viernes diciembre 14 de 2018

Son sus obras las que condenan al Fiscal

Por Jorge Enrique Robledo

 @JERobledo

Peor no pudo haberle ido al Fiscal Martínez en el Senado. Tan mal le fue que los del Frente Nacional duquista, temerosos de defenderlo, violaron el reglamento para impedir que los citantes concluyéramos el debate e impusieron el cambiazo del tema para protegerlo. Y no hay analista que lo defienda, en tanto aumentan los que le exigen la renuncia y en especial repudian que utilice la Fiscalía para abusar, engañar y mentir, al igual que el tono matón y amenazante con el que actuó, incluso contra Cecilia Orozco y María Jimena Duzán.

Hasta en ridículo quedó Martínez por inventarse una “conspiración” en su contra, cuando son sus actos en la corrupción de Ruta del Sol II (Odebrecht y Episol, Corficolombiana y Aval) los que lo tienen en la picota pública. Veamos (Video y transcripción de mi debate sobre el caso Odebrecht-Aval-Fiscal Martínez:).

En acusación formal en la Fiscalía, la Superintendencia de Industria y Comercio les negó la condición de víctimas de Odebrecht a Episol y a Corficolombiana, porque “conocieron, participaron y consintieron pagos de sobornos a través del retiro ilegal de recursos desde” Ruta del Sol y Consol. 2. Dicha acusación se basó en que los de Odebrecht señalaron como su compinche al presidente de Corficolombiana, al igual que en las denuncias de Jorge Enrique Pizano sobre malos manejos en Ruta del Sol desde 2013, las que solo le atendieron, y para engañar, luego de que en 2015 encarcelaran a Marcelo Odebrecht y se asustaran por las consecuencias en Colombia. 3. Por las grabaciones de Pizano a Martínez está probado que él y Sarmiento Angulo, por lo menos desde agosto de 2015, sabían de las denuncias de Pizano, hecho gravísimo que no le informaron a la Fiscalía y ni siquiera a la UIAF, a la que estaban en la obligación de reportarle por simples sospechas de irregularidades (ART. 102 del Estatuto Orgánico del Sistema Financiero).

Solo un inescrupuloso como el Fiscal Martínez se atreve a decir que no informó sobre las denuncias del ingeniero Pizano porque este no tipificó el delito, cuando el abogado Martínez habló de “soborno, lavado de activos, falsedad en documento privado, administración desleal, abuso de confianza, estafa, hurto agravado, peculado por apropiación” y debió informar por las solas sospechas. 5. Sabiendo lo que venía, Episol (Corficolombiana-Aval), con Martínez como consiglieri, firmó un acuerdo de 33 mil millones de pesos con Odebrecht sobre “pagos innecesarios”, para darle un manto de inocencia y legalidad a lo ocurrido. 6. Si este acuerdo deshonroso se conoce fue porque no lograron mantenerlo oculto, pues contenía una multa de diez mil millones de pesos para el que lo hiciera público.

El Fiscal Martínez presentó a Pizano como su gran amigo. Otra mentira. Porque Pizano dejó de confiar en él por lo menos desde 2015 –cuando en secreto lo grabó–, por saberlo parte de la conspiración –esa sí verdadera– entre los socios de Ruta del Sol. 8. Se conoce además que el valeroso Jorge Enrique Pizano murió denunciando y temiendo al Fiscal. 9. Martínez se hizo elegir Fiscal ocultando su actuación y la del Grupo Aval en el mayor caso de corrupción de la historia de Colombia –en lo económico y lo político– y con la certeza de que el proceso le llegaría a su manos, porque fue antes de su elección cuando Marcelo Odebrecht acordó “cantar” ante las justicias de Brasil y Estados Unidos. 10. Mucho indica que también llegó a la Fiscalía a proteger a los candidatos presidenciales de 2014.

El Fiscal Martínez sigue sin responder a la acusación de que, luego de una falsa investigación, ¡de solo 11 días!, salió a los medios a decir que “hoy la Fiscalía ha descartado la posibilidad de corrupción” en Navelena-Odebrecht, descarada tentativa de ocultar las corruptelas y de que en ese negocio también ganaban Sarmiento Angulo y el propio Martínez, a través de su hijo, contratista de los brasileños. 12. Mintió al decir que firmó un contrato con Ruta del Sol, cuando fueron tres, que no orientó a Odebrecht y a Aval para que se quedaran con el contrato de la vía Ocaña-Gamarra sin licitación pública y sobre el Conpes 3817, más ejemplos de que constituye una hazaña coger a Martínez en una verdad.

Acosado por la pérdida de su careta y por tantos que le exigen su renuncia, Martínez recurrió a la argucia del Fiscal ad hoc, que lo reemplazaría, según se adujo mañosamente, en todos los muchos aspectos de la corrupción en Ruta del Sol, cuando solo lo será en tres, con lo que este charlatán mañoso seguirá controlando el gran poder de la Fiscalía. 14. Y se empecina en atornillarse en el cargo para gozar de otro año y medio de la impunidad que le garantiza la Comisión de Absoluciones de la Cámara. 15. Solo una clase política tradicional tan descompuesta como la de Colombia puede sostener a Martínez en la Fiscalía.

Share Button