miércoles enero 26 de 2022

El colombiano Nicolás Robledo fue séptimo en Rally Dakar

14 enero, 2022 Automovilismo, Deportes

Equipo Nicolás Robledo GM Motorsport argentina

Jeddah, Senegal, 14 enero,2022_RAM_ El automovilismo colombiano hizo historia en el Rally Dakar 2022, con la séptima posición de Nicolás Robledo en la categoría de cuatrimotos, cuyo certamen terminó este viernes.

Fueron 96 horas, 28 minutos y 28 segundos, el tiempo que el piloto estuvo encima de su vehículo durante el arduo recorrido en Arabia Saudita, donde cada día luchó contra cualquier adversidad.

Al final, Robledo acabó por primera vez para Colombia entre los 10 primeros de alguna de las categorías de la prestigiosa y peligrosa competencia en el mundo.

En su sexta participación en un Rally Dakar, el piloto hizo su mejor trabajo y todo el equipo GM Motorsport Argentina celebró el importante logro, que superó todas las expectativas.

Robledo fue uno de los cuatro colombianos que participaron en este Rally Dakar 2022, junto a Mateo Moreno y Javier Vélez, en la categoría de autos T3, prototipos ligeros, y Giordano Pacheco, en motos, quien debió abandonar.

Javier Vélez y Mateo Moreno conquistaron la meta final del Rally Dakar 2022

Javier Vélez y Mateo Moreno conquistaron la meta final del Rally Dakar 2022

La dupla colombiana de Javier Vélez y Mateo Moreno, Can-Am Maverick #340 de FN Speed Team, logró el objetivo trazado de conquistar la meta final del Rally Dakar 2022. Los representantes del automovilismo nacional en la edición 44 del rally más duro del mundo terminaron satisfactoriamente la competencia y arribaron a la rampa de llegada en Jeddah en donde ondearon la tricolor colombiana tras una hazaña en la que sumaron un total de 84H 58′ 38», tiempo que los ubicó en la posición 29 de la categoría T3-Prototipos Ligeros, entre 46 participantes que tomaron la partida y 37 que lo terminaron, con triunfo para Francisco “Chaleco” López de Chile con 45H 50’ 51’’. Nasser Al-Attiyah ganó en la general de autos y se adjudicó su cuarto Dakar con un registro de 38H 33’ 03’’.

Después de 14 días de competencia, una corta jornada de tan solo 163 kilómetros cronometrados, lo cual no significaba que las dificultades estuvieran presentes, puso fin a las largas y desafiantes jornadas del rally en la que los participantes debieron afrontar un difícil recorrido de más de 8.000 km sobre arena, rocas, tierra, dunas, y en esta ocasión hasta barro, para lograr escalar la rampa de la meta final del emblemático rally que se disputó en Arabia Saudita, país que por esta época presenta temperaturas muy bajas con fuertes vientos fríos que le pusieron un ingrediente más de dificultad.

Este fue el auto en el que los colombianos desafiaron el rally más duro del mundo

Mateo Moreno:

«Afortunadamente logramos culminar con éxito nuestro objetivo que era llegar a la meta final del Dakar, tuvimos una etapa 11 muy complicada, corrimos con surte de no haber tenido un accidente de mayor gravedad, afortunadamente a nosotros no nos pasó nada, eso nos obligó a hacer mecánica a altas horas de la noche en mitad del desierto y pasamos tarde por la meta a puerta cerrada y nos impusieron una penalidad que nos resta en los resultados deportivos, pero bueno, probamos que hemos avanzado mucho en carreras de desierto, el día 8 estuvimos entre los 10 primeros de carrera pero por ayudar a un compañero perdimos 2 posiciones quedamos 12. Estamos alistando el viaje para retornar a Colombia, gracias a la Federación, a nuestros patrocinadores y a toda la gente que nos apoyó durante la carrera».

Este fue el auto en el que los colombianos desafiaron el rally más duro del mundo

El equipo de Vélez y Moreno que participó con licencia nacional de la Federación Colombiana de Automovilismo y la internacional expedida por el FIA Automóvil Club de Colombia, a bordo de una Can-Am Maverick marcada con el número 340 con las adecuaciones permitidas por la organización para la categoría T3, autos un poco más veloces que los SSV, tuvo una destacada participación manteniendo una constante regularidad, cuidando el carro para conseguir su principal objetivo que era terminar el rally. Así sucedió hasta antes de la penúltima etapa cuando se ubicaban en el P.16 de la general.

Pero llegó su peor día de competencia, la etapa 11, a un paso del final: “Dicen que el Dakar cobra, y hoy nos cobró a nosotros, se juntaron la suerte, el polvero y la imprudencia de los otros”, expresaba Javier Vélez al término de la undécima etapa, tras un recorrido total de 501 km y varias dunas de tercer nivel (fuertes) que desafiar, pues debieron afrontar dos colisiones, la primera muy fuerte cuando otro participante los chocó de frente y dejó su auto muy averiado, situación que con la asistencia de su equipo FN Speed lograron superar, y luego otro los chocó por uno de los costados, ambos accidentes afortunadamente sin consecuencias para los pilotos.

De esta manera y con una penalización impuesta por llegar a la meta fuera del tiempo reglamentario los colombianos llegaron al campamento en donde los mecánicos trabajaron toda la noche para recuperar el “taxi”, como lo bautizó Mateo, para tomar la partida de la etapa 12, última de la competencia, la cual superaron sin problemas arribando en el P.21 de los T3, y logrando al final el pago del trabajo realizado durante los largos días y fue subir a la rampa de meta en la ciudad de Jeddah y ondear allí nuestra tricolor en muestra de la tenacidad y calidad que caracteriza a los pilotos colombianos.

En 2021 esta misma tripulación que participó en la categoría SSV quedó fuera de competencia por daños mecánicos en la etapa 3, pero se acogieron a la modalidad del Dakar Experience y finalizaron el recorrido a manera de preparación para esta edición.

 

Share Button