jueves agosto 13 de 2020

*Si Señores, «la mechita»  está de fiesta*

 

Por Esteban Jaramillo Osorio. 

Bogotá, 08 de diciembre_ RAM_ Que las finales no se juegan, sino que se pelean y se discuten, dicen los expertos en frases de cajón, con estereotipos.

*No señores: Las finales se disfrutan. *

Celebra América, después de tanto infortunio, por su campaña, por sus futbolistas que jugaron siempre con una consigna única, común y solidaria, la del título, con el corazón en la mano en cada partido.

*Festeja por Rangel, convertido en artillero puntual, a veces acrobático, con su frente dominante y sus disparos contundentes, luego de tantos fracasos en su largo camino de futbolista incierto, descartado por otros clubes, Junior incluido. *

Cuando replanteó su carrera y cayó en manos de Guimares, el técnico que lo rodeo con cariño y con futbol, fue otro. Guimaraes, el mismo que con seriedad competitiva, trajo, desde lejanas tierras la confianza que el club había perdido.

*A su lado se movieron Volpi, Vergara, Sierra y Carrascal, entre otros, lujoso aporte, así hayan sucumbido a la tentación de defender a sangre y fuego el título que estaba en el bolsillo, cuando Junior convirtió la cancha en un cuadrilatero. *

La final, fea. Muy fea. Futbol táctico y físico. Se jugó a empujones, patadas descalificadoras, interrupciones, puñetazos, insultos y, en general, anti futbol. Los goles fueron solitarios destellos, especialmente el de Sierra, que aclaró el camino.

*! Que vergüenza!*

Pero la fiesta estaba arriba, en la tribuna, donde fecha tras fecha rondaba el aguante inagotable de los hinchas americanos.*

Junior impotente, extrajo las mañas del mal perdedor y se descontroló tanto como su entrenador, algo tan frecuente en él.

Pobre Teo, combatió solo, como  guía del campeón destronado, del que pocos rastros había. En él, exceso de kilos y sacrificio.

*Del VAR, mucho, o nada. Por fin Roldan acató sin actitudes pedantes, los llamados de la cabina de video.*

Un gol anulado a Junior por posición adelantada, en correcta decisión. Y una mano de Carrascal que era penalti, con perjuicio para el perdedor.

*La fiesta es roja. Es de América. *

*EJO*

Share Button