domingo septiembre 25 de 2022

“Las víctimas demostraron una vez más su inmensa capacidad de perdón”: Paula Gaviria

18 julio, 2018 Política

En el marco del acuerdo de solución amistosa suscrito ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el 6 de mayo de 2015, el Estado colombiano pidió perdón por los hechos ocurridos el 10 de enero de 1997, en los que el Ejército Nacional causó la muerte de los jóvenes Oscar Orlando Bueno Bonnet, Jefferson González Oquendo y Jhon Jairo Cavarique.

En el parque principal de Saravena se realizó el acto de reconocimiento de responsabilidad y solicitud de perdón del Estado colombiano y la entrega del mural móvil en memoria de las víctimas, en cumplimiento del acuerdo de solución amistosa del Caso Oscar Orlando Bueno Bonnet y otros. Lo que armoniza con los actos tempranos de responsabilidad, acordados en el punto 5 del Acuerdo Final de Paz.

La vocería del Estado, en esta oportunidad, estuvo a cargo de la consejera presidencial para los Derechos Humanos, Paula Gaviria, y contó con el acompañamiento del director temático de la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, Gerson Arias.

Al acto también asistieron el Gobernador de Arauca, Ricardo Alvarado; el alcalde de Saravena, Yecid Lozano; autoridades militares y delegados de diferentes entidades del Estado, como la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, la Unidad de Atención y Reparación Integral a las víctimas y la Defensoría del Pueblo; los familiares de las victimas y sus representantes ante el Sistema Interamericano de Derechos Humanos – Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo y la Corporación Jurídica Humanidad Vigente, así como organizaciones de derechos humanos de la región.

“Hoy, más de 20 años después de ocurridos los hechos, en nombre del Estado de Colombia, en representación del Gobierno Nacional y en mi condición de consejera presidencial para los Derechos Humanos, pido perdón público y expreso mis más sentidas condolencias por el homicidio de estos jóvenes”, expresó Gaviria.

Al respecto, Kevin Bueno, hijo de Óscar Orlando Bueno afirmó “la paz es un paso importante para honrar la memoria de las víctimas y para que nunca más hechos lamentables, como la pérdida de un ser querido, vuelvan a suceder. Hoy demostramos que esta sociedad puede perdonar”.

Esta medida de reparación tiene como propósito contribuir a la construcción de la verdad histórica y despertar la conciencia de las instituciones y sociedad en general en aras de evitar que hechos como estos se vuelvan a repetir.

Al momento de entregar el mural móvil, Herbin Gallo presidente departamental de la Asociación Juvenil y Estudiantil regional (Asojer) manifestó: «Orlando, Jefferson y Jhon Jairo siempre estarán presentes en nuestros pensamientos, son semillas que germinan, su sangre abona la tierra y la fertiliza».

Según Gaviria, “los familiares de las víctimas y las organizaciones de Derechos Humanos que las han acompañado, han permitido al Estado fortalecerse en la búsqueda de medidas que permitan avanzar en la reparación integral y en el compromiso de la no repetición”.

En este mismo sentido se pronunció Olga Silva, directora de la Corporación Jurídica Humanidad Vigente «este acto de reconocimiento de responsabilidad y ofrecimiento de disculpas públicas por parte del Estado constituye un paso importante en la ruta de dignificación y esclarecimiento de la verdad».

El mensaje del Gobierno Nacional para las víctimas, en palabras de la consejera presidencial fue claro, “hoy no solo son vistos como una norma, hoy se traducen en un rostro y en el nombre de una persona que requiere de la atención y asistencia del Estado”.

Share Button