viernes octubre 7 de 2022

Suecia derrotó 1-0 a Suiza y con algo de fortuna clasificó a los cuartos de final de la Rusia-2018

San Petersburgo, Rusia, 03 de julio_ RAM_ En un partido de estilos encontrados y muy parejo, Suecia derrotó hoy aquí 1-0 a Suiza con algo de fortuna para clasificar a los cuartos de final de la Copa Mundial de fútbol Rusia-2018.

En el Estadio Krestovski de San Petersburgo, Suecia se impuso por 1 a 0 ante Suiza y sacó pasaje para los cuartos de final del Mundial de Rusia, una instancia que no alcanzaba desde el Mundial de Italia 1934.

Un gol de Emil Forsberg, a los 66 minutos, dio ventaja a los nórdicos, quienes no avanzaban a la ronda de los ocho mejores de una cita universal desde Estados Unidos-1994.

Forsberg abrió a la banda hacia Ola Toivonen, éste le devolvió la pelota en la frontal y, después de burlar la defensa con clase para buscar el tiro, chutó raso. El disparo rebotó en el pie del central suizo Manuel Akanji y se coló en la meta defendida por Yann Sommer.

Los suecos disputaron su partido número 50 en una justa del orbe, oncena selección en alcanzar esa cifra en un Mundial y la séptima de Europa, y buscarán su boleto a las semifinales el sábado con el ganador del duelo de este martes entre Colombia e Inglaterra.

Suecia derrotó 1-0 a Suiza y después de 20 años se metió entre los ocho mejores del Mundial de Rusia 2018. Los suecos lograron la clasificación a cuartos de final por el gol de su volante número 10, Emil Forsberg, a los 66 minutos de juego.

Luego de un flojo primer tiempo donde hubo apenas un puñado de situaciones de riesgo para cada lado, los suecos encontraron el camino para comenzar a saborear la victoria a los 66 minutos, a partir de una jugada que tuvo su cuota de fortuna: un intento de desvío de Manuel Akanji terminó estampado en la red y puso el 1 a 0 que, finalmente, fue definitivo.

Con más empuje que juego, los suizos fueron en busca del empate frente a un elenco sueco que se retrasó y defendió con uñas y dientes la ventaja. Sin embargo, los intentos desde afuera del área no prosperaron y, en tiempo de descuento, fue el equipo azul y amarillo quien tuvo la oportunidad más clara.

El VAR desactivó un penal pero le permitió a Suecia tener un tiro libre en la puerta del área, aunque el arquero Yann Sommer se encargó de evitar que le convirtieran el segundo gol.

En la próxima ronda, Suecia se medirá ante el ganador del duelo entre Colombia e Inglaterra, que juegan hoy desde las 15 (hora de argentina). En caso de conseguir un triunfo, los suecos conseguirán clasificarse a semifinales por segunda vez en su historia. Su primer y único antecedente data del Mundial de Estados Unidos 1994, donde se subieron al tercer escalón del podio.

Suiza intentó hasta el final pero no pudo empatar el partido. La selección escandinava, ya clasificada, esperará rival, que saldrá del ganador entre Colombia e Inglaterra, que juegan esta tarde, a las 15.00, en Moscú. Con ese encuentro entre cafeteros e ingleses quedará armado el cuadro de cuartos de final, que se jugarán entre viernes y sábado.

Suecia se ha hecho con el pase a los cuartos de final de la Copa Mundial de la FIFA™ por primera vez en casi 24 años, con una victoria sobre Suiza por la mínima (1-0), gracias a un disparo de Emil Forsberg, en San Petersburgo.

En un partido disputado con cautela desde los primeros compases, los suecos echaron mano de la fórmula que mejor le ha funcionado hasta el momento: replegarse, defender con solidez y golpear a la contra. Suiza, por lo tanto, ha sido el equipo más activo sobre el terreno de juego cuando ha tenido el balón. Sin embargo, el planteamiento reactivo del conjunto de Janne Andersson ha resultado más fértil. De las poquísimas ocasiones creadas, las mejores han pertenecido a los suecos.

En una especie de guerra de desgaste, conforme avanzaba el cronómetro empezaron a vislumbrarse destellos de posibles momentos desequilibrantes, pero tanto las malas definiciones de unos como la buena suerte de otros los han empañado. Precisamente fue la fortuna la que se encargó de decidir al ganador.

Hasta ahora, Emil Forsberg no había estado a la altura de la etiqueta de gran estrella que le colgaron de camino a esta fase final. Hoy, sin embargo, tras recibir el balón al borde del área, ha metido a los suyos en cuartos de final con un cañonazo que, desviado por Manuel Akanji, se coló por la escuadra.

El análisis de los enviados especiales de FIFA.com

Alexandra Jonson, con Suecia

El sueño continúa para Suecia. No ha sido una victoria precisamente contundente, pero el equipo cumplió con su trabajo y Forsberg silenció las voces críticas que habían surgido últimamente. Gustav Svensson hizo una labor impresionante como suplente de uno de los jugadores fundamentales del equipo, el sancionado Sebastian Larsson. No obstante, los suecos se han llevado un mazazo importante con la baja repentina de uno de sus colosos en defensa, Mikael Lustig, que tuvo que abandonar el campo lesionado. En resumen, el pase a cuartos de final es un logro del que todo el equipo puede sentirse bien orgulloso.

Alan Schweingruber, con Suiza

No es que Suiza haya jugado peor hoy que en otras ocasiones, pero le ha tocado llevar la iniciativa contra los suecos y, una y otra vez, se ha encontrado bajo presión al contrataque. Pero, por encima de todo, en ningún momento consiguió mantener controlado a Forsberg, y su incapacidad para sacar a este jugador del partido resultó decisiva. Suiza no ha logrado hacer historia, pese a tener enfrente un rival asequible, y sus últimos recuerdos de cuartos de final seguirán siendo los de 1954.

Jugador del Partido

Tras las críticas recibidas en su país por no haber estado a la altura de las enormes expectativas depositadas en él, Emil Forsberg ha exhibido su facilidad para convertirse en el hombre decisivo de las grandes ocasiones al anotar el único gol del encuentro.

El dato

40.000.000: La asistencia de 64.042 espectadores no ha batido ningún récord por sí misma, pero ha contribuido a establecer un hito impresionante: con esta cifra de hoy, la asistencia oficial a todas las 21 ediciones del Mundial desde 1930 hasta el momento asciende al increíble total de 40 millones de espectadores.

Share Button