martes diciembre 1 de 2020

Santos dejó en firme destitución de Petro

19 marzo, 2014 Generales

En alocución a los colombianos, el presidente Juan Manuel Santos señaló que no acogió la petición de la CIDH frente a no destituir al alcalde Gustavo Petro, por lo que dejó en firme la inhabilidad decretada en diciembre pasado por la Procuraduría General de la Nación.

Santos anunció además el nombre del ministro de Trabajo, Rafael Pardo, como nuevo alcalde encargado de la capital de la República.

El mandatario señaló que “desde que el Procurador General de la Nación anunció la sanción de destitución del señor Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, dijimos clara y tajantemente que tanto el proceder del Presidente como el del Gobierno sería el de cumplir con la Constitución y las leyes, y defender las instituciones”, y agregó que “al mismo tiempo, solicitamos que al alcalde Petro se le respetaran sus derechos y se le permitiera usar todos los recursos legales a su disposición”.

Santos recordó que “fueron más de 300 tutelas que la Justicia tuvo que resolver, ante los jueces, en los tribunales y las altas cortes”, pero advirtió que “el Consejo de Estado ha señalado que el Alcalde Petro aún dispone de otras instancias y mecanismos de defensa judicial ante la jurisdicción colombiana”.

Santos aseguró que en este caso es “evidente que la justicia colombiana no solamente ha actuado sino que lo ha hecho de manera transparente, eficaz y oportuna”.

El presidente indicó que “El Gobierno de Colombia entiende la importancia y ha defendido el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Considera, sin embargo, que el papel de dicho sistema es complementario y alternativo, por lo cual solo debe operar en el evento de que no funcione o se dé una falla en el sistema interno”.

Explicó que la Cancillería colombiana le dará respuesta detallada y oportuna a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, al no acoger la solicitud de medidas cautelares.

Santos indicó: “He recibido comunicación oficial del Procurador General de la Nación en la que me solicita decretar la destitución del Alcalde Mayor de Bogotá Gustavo Petro Urrego, y debo proceder de conformidad con la Constitución y las leyes”.

Por último destacó que “En consecuencia, y dada la urgencia de no continuar con el estado de incertidumbre, designo al doctor Rafael Pardo Rueda, actual Ministro del Trabajo, para que se encargue de la Alcaldía Mayor de Bogotá”.

Declaración del Presidente Juan Manuel Santos sobre Alcaldía de Bogotá

Desde que el Procurador General de la Nación anunció la sanción de destitución del señor Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, dijimos clara y tajantemente que tanto el proceder del Presidente como el del Gobierno sería el de cumplir con la Constitución y las leyes, y defender las instituciones. Al mismo tiempo, solicitamos que al alcalde Petro se le respetaran sus derechos y se le permitiera usar todos los recursos legales a su disposición.

Así hemos procedido al pie de la letra y así ha sucedido. Fueron más de 300 tutelas que la Justicia tuvo que resolver, ante los jueces, en los tribunales y las altas cortes.

El Consejo de Estado ha señalado que el Alcalde Petro aún dispone de otras instancias y mecanismos de defensa judicial ante la jurisdicción colombiana.

En este caso es, entonces, evidente que la justicia colombiana no solamente ha actuado sino que lo ha hecho de manera transparente, eficaz y oportuna.

El Gobierno de Colombia entiende la importancia y ha defendido el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Considera, sin embargo, que el papel de dicho sistema es complementario y alternativo, por lo cual solo debe operar en el evento de que no funcione o se dé una falla en el sistema interno.

Por todo lo anterior, y ante la decisión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, conocida ayer hacia las 11 de la noche y a pocas horas del anuncio del Consejo de Estado, el Gobierno colombiano no acoge la solicitud de medidas cautelares.

La Cancillería colombiana le dará respuesta detallada y oportuna a la Comisión.

He recibido comunicación oficial del Procurador General de la Nación en la que me solicita decretar la destitución del Alcalde Mayor de Bogotá Gustavo Petro Urrego, y debo proceder de conformidad con la Constitución y las leyes.

En consecuencia, y dada la urgencia de no continuar con el estado de incertidumbre, designo al doctor Rafael Pardo Rueda, actual Ministro del Trabajo, para que se encargue de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Share Button