sábado septiembre 24 de 2022

La alcaldesa Claudia López declaró alerta roja en Bogotá por aumento de casos de covid-19.

La ocupación de camas UCI en la ciudad está en el 85%. 

Agencia ANADOLU

Bogotá 07 de enero_ RAM_ La alcaldesa de la capital colombiana asegura que el rápido aumento de contagios y la carga viral indican que la nueva cepa del virus hallada en el Reino Unido ya debe estar circulando en la ciudad.

Este jueves la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, dijo en una rueda de prensa que en la capital de Colombia se decretó la alerta roja tanto para la ciudad como para el sistema hospitalario debido al aumento de casos positivos por coronavirus en las últimas semanas.

Debido a esta situación, se declaró “restricción total de la movilidad desde hoy jueves 7 de enero a medianoche hasta el martes 12 de enero a las 4 de la mañana”.

En la semana epidemiológica del 29 de diciembre al 4 de enero aumentó al 32% el incremento de casos de contagios entre los ciudadanos. “Es un comportamiento atípico. Hay algo adicional al incremento de contactos que tuvimos en diciembre”, dijo López.

Durante ese periodo de tiempo casi se duplicó el nivel de positividad registrado por las pruebas. En la actualidad, una de cada tres pruebas de coronavirus están saliendo positivas.

“Con las investigaciones que hemos hecho con el Laboratorio de Salud Pública de Bogotá y con el Instituto Nacional de Salud (INS) creemos que ese incremento en la positividad y en la carga viral (hasta un 50% mayor) que están presentando los pacientes que están dando positivo hoy en Bogotá tiene que ver con que debe estar circulando en la ciudad de Bogotá la nueva cepa de COVID-19 que se identificó en el Reino Unido”, aseguró la alcaldesa.

Además, Bogotá está teniendo una demanda importante de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) por casos de salud no relacionados con el virus, lo que ha puesto una presión importante en estas unidades de cuidado para cubrir también la atención de los pacientes con COVID-19.

Durante el primer pico de la pandemia el crecimiento diario de UCI ocupadas era de 67, mientras que «en el segundo pico estamos teniendo un incremento promedio diario de ocupación de 92 unidades de UCI COVID-19 y no COVID-19”, lo que muestra un aumento importante, explicó López.

Medidas restrictivas adicionales

Además de la cuarentena estricta para el próximo fin de semana, en la ciudad habrá toque de queda nocturno entre el 12 y el 17 de enero, en el horario comprendido entre las 8 de la noche y las 4 de la mañana. En esos días el servicio de transporte público TransMilenio funcionará hasta las 8 pm.

En la estrategia de cuarentenas estrictas por zonas, los residentes de las localidades de Kennedy, Fontibón y Teusaquillo deberán aislarse desde este viernes 11 de enero hasta el próximo jueves 21 de enero a medianoche.

Estas medidas se suman a la ley seca implementada en toda la ciudad desde el viernes 8 de enero desde las 6 de la tarde, hasta las 5 de la maña

Comunicado

Este jueves la alcaldesa Claudia López en compañía del secretario de Salud Alejandro Gómez y el secretario de Gobierno Luis Ernesto Gómez, explicó las medidas que empezarán a regir desde esta semana como producto del segundo pico del Covid-19 en el país y en la ciudad. Alerta roja en la ciudad, en el sistema hospitalario, toque de queda general y nuevas localidades con cuarentena estricta son las principales medidas.

El comportamiento de los indicadores de salud en Bogotá evidencia que desde la primera semana de diciembre hay un incremento en la ocupación de camas de cuidados intensivos e intermedios en la ciudad, por lo que el Distrito, como primera medida, declaró la alerta roja en la ciudad y en el

servicio hospitalario con el fin de seguir garantizando la prestación de los servicios de salud, la disponibilidad del talento humano y los medicamentos esenciales para todos los niveles de atención médica.

Este segundo pico está siendo mucho más drástico de lo estimado, no sólo por mayor número de contactos y contagios sino por mayor carga viral identificada en los positivos, lo cual dispara la transmisibilidad. Por eso,

acatando la instrucción del Gobierno Nacional, se  declara la restricción total de la movilidad en todo Bogotá a partir de este jueves 7 de enero a las 11:59 p.m y hasta el próximo martes 12 de enero a las 4:00 a.m.

En este mismo sentido, en la ciudad también tendrá toque de queda nocturno entre el martes 12 de enero hasta el domingo 17 de enero en el horario comprendido entre las 8:00 de la noche y las 4:00 de la mañana.

Por otra parte, las localidades que ya tenían medidas especiales (Suba,Engativá y Usaquén), continuarán hasta el próximo 17 de enero a las 11:59 p.m. y por su parte; las localidades de Kennedy, Teusaquillo y Fontibón entran en cuarentena estricta desde este viernes 11 de enero a

las 00:00 horas y hasta el próximo jueves 21 de enero a las 11:59 p.m, debido al aumento de casos positivos y hospitalizaciones por coronavirus en los últimos días.

Adicionalmente, durante este domingo y lunes festivo, la ciclovía estará suspendida para facilitar el regreso de los viajeros a Bogotá y evitar  aglomeraciones. A quienes regresan de viaje, se les pide extremar los  cuidados durante el trayecto y a la llegada y realizar un aislamiento preventivo y voluntario de 7 días para evaluar sus síntomas y reportar cualquier novedad.

“Es duro iniciar el año tomando estas medidas, pero de todos depende que este segundo pico lo pasemos rápido. Nos enfrentamos a posibles fenómenos como la nueva cepa y por eso debemos extremar todas las medidas para protegernos. Bogotá siempre ha sido ejemplo de cuidado durante toda la pandemia, no podemos bajar la guardia. Si nos cuidamos, salvamos nuestra vida y la de miles de personas en la ciudad”, puntualizó la alcaldesa Claudia López.

Share Button