lunes septiembre 26 de 2022

Brasil – México duelo de titanes

 

Samara, 01 de julio_ RAM_ La misión de Brasil de enmendar su desilusionante actuación en la Copa Mundial de la FIFA 2014 sigue su curso, si bien los de Tite acabaron en primera posición del Grupo E con mucho esfuerzo. De hecho, su camino hasta los octavos de final no ha estado exento de sufrimiento: tras empatar 1-1 con Suiza en su estreno y certificar el triunfo por 2-0 sobre Costa Rica en los instantes finales, Brasil le ganó 0-2 a Serbia en la última jornada de la liguilla y se aupó al primer puesto, tal y como se esperaba.

México, por su parte, tendrá que despejar las dudas sobre su estado de forma. Tras iniciar su andadura en Rusia 2018 con dos victorias consistentes —en especial el 0-1 sobre Alemania, campeona en 2014—, el Tri cayó 0-3 ante Suecia en la tercera jornada de la fase de grupos. Los mexicanos podrían sacar la confianza de su último enfrentamiento con Brasil en la Copa Mundial de 2014, un empate sin goles en Fortaleza. Es el único choque mundialista entre ambas selecciones que no acabó con triunfo de Brasil.

El análisis de los enviados especiales de FIFA.com

Giancarlo Giampietro, con Brasil

Brasil está yendo de menos a más, tal y como había planificado el cuerpo técnico. El equipo llega a los cruces con mucha confianza, y todo apunta a que ya ha superado la tensión vivida en los primeros 180 minutos. La sensación entre sus jugadores es que México presionará en toda la cancha, lo que podría dificultar la salida del balón desde la defensa, pero, al mismo tiempo, abriría espacios para que las estrellas de la Seleção puedan lucirse.

Martin Langer, con México

México intentará romper el maleficio de los octavos de final venciendo a la selección más difícil de todas, pero contra la que no le ha ido nada mal últimamente. El equipo tendrá la motivación añadida de resarcirse de su decepcionante actuación contra Suecia en la última jornada de la fase de grupos. Eso sí, tendrá que hacerlo sin su central Héctor Moreno, uno de sus futbolistas más importantes.

¿Sabías que…?

Brasil no ha concedido ni un solo gol contra México en sus cuatro enfrentamientos mundialistas anteriores, en los que ha marcado además un total de 11 goles.

Alineaciones probables:

Brasil: Alisson; Fagner, Thiago Silva, Miranda, Filipe Luís; Casemiro, Paulinho; Willian, Philippe Coutinho, Neymar, Gabriel Jesus

México: Guillermo Ochoa; Miguel Layún, Hugo Ayala, Carlos Salcedo, Jesús Gallardo; Héctor Herrera, Jonathan Dos Santos, Andrés Guardado; Carlos Vela, Javier Hernández, Hirving Lozano

El doble desafío que motiva a México contra Brasil

Por Martín Langer

Samara, 01 de julio_ RAM_ México y Brasil protagonizarán en Samara un octavo de final que pareciera tener un favorito claro por historia y peso de camiseta en el mundo. Pero si se hace una revisión de los recientes resultados entre ambos, el duelo podría ser más apretado de lo que las sensaciones indican.

La realidad marca que El Tri ha vencido a su rival prácticamente en todos los torneos en los que se han enfrentado:

Final del Torneo Olímpico de Fútbol Londres 2012

Final de la Copa Mundial Sub17 de la FIFA Perú 2005

Copa FIFA Confederaciones (1999 y 2005)

Copa América (2007)

Copa Oro (1996 y 2003)

Le falta, sin embargo, el torneo más importante de todos… la Copa Mundial de la FIFA™. Los mexicanos no han podido jamás imponerse a Brasil en el máximo escenario. Registra tres derrotas (1950, 1954 y 1962) y un empate en 2014. De hecho, jamás ha podido marcar siquiera un gol a la pentacampeona del mundo.

Y deberán hacerlo justo en su duelo más traumático: el de octavos, el que no han podido superar en las últimas 6 ediciones. ¿Motivo para la preocupación? Al contrario, según el capitán Andrés Guardado. “Tampoco se le había ganado nunca a Alemania en un Mundial y lo conseguimos. Vinimos a hacer historia y vamos a hacer lo posible por lograrla».

Una generación diferente

La confianza del número 18 no es sorprendente. A final de cuentas, los resultados de los últimos diez partidos entre los dos equipos en categoría mayor no pueden ser más equilibrados. Cinco victorias del Tri por cuatro de los brasileños y un empate.

