viernes noviembre 27 de 2020

Deportivo Cali cae ante Chicó en su debut en Liga Postobón

20 julio, 2014 Fútbol Nacional

En el marco de la primera fecha de la Liga Postobón, Deportivo Cali recibió a Boyacá Chicó en el estadio Palmaseca en un encuentro que finalizó con una victoria (0 – 1) de los visitantes.

Cali, con la responsabilidad que da la localía y la ilusión de conseguir su primera victoria del campeonato, inició con determinación a desplegar su fútbol ofensivo desde el primer minuto del encuentro gracias a la propuesta impuesta por los locales en el terreno de juego y en la que apostaron por explotar la velocidad de sus hombres por los costados y la potencia de sus hombres en la media distancia, para generar opciones claras de gol frente a la portería de Chicó.

A través de Carlos Lizarazo y Carlos Rivas los verdiblancos se reportaron en varias oportunidades en el área contraria aprovechando la poca intensidad defensiva mostrada por los dirigidos por Eduardo Pimentel, que encontraron en su portero, Eder Chaux, al héroe del encuentro al evitar en varias oportunidades la caída de su arco.

Pero tras 20 minutos de dominio de los locales, Boyacá Chicó logró equilibrar el manejo de las acciones y si bien no generó opciones importantes de abrir el marcador, consiguió alejar el peligro de su área manteniendo en el bolsillo su primer punto en condición de visitante.

En los minutos finales de la primera mitad y a lo largo del tiempo complementario, Deportivo Cali a través de diferentes fórmulas y con variantes en su plantilla buscó afanosamente el tanto de la victoria, pero su falta de claridad en el área contraria, la poca efectividad de sus hombres frente al arco rival y el buen desempeño del arquero del Chicó impidieron que la historia del partido cambiara y se mantuviera la paridad.

La ansiedad que vivían los locales por conseguir un gol,  fue capitalizada por los hombres de Chicó, que aprovecharon los espacios que dejaron los caleños para contragolpearlos consiguiendo en los minutos finales del encuentro una jugada que fue determinante en la historia del partido.

Tras una falta cometida por el capitán del Cali, Andrés Pérez y que generó su expulsión, vino un cobro de tiro libre de Leonel Ríos, quien aprovechó el rebote en la barrera puesta por el local para realizar un segundo remate que finalizó en el fondo del arco caleño.

Minutos después llegaría el pitazo final del encuentro y los primeros rostros de preocupación en la afición caleña que espera que este semestre se cambie la historia escrita por el equipo en la pasada temporada dónde finalizó en los últimos lugares del campeonato.

Share Button