domingo septiembre 15 de 2019
Fútbol Nacional
esteban-jaramillo2

Columna de opinión para seguidores del Once Caldas. Entre obreros y borrachos.

Fue su día. Aplaudido, después de ser silbado y protestado. Jugo con rabia, con ganas, con voracidad y con permanente intención de gol, así pifiara al pegarle al balón, se atravesara con sus manos Camilo Vargas el portero de Santa Fe, o se resbalara al impactar hacia la portería. Era su noche. Corrió por toda la cancha, con aplicación táctica, hasta encontrar la red, que lo hizo, rubricando la faena, la figura del partido.