lunes noviembre 23 de 2020

Bochornoso resulto debate entre Cepeda y Álvaro Uribe

17 septiembre, 2014 Política

 Debate Cepeda-Uribe4

El debate convocado por Iván Cepeda (del Polo) contra el senador Álvaro Uribe (del Centro Democrático), por sus presuntos vínculos con el paramilitarismo y el narcotráfico, terminó convertido en una de las sesiones más pugnaces de los últimos años en el Senado, pero en todo caso, con un gran sentido político.

Ha sido un debate lleno de vehemencia, de duras acusaciones. Incluso, de señalamientos y afirmaciones pocas veces escuchadas en el Capitolio.

Durante más de una hora el expresidente lanzó dardos contra el Gobierno, congresistas y medios de comunicación, pero tan pronto terminó abandonó el recinto sin dar oportunidad a que los afectados pudieran replicarle directamente.

Debate Cepeda-Uribe

Esto generó una reacción en cadena de varios sectores en su contra, como el caso de la senadora Claudia López del Partido Verde quien lo calificó como una «sanguijuela que huye por la alcantarilla».

La jornada comenzó con la incertidumbre si Uribe asistiría o no. Finalmente, sobre las 9 de la mañana, apareció por el recinto donde pidieron garantías para participar, no sin antes insistir en que el debate era ilegal.

Debate Cepeda-Uribe6

Tan pronto iba a comenzar su intervención el citante, senador Iván Cepeda, Uribe salió del lugar para ir a presentar nuevas pruebas contra Cepeda en la Corte Suprema. Salió del recinto sin dar oportunidad a que los afectados pudieran replicarle directamente.

El legislador del Polo inició con sus denuncias. Habló de licencias otorgadas por la Aeronáutica Civil, cuando Uribe fue director, a personas vinculadas al narcotráfico.

También se refirió a relaciones económicas que habría tenido Uribe con algunas personas que luego terminaron vinculadas a actividades delincuenciales.

Iván Cepeda

De la misma manera se refirió a los supuestos contactos del jefe del Centro Democrático con el exparamilitar Salvatore Mancuso, al apoyo financiero que recibió de Enilse López, la ‘Gata’ y de las 7 investigaciones preliminares que tiene en la Fiscalía y de 84 denuncias en la Comisión de Acusación

Los más recatados fueron los citados del Gobierno, los ministros Juan Fernando Cristo y Yesid Ramírez, quienes se limitaron a señalar que de este caso no tenían información, pues era un tema más de la Fiscalía.

Debate Cepeda-Uribe 8

Pero tan pronto como ellos terminaron, Uribe reapareció por el recinto, cargado de papeles y listo para su contraataque.

Empezó por desmentir que hubiera otorgado, desde la Aerocivil, licencias para narcotraficantes, le hizo una vehemente defensa a su familia, negó sus vínculos con Mancuso, aclaró que no fue el creador de las llamadas Convivir y que nunca pidió que le nombraran como sus jefes de seguridad a los generales Flavio Buitrago y Mauricio Santoyo (procesados por nexos con paramilitares y narcotraficantes).

También habló de los falsos testigos que le han querido montar en su contra, del espionaje electrónico y de los atentados de los que ha sido víctima.

Uribe atacó

El expresidente aprovechó su defensa para lanzar cuestionamientos a diestra y siniestra. Habló de las denuncias por cercanía con paramilitares del vicepresidente Germán Vargas Lleras. Del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, dijo que «tramitó» cheques del cartel de Cali.

También cuestionó al senador Juan Manuel Galán -de quien dijo le había pedido que lo nombrara en Londres-; al presidente venezolano, Nicolás Maduro, y por supuesto, a Cepeda.

También hizo cuestionamientos a la revista Semana, a Caracol, El Espectador y, obviamente al gobierno del presidente Santos.

Uribe terminó su intervención señalando que el promotor del debate es «un mentiroso consumado» y dijo que en los computadores del desaparecido ‘Raúl Reyes’ Cepeda aparece como un aliado clave de las Farc.

Pero también se metió con el presidente de la Comisión II, Jimmy Chamorro. «Usted fue a mi casa a decirme que quería estar en el Centro Democrático y acudió a la convención del partido», le dijo Uribe mientras los miembros de su bancada alzaban carteles con la foto de Chamorro en la convención de los uribistas.

Sin embargo, no se detuvo ahí. «Pero como a uno le llegan cosas, le entregaré a usted y a la justicia los informes de inteligencia militar sobre la relación de cheques que a usted le dieron los carteles de la droga y sobre los cuales no ha habido la debida investigación», dijo Uribe mientras Chamorro lo observaba. Enseguida tomó sus papeles y abandonó el recinto seguido por varios de sus congresistas

Chamorro sólo atinó a responderle que tendría que «tragarse» esas palabras.

Tras la rápida salida de Uribe, el primero en tomar la palabra fue el ministro Cristo quien dijo que la Comisión debía exigir respeto para la figura del presidente Santos. «Esto no se puede convertir en un circo (…) uno no puede venir aquí impunemente a no responder durante hora y pico, levantar cortinas de humo y al final dejar un manto de duda», señaló.

Para el senador Luis Fernando Velasco, hubo dos debates, uno que no se respondió, el que promovió el senador Cepeda, y otro «con profunda habilidad» en el que se lanzaron acusaciones «para desviar el centro del debate».

Para el senador Mauricio Lizcano, fue «lamentable el espectáculo» del Centro Democrático y por eso le solicitó a los uribistas que le pidan perdón al país por el «bochornoso espectáculo».

Enseguida vino la dura arremetida de la senadora Claudia López. «Qué vergüenza da ver a un expresidente huyendo a las carreras por los corredores del Congreso como sanguijuela por alcantarilla». También se refirió al expresidente como un «para político».

Esto suscitó la inmediata reacción de los uribistas que le exigieron un lenguaje adecuado a la congresista.

A esta hora el debate continúa pues por la trascendencia se decidió que se cancelaban las plenarias.

Share Button