Y no sólo eso, muchos de los jugadores que forman parte de esta selección mexicana han salido ya victoriosos en partidos definitivos en categorías menores, como las finales de la Copa Mundial Sub 17 de la FIFA Perú 2005 o el Torneo Olímpico de Fútbol Londres 2012.

De hecho, son 9 los futbolistas aztecas que celebraron victorias contra sus rivales del lunes. Héctor Moreno, los hermanos Dos Santos, Carlos Vela, Marco Fabián, Héctor Herrera, Javier Aquino, Oribe Peralta, Jesús Corona y Raúl Jiménez. Por su parte, sólo tres de los brasileños cayeron ante el Tri en alguno de esos partidos, aunque no son nombres cualesquiera: Neymar, Thiago Silva y Marcelo.

Números que presagian una batalla épica en Samara. Aunque como también dice Andrés Guardado, “La racha ante Brasil es sólo una estadística y cuando empieza el partido no juega. Vamos a saltar a la cancha con la idea de hacer el partido de nuestras vidas”.

Casemiro, la fuerza estabilizadora de Brasil

Por Giancarlo Giampietro

Samara, 01 de julio_ RAM_ Detrás de un gran ataque, ¿hay un gran volante defensivo? Puede que no sea exactamente una regla, pero el desempeño de Casemiro con la selección brasileña apunta a que tiene mucho de cierto.

Aunque el centrocampista es el primero en afirmar que no hace nada él solo, no cabe duda de que supone una fuerza estabilizadora para su combinado nacional, igual que en el Real Madrid.

“Estoy cómodo. Siempre digo que el míster [Tite] me pide hacer prácticamente lo mismo que hago en mi club. Si estoy aquí es por haber hecho un gran trabajo allí y porque él confía en mí”, explica a la FIFA. “Claro que siempre se requiere algún ajuste u otro, pero él procura que conservemos nuestras características. Es un mérito que tiene, no puedo dejar de mencionarlo”.

Y cuando llegue la hora de medirse con un México, en teoría más agresivo, este lunes en Samara, su fútbol adquirirá una importancia mayor si cabe. Por momentos, Casemiro transmite la impresión de estar por toda la cancha, multiplicándose en apoyo de las figuras de su equipo.

“Su dominio de la posición es impresionante, como la ocupación que hace del espacio y su nivel de concentración. Tiene visión periférica hasta en el vestuario”, analiza con humor Tite.

En el fútbol, lo natural es que la gente de ataque sea la que más atención atraiga. Y Casemiro no se queja por ello. Es posible que su calidad pase algo desapercibida para los hinchas, pero sí suscita la admiración de un público específico: los entrenadores.

“Es el jugador más importante para el equilibrio del Real Madrid”, señaló Diego Simeone, técnico del Atlético de Madrid, al analizar a su rival. “Desde que es titular, el equipo ha cambiado mucho”, indicó por su parte Massimo Allegri, del Juventus.

Y si los adversarios lo aplauden, qué no dirá el que ha sido su último técnico en el club blanco, Zinedine Zidane, uno de los responsables de su consolidación en el cuadro madridista. “Consigue que haya equilibrio entre defensa y ataque. No debería sorprender a nadie. Tiene confianza y mejora a cada año que pasa”, dijo el francés.

Casemiro admite que, al principio de su relación con Zidane, incluso le daba vergüenza dirigirse a él, aunque su progresión ha derribado esa barrera de forma natural. A día de hoy, por muy reservado que sea fuera de la cancha, si se trata de hablar de fútbol y de táctica, se suelta.

El propio Tite ha contado que de algunas charlas con su jugador sacó ideas decisivas para los triunfos sobre Uruguay y Colombia en la competición preliminar.

Y dejando al margen su visión de juego, si tenemos en cuenta su trayectoria profesional, tras padecer la pobreza en su infancia, Casemiro debería desprenderse ya de la timidez para hablar con los grandes del fútbol. Es el primogénito de su familia, que su padre abandonó muy pronto, y tuvo que ayudar a su madre, Magda, a cuidar de sus dos hermanos.

Así fue hasta los 14 años, cuando salió de São José dos Campos rumbo a São Paulo para incorporarse a la cantera del club que lleva el nombre de la ciudad. Las dietas que recibía prácticamente llegaban para pagar los gastos de casa.

En cuatro años ya había alcanzado las categorías inferiores de la selección y el plantel profesional, y la situación económica se estabilizó. “Cuando debuté en el Mundial, me pasó por la cabeza una pequeña película, sobre la consecución de un sueño. Y, al mismo tiempo, pienso en otro logro para ese sueño. Quiero ganar”, confiesa el volante, que, como vemos, es el punto de equilibrio de algo mayor.

Share Button