jueves mayo 23 de 2019

El Jodario LAS VACUNADAS

Por Gustavo Álvarez Gardeazábal

La tragedia de las niñas vacunadas contra el papiloma en El Carmen de Bolivar hace 2 años terminó siendo un caso despreciado por el Ministerio de Salud alegando, pública y maquiavélicamente, que se trataba de un caso de histeria colectiva porque la vacuna es buena y nunca se pretendió ,ni en Colombia ni en ningún país donde se ha aplicado, causar daño a las niñas que se les inyecta. Fue la palabra de quien se salvó de la muerte y había que creerla. Pero hace unos días la Universidad de Cartagena publicó un informe que desbarata la tesis científica que con tanto ahínco académico ha defendido el ministro Gaviria y abre una puerta para entender el problema sin ir a los extremos donde terminó parapeteado. El informe constata que los síntomas que padecen son reales,que el 83% de las evaluadas se encuentra bien de salud musculonutricional,el 8% presentó problemas abdominales,el 19% alteraciones de las extremidades,el 90 % dolor toráxico al que se han ido acostumbrando y el 40% se le comprobaron dificultades respiratorias.

En tales condiciones el Ministerio de Salud debería profundizar con la farmacéutica que facilitó la vacuna si el lote usado en El Carmen de Bolivar venía defectuoso, hacía parte de alguna cepa contaminada o qué otra cosa pudo haberle pasado y, si en otros lugares del mundo, la vacuna en mención funcionó bien o no, o tuvo problemas parecidos a los de las niñas colombianas. Seguir insistiendo en que fue un complot religioso  o una argucia moralista o una histeria colectiva y no ir hasta la última verdad ha ido en detrimento de la aplicación de la vacuna, que con toda razón, ni niñas ni padres de familia quieren que les inoculen .Rancharse en defender como intocable  lo que se demuestra que hizo daño no es ni sano ni racional.

@eljodario

[email protected]

publicada en Diario ADN,junio 5 2018

https://www.spreaker.com/user/8676384/2018-06-04-19-58-29-computer-record

Share Button