sábado abril 17 de 2021

Trabajadores petroleros de Colombia se unen a campaña anti-fracking

Un hombre sostiene un cartel que dice: «No al fracking», durante una protesta contra el uso del fracking, en Bogotá. REUTERS/Luisa González

Por Oliver Griffin

BOGOTÁ, 6 abr (Reuters) – El sindicato petrolero más grande de Colombia se unió a la campaña anti-fracking para oponerse al desarrollo de depósitos de yacimientos no convencionales y exigir una transición más rápida a la energía renovable, informaron el martes los activistas.

La Unión Sindical Obrera de la Industria del Petróleo (USO) y la Alianza Colombia Libre de Fracking dijeron en un comunicado conjunto que están uniendo fuerzas para proteger la región del Magdalena Medio y el país en su conjunto de la exploración no convencional.

El desarrollo de depósitos no convencionales, incluido el fracking para el gas de esquisto y gas metano asociado a mantos de carbón, es un tema que provoca polarización en Colombia.

Actualmente, el desarrollo comercial no está autorizado, pero el Consejo de Estado, un alto tribunal del país, mantiene audiencias antes de un fallo final y permitió que los proyectos piloto sigan adelante mientras tanto.

«La @usofrenteobrero ingresa oficialmente a @ColombiaNoFrack. Une esfuerzos con distintas organizaciones sociales y políticas del país para oponerse a esta técnica de explotación y aboga por una acelerada transición energética justa», dijo el presidente del sindicato, Edwin Palma, en una publicación en Twitter.

Otras 120 organizaciones forman parte de la alianza contra el fracking. La USO tiene alrededor de 30.000 afiliados.

Mientras tanto, Armando Zamora, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos de Colombia (ANH), dijo que los grupos anti-fracking son internacionales, están bien organizados y financiados por quienes pueden salir perdiendo con el desarrollo de yacimientos no convencionales, sin ofrecer pruebas.

«Es bien conocido en el ambiente de los hidrocarburos que todas las campañas en contra del fracking vienen de aquellos países donde no les conviene que el fracking se desarrolle», afirmó Zamora en un foro virtual, nombrando a Rusia como un país que no se beneficia del éxito de esa técnica de producción de hidrocarburos.

La ANH no respondió de inmediato a una solicitud de mayor información sobre los comentarios del directivo.

A su turno, la Alianza Colombia Libre de Fracking calificó de falsas las acusaciones.

«Le exigimos que muestre públicamente las pruebas que tiene al respecto sobre supuesta injerencia o financiación de Rusia en la oposición al fracking en el país, o se retracte de sus afirmaciones», aseguró el grupo en un mensaje.

Colombia tiene un potencial de entre 3.000 millones y 9.000 millones de barriles de crudo equivalentes en yacimientos no convencionales, es decir entre 2 y 6 veces las reservas actuales que alcanzan para 6,3 años de consumo, según el Gobierno.

Share Button