  censarán irremediablemente a todo comentarista del régimen en lo que es, sin duda el primer paso a la censura.

COLOMBIA  EN PELIGRO DE SER ADMINISTRADA COMO BOGOTÁ

El resultado electoral del domingo anterior nos dejó en la sin salida.Hay que escoger entre dos males: el presidente que impone Uribe y el pésimo alcalde que tuvo Bogotá. El candidato que escogió el expresidente antioqueño, y que ganó la primera vuelta por cómoda mayoría, no ha administrado nunca 20 empleados juntos. El señor Petro administró a Bogotá de tan malas maneras que hoy todavía no recogen la basura y el país recuerda con horror sus falencias y desaciertos como gobernante de la capital. Salvo que el voto en blanco que ya  respaldan Fajardo y de La Calle llegara a ser más alto que el que obtengan los dos candidatos, aquí nos tenemos que alistar, con el uno o con el otro, a cuatro años de un gobierno  que no podrá ser sino insensato y, por supuesto, se convertirá en  el que menos necesitaba el país en las actuales y difíciles circunstancias económicas y de orden público que soporta.

PUBLICADAS EN las2orillas.co

 

Share Button