sábado diciembre 5 de 2020

Clara Lucia Sandoval asegura que Petro quiere acabar con Transmilenio

23 septiembre, 2014 Bogotá

Clara-Lucía-Sandoval

La Concejal Clara Lucía Sandoval afirma que el alcalde quiere acabar con Transmilenio y por ello “el abandono del sistema no es una casualidad, ni tampoco producto de la suerte, el abandono del TransMilenio es una decisión política de Gustavo Petro”, y por eso su “constante promoción de los tranvías y la insistencia de fortalecer la idea de un metro que él mismo sabe que no va a alcanzar a entregar”.

Esta es la primera de las nueve malas decisiones políticas que reflejan la ineptitud de las últimas administraciones que han deteriorado la movilidad de la ciudad, especialmente en el periodo de la “Bogotá Humana” donde no ha habido ni la más mínima voluntad para mejorar el sistema y por el contrario, ha hecho pública su evidente decisión de destruir a Transmilenio a toda costa. Es así como la Cabildante expondrá las malas decisiones políticas que han puesto en declive al Sistema que hoy por hoy transporta a más de 47 mil pasajeros en la Troncal Caracas durante hora pico.

“La segunda decisión política que ha afectado a Transmilenio es el cambio continuo de los gerentes, afectando notablemente al sistema y provocando que el sentido de pertenencia se pierda y más aún, cuando se efectúan tantos cambios en tan poco tiempo. Hasta el momento han pasado seis gerentes (Carlos García, Fernando Rey Valderrama, Rafael Sarmiento Lotero, Fernando Sanclemente, Andrés Forero Linares y Sergio París), sin contar con los que estuvieron transitoriamente. Todos hacen promesas en el momento de su posesión, pero cuando se les está llegando el tiempo de cumplirlas, prefieren renunciar”, agregó la Cabildante.

Así mismo, la tercera catastrófica decisión es no haber construido la Troncal de la Carrera 7ª, con esta construcción se hubiera descongestionado la Caracas en más de 25 mil pasajeros por hora. Sin embargo, Petro desestimó los estudios y contratos que se tenían y decidió proponer un tranvía. Otra de las “ingeniosas” ideas de la “Bogotá Humana””, afirmó la Concejal.

De la misma manera, Sandoval asegura que la cuarta decisión errada de la actual administración frente a Transmilenio, fue haber prorrogado los contratos de operación de las fases I y II, sin haber abierto una licitación pública. Con esta decisión, el alcalde puso en tela de juicio la transparencia de los contratos con los que se comprometió aproximadamente 1.9 billones de pesos por los próximos años.

La quinta decisión política equivocada es la incoherencia con las disposiciones nacionales, por ejemplo el Plan de Desarrollo desfinanciado e improvisado que no se ha cumplido hasta la fecha. Cuando se presenta un Plan de Desarrollo se deben preveer las fuentes de financiamiento.”Vayamos a las cifras oficiales para corroborar estas ineficiencias, según el documento CONPES 3093 de 2000, la ciudad tendría que tener construidos 388 kilómetros, equivalente prácticamente a la totalidad de las redes troncales de Transmilenio, pero a la fecha, sólo hay construidos 112 kilómetros, lo que demuestra que ni siquiera se ha cumplido con las metas del 2005 que planteaba la construcción de 130 kilómetros de troncales. Este descalabro ha sido catastrófico, dando como resultado un atraso de aproximadamente 276 kilómetros y 12 años en infraestructura”, agregó.

La sexta mala decisión política fue rebajar las tarifas en hora valle, con esta determinación de bajar de 1700 a 1400 pesos, se impactaron los recursos del fondo de contingencia que viene con un déficit desde el año 2011. A pesar de ello, este descuento tendría que haber sido uno de los puntos de discusión de la prórroga con los operadores, pero no se discutió y quienes están pagando hoy este descuento son los mismo usuarios.

La lentitud en la implementación del SITP es la séptima mala decisión política que ha afectado al sistema de transporte, pues los usuarios dejaron de utilizar los buses tradicionales para usar el SITP, sin embargo, la desinformación en el uso del mismo y su difusión, ocasionaron que los usuarios acudieran a Transmilenio, generando saturación del servicio.

La octava decisión que cita la Concejal es el aumentar los buses de manera indiscriminada sin obedecer a un esquema ordenado de implementación. “Que el alcalde prometa a los usuarios nuevos articulados cada vez que hay un bloqueo, es mentirle a la ciudadanía con soluciones equivocadas, pues el problema de la congestión del sistema no se soluciona sólo con el aumento de la flota, sino con la mejora de la malla vial, la ampliación de las troncales, la implementación de mayor tecnología de las estaciones, la unificación de la tarjetas; entre otros factores que conformar la totalidad del sistema”.

Finalmente, la novena mala decisión política obedece a que no se han sacado de circulación los cientos y cientos de buses antiguos, en parte porque no se han dispuesto aún los buses adecuados y por ello, los usuarios siguen usando el bus tradicional sin acceder por falta de comunicación al SITP. Esto provoca que los ciudadanos utilicen únicamente el Transmilenio y nuevamente se genere el “trancón humano”.

“No es verdad que el Sistema se haya quedado corto para la ciudad y la única solución existente sea pasar de inmediato al metro, el problema real es que las últimas administraciones han sido inoperantes a la hora de implementar el Sistema y continuar con su construcción. Actualmente Petro está jugando con las ilusiones de los ciudadanos, porque muchas de las fallas de Transmilenio se pueden mejorar con soluciones técnicas, sin embargo, él no ha hecho nada significativo al respecto”, puntualizó la Cabildante.

Share Button