martes septiembre 24 de 2019

Congresistas de negritudes no se podrán posesionar el 20 de julio

17 julio, 2014 Política

Socorro Bustamante ha estado en varios partidos políticos y Moisés Orozco es un político del Valle.

El magistrado de la Judicatura Wilson Ruiz determinó este miércoles que los congresistas María del Socorro Bustamante y Moisés Orozco, electos por las curules de las negritudes en el Congreso, no podrán posesionarse el próximo domingo 20 de julio. Dicha suspensión no se levantará hasta que la Sala Disciplinaria de ese tribunal estudie y se pronuncie sobre el caso.

Así se pronunció Ruiz sobre una tutela promovida por voceros de comunidades afro que aseguran que esos políticos nunca han representado sus derechos e intereses y, por lo tanto, no podían ser candidatos a la circunscripción especial de negritudes.

A último momento sus candidaturas fueron avaladas por la Fundación Ébano de Colombia (Funeco), y desde el primer momento esa movida fue denunciada como una trampa contra los derechos políticos de las comunidades.

Además de que ninguno de los dos es de raza negra, su trabajo político, hasta meses antes de las elecciones de marzo, había estado lejos de esas minorías. De un momento a otro, sin embargo, aparecieron postulados y lograron entre ambos casi 50.000 votos, suficientes para quedarse con dos escaños en la Cámara.

Uno de los argumentos que evaluará la Judicatura es que la Corte Constitucional ha sostenido la jurisprudencia de que la raza no es elemento fundamental para definir la condición de representante de las comunidades negras, pero sí que se acrediten condiciones como la “conciencia de una identidad, historia, tradiciones y costumbres comunes (…), manifestaciones culturales y proyección presente”.

Esos requisitos no aparecen en el caso de Bustamante y Orozco. La primera, antes de ganar la curul, había sido derrotada en las elecciones atípicas de Cartagena, a las que llegó como candidata de Cambio Radical y, tras perder su aval por denuncias de cercanía con la ‘Gata’, terminó apoyada por Afrovides, entonces en manos del polémico representante Yahír Acuña. Ella –dice la ponencia– “militó en distintos movimientos políticos, en donde no aparece que haya enfilado sus esfuerzos hacia la garantía y protección de derechos de los afrodescendientes”.

Lo propio vale para Orozco, que intentó antes ser alcalde de Yumbo (Valle), también por Afrovides. Dirigentes de ese movimiento que terminaron de pelea con Acuña aseguraron que esos avales correspondieron a negocios electorales, mas no implicaban “reconocimiento como miembro base y, menos aún, pertenencia a la comunidad afrodescendiente”.

En la investigación se encontró, además, que el acta de la sesión de Funeco que reconoce a los dos políticos como integrantes de esa organización habría sido alterada. Por eso, la ponencia pide enviar copias a la Fiscalía para que abra un capítulo penal por un posible fraude.

Share Button