miércoles agosto 10 de 2022

Petro comienza a dar forma a su gabinete con dos políticos experimentados

Jose Antonio Ocampo será el ministro de hacienda para construir una economía productiva y una economía para la vida

Bogotá, 30 jun (EFE).- El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, comienza a dar forma a su gabinete de ministros con la designación del experimentado economista José Antonio Ocampo como titular de Hacienda, nombre que se suma al del político conservador Álvaro Leyva, anunciado el sábado pasado como canciller.

Pese a haber sido elegido por la coalición de izquierdas Pacto Histórico, el mandatario electo ha nombrado como sus dos primeros ministros, en carteras importantes, a dos hombres experimentados que ya han tenido cargos en otros Gobiernos de derecha.

Petro está ratificando así que ya está en marcha el «gran acuerdo nacional» que propuso tras ganar las elecciones, con el que busca sacar adelante el país y para el cual ha convocado a todas las fuerzas políticas de Colombia.

Un Ministro experimentado

Ocampo, de 69 años y profesor de la Universidad de Columbia (EE.UU.), es un prestigioso economista con una amplia trayectoria tanto en la vida pública colombiana como en organismos internacionales y un nombre que da confianza a los mercados.

El nuevo ministro es economista de la Universidad de Notre Dame (EE.UU.) y comenzó su vida pública como jefe de la cartera de Agricultura en 1993, en la presidencia del liberal César Gaviria.

Ese cargo lo dejó al año siguiente para pasar a dirigir el Departamento Nacional de Planeación con el también liberal Ernesto Samper, de quien luego fue ministro de Hacienda.

Entre 1998 y 2003, Ocampo fue secretario ejecutivo de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y hasta mediados de 2007 fue secretario general adjunto de las Naciones Unidas para Asuntos Económicos y Sociales.

En años recientes fue codirector del Banco de la República, la autoridad monetaria de Colombia, y también candidato a la Presidencia del Banco Mundial en 2012, elección que perdió con el estadounidense Jim Yong Kim.

En un análisis publicado esta semana en el diario El Espectador antes de ser nombrado ministro, Ocampo aseguró que el mayor reto del nuevo Gobierno es «la superación de las desigualdades sociales».

«Los retos son esencialmente de largo plazo y exigen lograr mayor gasto público social y mayor eficiencia en todos los ámbitos de Gobierno, así como un aumento de los ingresos tributarios», expresó.

También aseguró que Petro debe cumplir otros objetivos, entre los que están «la priorización de los gastos» ante «las inmensas demandas y promesas de campaña» que hizo el presidente electo.

«A ello se agregan, además, los retos de corto plazo, asociados a la inflación, especialmente de alimentos, que exigen aumentar el apoyo de ingresos a los hogares pobres y vulnerables», recalcó.

Sobre él recaerá la reforma tributaria que Petro quiere aprobar en su primer año de mandato y que, a diferencia de la impulsada por su predecesor, Iván Duque, quiere ser más ambiciosa pero dirigida a los más ricos, según ha expresado en entrevistas.

Tranquilidad para los mercados

El hecho de que Petro haya nombrado a un ministro de Hacienda tan moderado y con tanta experiencia, dará tranquilidad a los mercados, según afirman diferentes organizaciones gremiales.

«Creemos que le va a dar tranquilidad a los mercados y en sus manos reposa una enorme responsabilidad de lograr un sano equilibrio de las finanzas públicas, a través del equilibrio fiscal sin asfixiar ni ahorcar al sector productivo nacional en esta nueva reforma tributaria», expresó el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes Empresarios (Fenalco), Jaime Alberto Cabal.

El presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), Bruce Mac Master, manifestó que «no hay duda de que José Antonio Ocampo es uno de los economistas con mayor experiencia» del país, por lo que cree que es «una persona que inspira confianza».

«Seguramente los mercados lo recibirán con gran complacencia y será tarea de él la de generar y construir cada vez más confianza alrededor de la economía colombiana de forma que logremos tener mayor inversión, mayor acceso a crédito y ojalá también mayores oportunidades para las empresas», aseguró.

El ministro de Hacienda saliente, José Manuel Restrepo, expresó sus «mejores deseos y reconocimiento» a su sucesor y dijo que en esa cartera «tendrá un equipo técnico comprometido con el crecimiento y la sostenibilidad fiscal y social de Colombia».

«Estamos ya en un proceso de empalme armónico, institucional y transparente», añadió en Twitter.

Expectativa por los siguientes movimientos

Tras los nombramientos de Ocampo y Leyva en dos de las carteras que más importantes para su Gobierno, que arrancará el próximo 7 de agosto, el presidente electo de Colombia aún debe nombrar a los 16 ministros restantes -en un gabinete que ha prometido paritario-, así como a los seis directores de departamentos administrativos.

Las mayores expectativas las cargan los nombres de las personas que puedan ocupar los ministerios de Defensa y del Interior, claves para el mandato de los presidentes colombianos y para poder vislumbrar cuál es el rumbo que tomará el Gobierno de Petro en los cuatro años de su Presidencia en temas clave para el país como la seguridad. EFE

Share Button